SANTA FE › LA RELACION QUE VIENEN TRABAJANDO BARLETTA Y MACRI YA TIENE SU TIEMPO.

Muy parecidos y muy anti K

Los contactos se remontan a mediados de 2014, mucho antes de que la convención radical de Gualeguaychú aprobara la sociedad con el PRO y llegaron hasta junio de este año, en vísperas del cierre de listas nacionales, según admitió el diputado Boscarol.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe.

El jefe del PRO Mauricio Macri y el presidente de la UCR santafesina Mario Barletta tienen un buen trato desde que se reconocieron parecidos y anti K, en sus encuentros políticos. Los contactos vienen desde lejos: se remontan a mediados de 2014, mucho antes de que la convención radical de Gualeguaychú aprobara la sociedad con el PRO y llegaron hasta junio de este año, en vísperas del cierre de listas de precandidatos nacionales para las primarias del 9 de agosto, según admitió uno de los participantes del diálogo y diputado de la UCR, Darío Boscarol. Las conversaciones distinguen dos etapas: las elecciones provinciales, en la que abundaron corrillos sobre una fórmula compartida y la campaña nacional, en la que operadores de Barletta proponían que los candidatos del radicalismo (a senador y diputados) se integraran a las listas de la alianza Cambiemos y no al Frente Progresista, como ocurrió. "Hoy no tendríamos el problema de la sábana corta", dijo Boscarol a Rosario/12. Las negociaciones quedaron pendientes, pero eso no significa que se puedan reflotar en 2017 o 2019.

La primera reunión de Barletta con Macri fue a mediados de 2014, en el despacho de su ministro de Gobierno, Emilio Monzó, uno de los operadores del PRO que militó en la Ucedé con Amado Boudou y Sergio Massa. En el viaje desde Santa Fe, los radicales especulaban sobre tres hipótesis: que Barletta integrara una fórmula con Miguel Torres del Sel, que lo acompañara como candidato a vicegobernador o que Macri complete su binomio presidencial con un candidato de la UCR. Nada de eso ocurrió. Pero sí el jefe del PRO dejó una insinuación que aún resuena en el entorno de Barletta: "Si hay un acuerdo, ustedes son el PRO en Santa Fe", les dijo. El resto es conocido. Barletta perdió su segunda interna en el Frente Progresista, Del Sel sumó su tercera derrota. Y el socialista Miguel Lifschiz es el gobernador electo.

El diálogo siguió después para que los candidatos radicales integraran las listas de Cambiemos y no del Frente Progresista. "Este año hubo reuniones a nivel nacional con Macri y Monzó para discutir esa posibilidad, que creíamos que era la más conveniente para la UCR", dijo Boscarol. "Debía entenderse que en la provincia el radicalismo estaba en el Frente Progresista, pero que en el plano nacional tenía un acuerdo con el PRO. Hubo varias charlas, que finalmente no llegaron a buen término en función de que no se entendió que se debía trasladar a Santa Fe el acuerdo nacional y se concluyó en este tema de lista corta, con un candidato a presidente (Macri) en una boleta y los candidatos a legisladores en otra, que a mi criterio no es la mejor estrategia, pero es la que eligió la UCR en la provincia", se lamentó. Boscarol es uno de los cinco convencionales santafesinos que votaron a favor del acuerdo con Macri en Gualeguaychú, junto con Aníbal Reinaldo, Rubén Bilicich, Roberto Sanmartino y el presidente comunal de Pueblo Muñoz, Alberto Gunegondi. Cinco sobre 17.

-¿Es cierto que en la primera reunión con Barletta, Macri les dijo que si llegaban a un acuerdo ustedes eran el PRO en Santa Fe?

-Hubo una insinuación de ese tipo, pero nosotros nunca dudamos de que nuestro espacio en la provincia era el Frente Progresista. Sí promovíamos, yo entre ellos, que había que hacer un acuerdo nacional sin interferir en la estrategia provincial.

-¿Cuándo fue la última reunión?

-Hace unos meses, antes de la presentación de las listas de candidatos nacionales.

-¿Era un juego a dos puntas? ¿Con el socialismo en la provincia y con el PRO en el plano nacional?

-No, era cuando el radicalismo debatía la estrategia a llevar adelante. Luego, la convención provincial resolvió que en Santa Fe había que ir en el Frente Progresista, con boleta corta (sin candidato presidencial) y apoyar la estrategia nacional. Por eso, Ernesto Sanz vino a la provincia a hacer campaña con Barletta, Hugo Marcucci y el intendente José Corral. -¿Están arrepentidos de no haber cerrado el acuerdo con Macri? ¿Si Barletta integraba una fórmula con Torres del Sel, hubiera sido gobernador o vice?

-No, en términos provinciales no estamos arrepentidos de nada, por lo menos yo. Creo que (mantener el Frente Progresista) ha sido una estrategia correcta. Sí creo que hubiera sido más fructífero para la UCR integrar la lista de diputados y senadores en el mismo esquema nacional, en Cambiemos. La convención provincial no lo entendió así. Y hoy, estamos ante la dificultad de repartir una boleta corta, junto a la de Macri presidente.

-¿Hubieran tenido más chances?

-Si, podríamos haber tenido la candidata a senadora o el senador y los diputados nacionales que se conversaron en ese momento.

-Hoy el candidato a senador de Cambiemos es Carlos Reutemann. ¿Era un obstáculo la integración de Reutemann?

-Si, ha sido un obstáculo. Reutemann se integró al PRO después de las conversaciones del radicalismo con Macri. De todos modos, hacía más difícil la posibilidad de un acuerdo con el PRO con Reutemann a la cabeza, pero bueno, era uno de los puntos que había que discutir -cerró Boscarol.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri con Barletta, Binner y Cobos en una reunión que ya tiene unos años.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared