SANTA FE › ENVíA PROYECTO A LA LEGISLATURA PARA ENDEUDARSE EN 2.000 MILLONES

El gobernador pide autorización

El objetivo es saldar gastos corrientes y garantizar que los
los sueldos del sector público en diciembre. "Nos gustaría hacer una transición sin sobresaltos", dijo el ministro de Economía.

Desde Santa Fe

La transición entre Antonio Bonfatti y Miguel Lifschitz dejó a la vista ayer otro escarceo político. El gobernador pedirá hoy a la Legislatura autorización para endeudar a la provincia en 2.000 millones de pesos --que se sumarán a los 400 millones ya aprobados-- para tapar un "bache financiero", saldar gastos corrientes y garantizar que Lifschitz pueda pagar los sueldos del sector público en diciembre. "Nos gustaría hacer una transición sin quiebres ni sobresaltos. De allí deriva este pedido que vamos a hacer", dijo el ministro de Economía, Angel Sciara. Y después, cuando le preguntaron qué pasaría si la Legislatura no sancionara la ley, ofreció dos respuestas distintas. Primero admitió que se "corría el riesgo" de no pagar los sueldos estatales "incluso el de los legisladores", pero luego bajó el tono: "Los sueldos es lo primero que queremos garantizar. Por eso tenemos que pagarlos en tiempo y forma".

Sciara anunció que el proyecto de ley ingresará hoy por el Senado, donde gobierna una mayoría de senadores del PJ afines a la Casa Gris. "En términos relativos (el pedido de endeudamiento) es insignificante porque en un presupuesto como el de la provincia de 80 mil millones de pesos tener una brecha financiera de 2.000 millones no es preocupante", dijo el ministro. "Pero nos gustaría resolver este asunto y hacer una transición sin quiebres ni sobresaltos para que el próximo gobernador Lifschitz no tenga problemas ni obstáculos. De allí deriva este pedido que vamos a hacer a la Legislatura", explicó.

Le plantearon entonces qué pasaría si la ley no es sancionada por las Cámaras. "Si el proyecto no se aprueba, ¿corren riesgo los gastos corrientes como el pago de sueldos?", preguntó una colega de El Litoral.

--Totalmente, claro que sí. Incluso el (sueldo) de los legisladores -﷓contestó Sciara.

Sin embargo, unos minutos después y ante la misma pregunta, eligió otra respuesta. "Los sueldos es lo primero que queremos garantizar. Es lo que nos interesa, es lo que mantiene el funcionamiento del Estado y hace al quehacer del Estado que todos los trabajadores cumplan con sus funciones. Por eso tenemos que pagar los salarios en tiempo y forma", explicó.

Según Sciara, el endeudamiento de corto plazo "no comprometerá a la próxima gestión" de Lifschitz, al contrario, le facilitará el camino. "Esto no va a afectar al próximo gobierno. Precisamente, lo que tratamos de hacer es dejar las cuentas en orden para la administración siguiente, que es una continuidad de nuestra gestión, a fin de que tenga una trayectoria sin obstáculos", explicó.

Consultado sobre la causa del "desequilibrio financiero", el ministro dijo que eran varias. Lo atribuyó a un "incremento interesante" (sic) de la obra pública en 1.700 millones de pesos, el costo de las elecciones que estimó "entre 350 y 400 millones" y el déficit de la Caja de Jubilaciones de la provincia.

--Si la Legislatura dice que no, ¿hay plan B?

--Estamos en eso. Ojalá que la Legislatura no diga que no -respondió Sciara.

--Al mes de mayo, la provincia tenía un déficit de 930 millones de pesos. ¿Cómo cerrará el año?

--Es difícil saberlo, el déficit tiene mucho que ver con lo cíclico más que con lo estructural. Seguramente hoy estamos por encima de esos 930 millones de mayo y eso está muy influido por las circunstancias de pago que ocurren a lo largo del año. Cuando pagamos aguinaldo, obviamente el déficit aumenta--, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Bonfatti no quiere que Lifschitz tenga problemas.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.