CULTURA / ESPECTáCULOS › TERCER ANIVERSARIO DEL ESPACIO CULTURAL UNIVERSTITARIO

Todo comenzó con un piano

El ECU cumple años y los celebra con una agenda gratuita de calidad. Experiencia cultural para un ámbito que ya es un lugar de referencia en la ciudad. Los desafíos logrados y lo que sigue, desde la mirada de su directora, Marta Varela.

 Por Leandro Arteaga

El Espacio Cultural Universitario (San Martín 750) cumple tres años de actividad, y entre sus méritos destaca un desafío consumado: lograr que sus paredes de memoria bancaria, de edificio gigante hasta hace poco invisible al ojo ciudadano, se hayan convertido en un ámbito de referencia para el arte y la cultura.

"Cuando comenzamos la tarea nos preguntábamos: ¿quién iba a querer entrar acá? Este era un lugar que estuvo cerrado durante muchos años, la gente al pasar por la calle ya no lo reconocía", recuerda su directora, Marta Inés Varela. "Cuando el rector (Darío Maiorana) decidió que el lugar era éste, se planteó un desafío interesante, también cuando elegimos el nombre. ¿Quién iba a decir 'ECU' en esta ciudad? Y resulta que ahora ya lo dice todo el mundo", agrega.

Música, muestras, plástica, escultura, historieta, literatura, seminarios y soldaditos, conforman un catálogo que ya es experiencia ganada. Pero todo comenzó con un piano, porque "el tema era cómo lograr que la gente entre, y fue a través de las actividades. Una de las cosas primeras que le planteé al Rector fue la de comprar un piano, algo que parece sencillo pero no es así, porque para esto hay que ir al Consejo Superior, hay que fundamentar por qué queríamos que fuera un buen piano, finalmente se logró la compra y con él comenzamos a realizar conciertos que se llenaron de gente".

El piano en cuestión es un Yamaha C7, al que se le ha agregado un clavicémbalo Kennedy, cuyo sonido "bajito" hizo temer a la directora de la institución al momento de su presentación en público. Pero nada es lo que parece, porque el lugar se colmó y el silencio reinó para escuchar y asombrarse: "La gente empezó a venir a otro tipo de expresiones y eso me parece fundamental, porque lo que se hace termina por alcanzar a gente que no tiene que ver solamente con los grupos específicos, y ese es un aporte cultural importante para la ciudad."

Hay visitas a escuelas y escuelas que visitan el ECU. Hay una agenda apretada de actividades, hay nombres de relieve, y hay presencia de muchos jóvenes: Varela quiere que sean ellos los protagonistas. "Que los jóvenes hagan propio al lugar, eso es lo que más me interesa. Lo más importante es haber encontrado un espacio como éste para la Universidad, donde pueda mostrarse nuestra producción, para hacer cierta esa idea de que mientras se es estudiante se puede mostrar lo que uno hace".

En este sentido, la tarea de Marta Varela se redimensiona a partir de su nombramiento como vicedecana de la Facultad de Humanidades y Artes (UNR). "Para mí, Humanidades es un faro cultural, pero cuesta llevar a los jóvenes a las muestras, a los conciertos, así que estamos planteando actividades que los atraigan, vamos a hacer una convocatoria. Recientemente tuvimos el 404 (Festival Internacional de Arte y Tecnología) y participó mucha gente de Bellas Artes, estuvo lleno de jóvenes, eso me encanta. Otro tema es la conexión con la zona de influencia de la Universidad, con los pueblos y las comunas, eso es algo que nos interesa mucho. Me parece que hay que hacer más vivo el lugar, no tiene que ser un museo, no porque esté en contra de ellos sino porque se trata de un centro cultural, y quiero que haya movimiento".

A partir de hoy, el ECU inicia sus celebraciones con propuestas variadas y de calidad, todas con entrada libre y gratuita. Hoy a las 19.30, se presentará Calenda Maia, Música y Teatro Medieval: músicos, actores, profesores de historia medieval y cantantes componen esta agrupación chilena. Mañana a las 18, Fernanda Morello (piano) y Guillo Espel (guitarra) presentan Once Mujeres: obras musicales con nombres e historias femeninos. El sábado a las 19.30 los Violonchelos Argentinos se harán presentes con sus ocho prestigiosos músicos bajo la dirección del maestro Carlos Nozzi (primer cello solista de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, Teatro Colón). El jueves 24, el pianista rosarino Eduardo Delgado ofrecerá un repertorio clásico y el sábado 26 tendrá lugar un concierto del ciclo de música de cámara con Víctor Cortés (piano) y Elías Gurevich (violín).

Compartir: 

Twitter
 

El rosarino Eduardo Delgado, que actuará el próximo jueves 24, con el piano Yamaha C7.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.