SANTA FE › SCIOLI Y MACRI SE DISPUTARAN EL VOTO DEL FRENTE RENOVADOR TAMBIEN EN ESTA PROVINCIA.

La caza del voto de Massa en Santa Fe

Massa hizo aquí de las mejores elecciones comparando con otros distritos. En el último comicio Macri le sacó sólo tres puntos de diferencia que Scioli buscará revertir en la provincia. Es la quinta votación del año para el distrito.

 Por Pablo Feldman

Hoy se completa el cronograma electoral en Santa Fe, que por primera vez en su historia ha convocado a cinco elecciones diferentes, con la particularidad de que no hubo triunfos consecutivos de las fuerzas en disputa. Este dato, más allá de la estadística, permite avanzar sobre la volatilidad del voto y reafirmar aquel concepto -generalmente empleado por aquellos a los que no le ha ido bien en un comicio- que se trata de elecciones diferentes. Tanto a nivel provincial, como nacional, ya sean primarias o generales, y naturalmente el excepcional ballotage que por primera vez se dará en la Argentina. Repasando los cuatro comicios en lo que va del año, en las PASO provinciales ganó el PRO, que luego perdió la gobernación y las principales intendencias a manos del Frente Progresista. En las PASO nacionales el Frente para la Victoria se impuso al PRO, y en la primera vuelta -para la candidatura presidencial- fue victoria del PRO. Si se sigue el patrón se puede presumir el resultado, pero sería un error, sobre todo porque más allá de encuestas, clima o preferencias, se trata de un escenario inédito y por esa misma razón más complejo. No obstante hay algunos antecedentes de la conducta electoral de los santafesinos -que no se reduce a este año pentaleccionario- sino a comicios pasados que permiten sacar algunas conclusiones.

En 2011, cuando Cristina Fernández de Kirchner fue reelecta con el 54,11 por ciento de los votos cosechó en Santa Fe el 41,96 por ciento superando por casi 3 puntos a Hermes Binner. En ese comicio la presidenta ganó en todos los distritos, a excepción de San Luis, donde el local Rodríguez Saá la superó por 20 puntos. Pero fue precisamente en Santa Fe donde obtuvo la diferencia más ajustada a su favor.

En 2015, fue la candidatura de Mauricio Macri la que se impuso por 3 puntos a la de Daniel Scioli, sólo que en esta oportunidad el porcentaje fue menor, 35,3% a 32% y Sergio Massa casi obtuvo el 25%.

Una cuenta sencilla permite establecer que al FPV se le fugó casi 10% del electorado, y la incógnita es si podrá recuperarlos. Del 25% del voto de Massa, más los casi 10 puntos de Margarita, Nicolás del Caño, y Rodríguez Saá, la cifra de "indefinidos" es un tercio del electorado, y las cuentas del FPV "cierran" si en la provincia capturan uno de cada tres. Esta ecuación dejaría satisfechos a los dirigentes del PJ santafesino que no se imaginan más que eso.

El otro punto que vale la pena consignar es la distribución geográfica del voto. En ese sentido, la histórica división norte-sur, o la que más le gustaba a un ex-gobernador de interior profundo-centros urbanos, sin llegar a desaparecer por completo, dio lugar a otra más ajustada, y es el corte transversal de la provincia, con un electorado definido en la zona agropecuaria vecina a Córdoba, donde ganó cómodo José De la Sota y una sobre la costa del Paraná y otros ríos, al este de la provincia. Tanto es así que el referente del sciolismo en la provincia, que ganó su nominación a senador nacional superando a dos ex-gobernadores como Carlos Reutemann y Hermes Binner, no pudo hacer demasiado para revertir esa tendencia. Un ejemplo es Rafaela, la ciudad de Omar Perotti -de él se hablaba- donde Cambiemos arrasó al FPV.

En los centros urbanos, principalmente Rosario, Santa Fe y Villa Gobernador Gálvez; la elección fue más pareja. Y es una incógnita aún mayor cuál será el comportamiento de los votantes del Frente Progresista que difícilmente opten por la tibieza que sus dirigentes manifestaron en público, al proclamar su decisión de votar en blanco. Se hace muy difícil pensar que el gobernador saliente Antonio Bonfatti o el intendente de la UCR de Santa Fe, José Corral, voten idénticamente, y menos que lo hagan en blanco. Quedó demostrado con la "la tijerita" que lo más importante es la elección del presidente, y eso podrá ratificarse en la jornada de hoy a la hora de sumar los votos en blanco.

Todos los votos de Santa Fe representan el 8,7 % del padrón nacional, es junto a Córdoba -por decimales- el tercer o cuarto distrito electoral en importancia. En ninguna de las elecciones anteriores hubo ventajas aplastantes para uno u otro sector, mucho menos en las provinciales, por esa razón, salvo otro hecho novedoso, se puede decir que el resultado de la provincia no será determinante en el contexto nacional. Esto tal vez explique la escasa presencia y movilización de referentes y candidatos en el mes que transcurrió desde la primera vuelta. Sólo sobre el cierre de campaña se advirtió un grado mayor de movilización, especialmente en la zonas más alejadas del centro, en Rosario especialmente.

Hasta podría decirse, a manera de conclusión, que la suerte de quien resulte electo el próximo Presidente de la Nación, no se juega en Santa Fe.

Compartir: 

Twitter
 

Scioli y Macri en distintos momentos de la campaña cuando pasaron por Rosario.
Imagen: 1) Sebastián Granata.
2) Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.