SANTA FE

La oposición en Santa Fe quiere poner bajo la lupa a Balbarrey

Propusieron crear en el Concejo Municipal una comisión que investigue la responsabilidad del intendente y sus funcionarios, en las inundaciones que afectaron a unas 50 mil personas.

Los ocho concejales de la oposición -seis del Frente Progresista y dos del peronismo disidente- propusieron crear una comisión investigadora que pondrá bajo la lupa la responsabilidad del intendente Martín Balbarrey y de sus funcionarios en las inundaciones del 29 de marzo que afectaron a más de 50.000 personas y le costaron la vida a un hombre de 50 años. El proyecto fue presentado anoche en el recinto del Concejo Municipal con un pedido de tratamiento sobre tablas que fue rechazado por los cinco concejales del Partido Justicialista. De cualquier manera, el bloque opositor ya se aseguró la mayoría necesaria para aprobar la propuesta en una semana, el jueves próximo, y poner en marcha un mecanismo que puede terminar con la gestión Balbarrey. Esta semana, los amigos políticos del intendente denunciaron un supuesto "complot contra la estabilidad institucional en la ciudad de Santa Fe".

La iniciativa para investigar la responsabilidad de Balbarrey y de su gabinete en la crisis fue impulsada por los seis concejales del Frente Progresista (los radicales Jorge Henn, Leonardo Simoniello, Carlos Pereira y Julio Schneider, la socialista Marta Fassino y Noelia de Chiementín, del ARI). Pero después se sumaron los peronistas disidentes Rafael López y Marcelo Ferreira (Santa Fe es el Centro) que responden al ex diputado y candidato a intendente Oscar "Cachi" Martínez, quien en las elecciones del 2 de setiembre se presentará con un partido propio y por fuera del PJ. El pase de López y Ferreira a la oposición ya dejó a los cinco concejales de Balbarrey en minoría.

La comisión investigadora se impondrá un plazo de 30 días hábiles para elaborar un informe final sobre la emergencia ﷓que si es acusatorio﷓ podría servir de fundamento para promover la destitución del intendente. Una de las cuestiones a investigar será el funcionamiento del sistema de bombeo en el cordón oeste de la ciudad que quedó bajo agua el 29 de marzo. Esta semana, el diario electrónico Notife.com reveló que la Estación de Bombeo Nº 2 que sirve a los barrios Santa Rosa de Lima y San Lorenzo ﷓dos de los más afectados﷓ estaba fuera de servicio desde el 14 de marzo.

En los fundamentos del proyecto, los concejales opositores dijeron que "esta vez no fue la falta de conclusión de una defensa que permitió el ingreso de la aguas del río Salado, sino la ineptitud política de un gobierno municipal, que se mostró en las horas críticas, como hace cuatro años, sin capacidad de reacción y sin poder montar un efectivo operativo que ayude a paliar los efectos inmediatos" de la emergencia.

El martes, los amigos de Balbarrey se apuraron en denunciar un presunto "complot contra la estabilidad institucional de la ciudad". La defensa quedó a cargo del Movimiento Evita en una solicitada que firmaron, entre otros, el candidato a diputado por el Frente para la Victoria, Gerardo Rico, el senador Armando Traferri, la intendenta de San Lorenzo, Mónica de la Quintana; el cuñado de Balbarrey y secretario de Gobierno de la Municipalidad de Santa Fe, Pablo Abraham y el candidato a concejal de Rosario, Eduardo Toniolli, aunque después este desmintió haber firmado el documento.

El impacto de las inundaciones "ha disparado lo mejor y lo peor de nuestra sociedad. Por un lado, expresiones de una franca solidaridad de nuestra gente y, por el otro, las más miserables e inescrupulosas demostraciones de la bajeza a las que puede llegar el ser humano, cuando su único objetivo es la obtención del poder político".

"Sin reparar en las consecuencias de las lluvias más descomunales de los últimos cien años -y de la emergencia social y humana que, a raíz de ellas, vivió Santa Fe- minísculos grupos cobardes, amparados en la clandestinidad, han sumado desgracia a la desgracia. Algunas patotas de violentos, disfrazados de piquetes de damnificados, han intentado sitiar la ciudad en plena crisis, impidiendo la llegada de la ayuda alimentaria y sanitaria a los necesitados, entorpeciendo el funcionamiento de los servicios públicos, tanto de limpieza, como de transporte y energía".

"Y a esto debemos sumarle el ataque vandálico al edificio municipal perpetrado el miércoles 5 de abril" y el escrache a la casa de Balbarrey, el miércoles último, convocado por expresiones sociales y estudiantiles de izquierda al que se sumó la Casa de Derechos Humanos que integran Madres de Plaza de Mayo, Familiares de Desaparecidos y el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos.

"Comprendemos las expresiones de dolor, bronca y protesta de las asociaciones civiles y de los ciudadanos ante la situación que han tenido que vivir en esta nueva emergencia. Ese dolor y esa crisis son, precisamente, los que nos permiten comprometer todo nuestro trabajo aprendiendo de los errores y redoblando los compromisos para, una vez más hacer de la desgracia una nueva oportunidad para todo el pueblo santafesino", concluyó la solicitada.

Compartir: 

Twitter
 

"En las horas críticas, el gobierno municipal se mostró sin capacidad de reacción". El entorno político de Balbarrey denunció "complot contra la estabilidad institucional".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.