SANTA FE › KIRCHNER EN LA GM, CON MAS ECONOMIA QUE POLITICA

Inversiones y el superávit

El presidente cumplió con su tercera visita a Santa Fe en una
semana. Esta vez participó del anuncio de la General Motors
que invertirá 200 millones de dólares en la planta de Alvear.

 Por Guillermo Zysman

No estuvo Cristina. No hubo palabras explícitas de apoyo al candidato a gobernador del Frente para la Victoria santafesino, apenas el gesto de subirlo a Rafael Bielsa al palco oficial. No fue incluso un acto de campaña, hasta pudo haberse realizado en cualquier otro momento político del país. El presidente Néstor Kirchner se encargó ayer de darle a su presencia en la planta de la General Motors en Alvear un perfil netamente productivista: Aprovechó el anuncio de la millonaria inversión de la automotriz -200 millones de dólares para la fabricación de un nuevo modelo que estarán a la venta en el 2010, generando alrededor de 350 puestos de trabajo- para adelantar los índices macroeconómicos positivos que horas más tarde confirmaría el Indec, pese a las dificultades energéticas. El jefe de Estado agradeció la inversión anunciada y tras garantizar previsibilidad, superávit fiscal y seguridad jurídica instó a formalizar nuevos desembolsos. En ese marco, el primer mandatario posicionó a la provincia de Santa Fe como un ejemplo emblemático de "la Argentina que renace". Tanto que dijo haberse emocionado hasta las lágrimas durante la recorrida por la planta "al ver los rostros llenos de esperanza de los jóvenes trabajadores". La tercera presencia K en menos de una semana en territorio santafesino no dejó anuncios de obras públicas para la región, sólo una elíptica mención de los trabajos en marcha.

Kirchner llegó poco antes de mediodía a la planta ubicada en las afueras de Rosario. Tras una recorrida por sus instalaciones, ingresó a la carpa central acompañado por el flamante ministro de Economía, Miguel Peirano, el de Planificación, Julio De Vido y el de Interior, Aníbal Fernández. El gobernador Jorge Obeid y la cúpula de GM -el máximo referente de la firma, Rick Wagoner, el responsable de la filial Argentina, Felipe Rovera y la gerenta para América Latina, Mauren Kempston- subieron junto a el Presidente al improvisado palco. El único que no tenía responsabilidades institucionales y no obstante ello se sentó al lado de las figuras protocolares fue Bielsa. Una señal política en una jornada con escasos gestos presidenciales.

Rovera fue el primero en hablar. Destacó la fortaleza de la economía argentina, el nivel de producción de la planta santafesina y el incremento en las ventas, "en este país que está teniendo una recuperación asombrosa".

Obeid diferenció el momento económico actual de "recientes etapas que por errores en las políticas económicas generaban suspensiones de personal y el cierre de fábricas". De inmediato elogió la gestión del gobierno nacional. "Por eso vienen las inversiones", dijo.

Kirchner recordó que un año atrás, a través de una comunicación con Bielsa y Obeid se enteró que la GM aún no concretaba las inversiones proyectadas y se abría la posibilidad de suspensiones de personal. "Se imaginan la alegría que tengo de compartir con las autoridades de General Motors esta inversión de 500 millones de pesos, que son cerca de 350 puestos de trabajo, algo así como 1.250 puestos indirectos de trabajo, para construir un nuevo vehículo. Es un día de alegría porque se sigue industrializando la Argentina, sigue creciendo el país y esto demuestra que la Argentina está dispuesta a cambiar y a marcar un punto de inflexión en esa etapa de avances y retrocesos que tanto daño le hizo al país interna y externamente", planteó.

En ese marco, el Presidente enumeró los datos que horas más tarde el Indec ratificaría: crecimiento industrial del mes de mayo e incremento de la actividad económica en general acumulado en lo que va del año.

En tren de ejemplificar la dimensión del crecimiento productivo, el jefe de la Casa Rosada apeló a la complicidad de los anfitriones. "Vaya si lo saben los rosarinos y los santafesinos. Aquí estamos haciendo fuertes apuestas como el Plan Circunvalar que en poco tiempo vamos a licitar, la autovía Rosario﷓Córdoba, la renegociación del contrato de la hidrovía (sic)". Kirchner volvió a aludir a la región al recordar lo vivido el martes en Las Parejas. "Felizmente los empresarios, los trabajadores y los sectores agroindustriales vuelven a recuperar la confianza como en Las Parejas que en el 2002 cuando la visitamos en la campaña electoral era el reino de la desocupación. Y lo que encontré el otro día me reencuentra con la vida: ocupación total, innovación tecnológica. Nos sentimos bien porque esa es la Argentina que renace", señaló.

Compartir: 

Twitter
 

Obeid y Kirchner escuchan la traducción simultánea del discurso del titular de la GM. A su turno, el presidente posicionó a Santa Fe como un ejemplo emblemático de "la Argentina que renace".
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.