DEPORTES › LA AUDITORIA CONTABLE DE ÑULS YA ESTA TERMINADA Y DICE CUANTO DEBE EL CLUB DEL PARQUE.

El tamaño del occiso que dejó López

Nadie da la cifra exacta y el resultado de este análisis encargado a distintos estudios contables es un secreto bien guardado. Pero Rosario/12 recorrió el camino de los acreedores y en esta nota devela a cuánto ascendería el "rojo".

 Por Alejo Diz

Mirar hacia atrás para saber dónde se está parado. De eso se trata el trabajo que delegó la dirigencia de Ñuls a cinco estudios contables de la ciudad, quienes asumieron la responsabilidad de realizar la auditoría del club, cuyos resultados por estos días es el secreto mejor guardado de la directiva leprosa. Con el documento que entreguen los eruditos de los números, la conducción que preside Guillermo Lorente embestirá judicialmente contra la ex directiva que lideró Eduardo López, la cual deberá explicar sus particulares usos y costumbres ejercidos al mando de la entidad, que ralearon la salud institucional del club, al punto de llevar sus cuentas a un rojo que supera holgadamente los 60 millones de pesos.

Ningún dirigente de Ñuls quiso dar precisiones a Rosario/12 sobre los números que arrojó la auditoría contable, la cual concluyó días atrás y en el curso de la semana será presentada en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas para obtener su homologación. Ante el silencio de las autoridades leprosas, este diario hizo el camino inverso: Consultó a los principales acreedores del club, lo que permite echar un esbozo de las conclusiones a las que arribaron los estudios contables que estuvieron a cargo de la reconstrucción financiera de lo que pasó en Ñuls en los últimos 14 años.

Ante la ausencia de documentación, los contadores debieron realizar un trabajo en equipo para desenmascarar la irregular conducta económica de la entidad durante la gestión de López. El contador Daniel Ponce se puso al frente de la coordinación del trabajo de campo, delegando en los contadores Ernesto Mattos, Mariana Caffesse, Jorge Freytes y Gerrardo Pire el análisis del último balance presentado por López, cerrado el 30 de junio de 2008, y la reconstrucción del período comprendido entre el 1º de julio al 14 de diciembre del pasado año. Entre sus hallazgos, se destacan faltantes de caja por cifras importantes, registraciones omitidas o falseadas, transferencias de jugadores y contratos por publicidad que no coinciden con la realidad, deudas no registradas y, como no podía faltar, cientos de cheques rechazados.

Los contadores José María Vitta y Claudio Pontiliano volcaron los recursos de sus respectivos estudios a dilucidar la deuda fiscal, impositiva y previsional, labor en la cual se encontraron con un pedido de remate de Bella Vista por parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), la cual exige el pago, por diferentes incumplimientos impositivos, de 12 millones de pesos. Pero con el organismo recaudador se negocia una moratoria con beneficios que contempla una reducción de capital total reclamado que llevaría a Ñuls a desembolsar una suma que no superaría los cinco millones de pesos, de acuerdo a lo admitido por un funcionario de la Afip. Aunque como efecto colateral del acuerdo, López eludirá su comprometida situación con la Justicia Federal, al cerrarse las causas donde se encuentra procesado por evasión de impuestos.

Pero el mayor acreedor de Ñuls es la AFA, como diera a conocer este diario en su edición del 9 de febrero. En aquel artículo se dio a conocer un pasivo de 21 millones de pesos por parte del club en la casa rectora del fútbol argentino. Ocurre que ahora el rojo llega a los 24 millones, debido a la singular trato financiero que le dispensaba la AFA a López. Hasta mediados de 2008, la deuda del club era de 10 millones de pesos, pasivo sensiblemente inferior a los 17 con que se encontró Horacio Usandizaga en Central. Sucedió que la AFA le cambiaba valores a López, operación que consistía en llevar a Buenos Aires cheques de Ñuls, procedente de la cuenta en el Banco Industrial, que eran cambiados por valores emitidos por la propia AFA, que tenían fecha de cobro anteriores a los presentados por el club. Tras perder las elecciones, Grondona recordó que tenía diversos cheques de Ñuls a fecha, todos los cuales al querer ser cobrados carecían de fondo. Así, tras uno y otro cheque rechazado, Ñuls llegó a 24 millones de deuda, situación que se encuentra en el departamento legales, que está a cargo de Hugo Pazos, el mismo que defendiera a Central en su caótico período de intervención.

Es en el despacho de Pazos donde descansa además el expediente de Boca contra Ñuls. Los xeneizes tienen embargos los derechos de televisación de los leprosos por 3.200.000 dólares, dinero que López olvidó saldar por las transferencias de Fernando Belluschi y Diego Garay. A nombre de un particular, de apellido Filkenintein, se le reclama a Ñuls 200 mil dólares, por el contrato jamás saldado al ex entrenador Juvenal Olmos. Con todo esto, Ñuls tiene en AFA una deuda que salta la barrera de los 36 millones de pesos, la cual tardaría más de cinco años en abonarse, atento a los siete millones de pesos anuales que recibe la entidad por derechos de televisación, aunque en agosto se rediscutirá en AFA el canon que paga la empresa que emite los encuentros. Y por ello los dólares y euros que ingresan a nombre de los leprosos desde exterior por derechos de formación, quedan retenidos en la caja de la AFA a cuenta de pago.

La Municipalidad también hace cola para cobrarle a Ñuls, por deudas contraía por López con el banco, que bordea los dos millones de pesos, más un millón de pesos acumulados por años de impago de diferentes gravámenes. Aunque lo más preocupante radica en el juicio ejecutivo que debió iniciar el municipio por no tener fondos un cheque emitido por la institución para pagar deudas verificadas en el concurso preventivo. A la Municipalidad, claro está, habrá que darle los billetes que les pertenece, pero la predisposición para alentar un acuerdo con las nuevas autoridades anuncia un final feliz en la relación con el club.

En Futbolistas Argentino Agremiados, por su parte, las autoridades del gremio también tienen al club del parque Independencia en el ojo de los reclamos. Es que allí se registra una deuda que tiene Ñuls con ex futbolistas de la entidad que llega a la exorbitante suma de ocho millones de pesos, nómina que abre con Julio César Saldaña, pasa por Rubén Capria y Walter Silvani, y llega a Ariel Zapata y Claudio Husain, por citar sólo a algunos de los demandantes. El último en sumarse a la fila de acreedores fue Mario Jardel (ver edición del 11 de marzo), quien intimó al club por 1.650.000 pesos por medio de FIFA. Vía epistolar, el club contestó, siendo el propio Julio Grondona el que llevó la misiva a la sede de la FIFA en Zurich.

Los contadores Manuel Prono y Daniel Ponce tuvieron como tarea echar luz sobre la situación judicial del club en su convocatoria de acreedores, labor en la que se encontraron con una grata sorpresa: López pagó las cuotas del concurso correspondientes a las del año 2005, 2006 y 2007. La que venció en octubre de 2008 no se cubrió. De eso también se deberán hacer cargo las nuevas autoridades. Pero al concluir la auditoría, esta semana se elevará la correspondiente denuncia penal contra López, quien así deberá explicar ante la Justicia sus actos, pero por sobre decir dónde está la plata de Ñuls.

Compartir: 

Twitter
 

Las deudas acumuladas por el club en los últimos 14 años, superarían holgadamente los 60 millones de pesos.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.