DEPORTES › LA JUSTICIA EMBARGA POR 150 MIL DOLARES A PAULO FERRARI

A devolver toda la platita

El actual jugador de River reclamaba una deuda a su ex club que resultó ser inexistente.

 Por Alejo Diz

Las estadísticas daban lugar a muchos escenarios posibles, incluso a los menos pensados, como tener, por ejemplo, a Central jugando la última fecha del Clausura con la posibilidad de escapar de la Promoción. Para llegar a esta soñada instancia los canayas necesitarán de un triunfo de River en Mendoza ante Godoy Cruz, lo que llevó a que en Arroyito todos recuerden a Cristian Villagra, Juan Ojeda y Paulo Ferrari, ex auriazules de presente en la entidad millonaria. Los propios futbolistas tampoco se olvidan de sus años en Central, más aún Ferrari, que fue denunciado por Horacio Usandizaga el año pasado por reclamar una deuda calificada de "inexistente" por los dirigentes, lo que disparó ayer que la Justicia trabe un embargo sobre el futbolista por 150 mil dólares.

El conflicto se disparó en diciembre cuando los asesores legales de Central denunciaron por "falso testimonio" a Ferrari, quien al poco tiempo de ser transferido a River volvió a la ciudad para reclamarle a la entidad auriazul una deuda de 150 mil dólares, calificada de ficticia para los abogados y contadores canayas.

Según las pesquisas judiciales, cuando Central vendió a Ferrari a River el club canaya se preservó a su nombre el 20 por ciento del pase del defensor para hacer usufructo en una futura venta. Luego de la transferencia a Núñez, y ante el reclamo de Ferrari por dicha deuda, la entidad canaya le cedió al defensor el 20 por ciento de su pase para saldar lo exigido, documento que el jugador transfirió a su representante Juan Carlos Silvetti. Como el asesor legal Manuel Usandizaga cree que la deuda no era veraz, recurrieron a la Justicia, la que ayer resolvió trabar un embargo sobre el defensor por 150 mil dólares, dinero que Ferrari aseguraba que se le debía por haberes no abonados.

A los abogados y contadores de Central la cuenta no cerraba: Ferrari pedía 150 mil dólares pero tenía un vínculo con la entidad por el que percibía 150 mil pesos anuales. Siguiendo el razonamiento del futbolista, entonces Ferrari no había cobrado un sólo peso en sus últimos tres años en Central. Pero los recibos de sueldo hallados en la administración decían otra cosa, resolviendo el Vasco a ir a la Justicia, quien el pasado martes 30 de diciembre tuvo al defensor declarando en el juzgado y ayer resolvió trabar el embargo sobre el jugador por el mismo monto que la cuestionada deuda.

Pero cuando se habla de fútbol en Arroyito, y de la dependencia de Central a lo que haga River ante Godoy Cruz, en el plantel auriazul no dudan en los esfuerzos del Loncho: "Seguramente nos comunicaremos con Ferrari para darle la suerte necesaria", resaltó, con sugestiva sonrisa, Emilio Zelaya.

Y la respuesta no se hizo esperar: "Ya me llamaron muchos de Rosario", reconoció el jugador de River. "Yo soy hincha de Central desde siempre --aclaró Ferrari-- y voy a hacer todo lo posible para darle una mano al club". "Si Central juega la promoción nos morimos todos de un infarto. Intentaremos hacer lo mejor para ganar o empatar así Central después tiene la posibilidad de salvarse. Además nosotros necesitamos los tres puntos para terminar de la mejor forma el campeonato", afirmó el defensor de River.

Compartir: 

Twitter
 

Ferrari declaró en diciembre ante la justicia.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.