DEPORTES › FUTBOL. SENSINI PLANTARá UN EQUIPO DIFERENTE PARA ENFRENTAR A BOCA

Ñuls enfrenta sus urgencias

El director técnico sabe que necesita un triunfo, y también le planteó a los dirigentes la importancia de contratar refuerzos, en especial un centrodelantero, para superar los problemas que enfrenta el conjunto leproso para definir.

Cuando debía dar un salto de calidad fue cuando exhibió sus mayores falencias. Si bien la caída en la altura de Quito ante Liga Universitaria fue el resultado deportivo que desencadenó dos derrotas consecutivas en el torneo local, Ñuls ya mostraba síntomas evidentes del mal mayor que lo afectó en la última parte del año. Las dificultades para transformar en gol sus situaciones lo dejaron expuesto y ahora ve peligrar la posibilidad de clasificar a la Copa Libertadores de América. Durante toda la semana trabajará de cara al partido frente al grande en desgracia, Boca, el domingo a las 21.15 en el Marcelo Bielsa. Sensini evaluará variantes y podría haber sorpresas en el once inicial. Como fue expulsado ante All Boys, Velázquez no será de la partida. Podría retornar Vangioni.

Borghello fue el nueve de área que pudo incorporar la dirigencia. Antes de la contratación del Memo, Lorente y compañía intentaron, sin éxito, cerrar la operación de otros jugadores. El integrante del equipo campeón del 2004 tuvo un buen rendimiento en el comienzo del torneo a base de esfuerzo, solidaridad e inteligencia para desmarcarse y proteger la pelota. Pero nunca se erigió como un centrodelantero, ha tenido un nivel aceptable pero no es la clase de jugador que necesita Ñuls. Se siente incómodo como definidor y muestra mayores aptitudes para retrasarse unos metros e integrarse al circuito futbolístico del equipo.

Prueba de ello, el equipo leproso no anota desde la duodécima fecha, de local ante Gimnasia. En el medio, pasaron tres cotejos del certamen doméstico y los dos cruces con los ecuatorianos dirigidos por el Patón Bauza. Ñuls genera situaciones pero reviste notorios inconvenientes para cerrar las jugadas. Estigarribia escala por izquierda pero no encuentra nadie a quién tirarle un centro, salvo cuando los altos y flacos centrales defensivos cruzan el largo de la cancha que los separa del arco rival. Formica fantasea y marca diferencia con su calidad, pero no logra destacarse de la media y ha perdido las sociedades que supo conseguir con los volantes externos y con Sperdutti, a quién Sensini ubicó como atacante por las bandas, una decisión acertada.

El Gordo fue una de las revelaciones de este Ñuls. Incontenible para los defensores rivales, redondeó uno de sus mejores torneos con la camiseta leprosa. Sin embargo, en las últimas jornadas, al igual que el resto de sus compañeros, declinó en su andar y ya no lastima como tenía acostumbrados a los hinchas rojinegros.

La semana pasada, antes del choque con el conjunto que mando al descenso a Central, Sensini, conciente de las limitaciones que tiene su plantel, les comunicó a los dirigentes sus deseos de incorporar jugadores en puestos específicos. El centrodelantero es uno. Mientras tanto, el entrenador tratará de recuperar la senda del triunfo. Con poco logró hacer mucho. Comandó un equipo ordenado, sólido y sacrificado que debe recuperar esos valores para las últimas cuatro fechas del certamen si es que pretende obtener una de las plazas clasificatorias a la Copa Libertadores. Si Racing le ganó a Quilmes el partido que se jugaba al cierre de esta edición, la lepra perdió la ubicación de privilegio.

El Boca de Tito Pompei es una buena oportunidad para encausar los rieles del trayecto. A pesar de la crisis que atraviesa en varios de sus órdenes, el xeneize sigue siendo un club al que se lo enfrenta con otro espíritu. Al que se le quiere ganar con más ganas que a otros. Sensini analizará variantes durante los entrenamientos semanales y podría sorprender con alguna modificación inesperada. Ya sabe que no contará con el Bebu Velázquez, expulsado en Floresta luego de jugar nada más que cuatro minutos. Vangioni podría reaparecer luego de una magra temporada marcada por las lesiones que le impidieron ser una alternativa de peso para el técnico.

Formica y Sperdutti fueron convocados por el técnico de la selección argentina, Sergio Batista, y comenzarán a entrenar mañana con el combinado local en el predio de Ezeiza, por lo que no estarán a las órdenes de Sensini. Junto a otros 16 futbolistas, integrarán el plantel que enfrentará a un rival a confirmar el 20 o 22 de diciembre en la reinauguración del Estadio Unico de La Plata.

Compartir: 

Twitter
 

Sensini evaluará variantes y podría haber sorpresas en la formación inicial ante Boca.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.