DEPORTES › EL GOBIERNO AHORA ACEPTA QUE CENTRAL JUEGE CON PATRONATO EN SANTA FE

En Colón, con seguridad

El presidente de Central había dicho que el partido se iba a jugar en Paraná porque el gobernador "es hincha de Ñuls". Pero anoche, Bonfatti ordenó que el partido se juegue el lunes próximo a las 14 en la cancha del sabalero.

 Por Alejo Diz

Para el presidente de Central, Norberto Speciale, el primer equipo canaya no podía ser visitante de Patronato en cancha de Colón porque el gobernador Antonio Bonfatti "es hincha de Ñuls". La acusación del titular de Arroyito fue fundamentada con la aseveración de que "Bonfatti festejó el descenso de Central llevando la camiseta de Ñuls a la reunión de gabinete provincial", durante la gestión de Hermes Binner, que tenía a Bonfatti como ministro de Gobierno. Como respuesta el gobierno de la provincia cedió en su posición y confirmó que el partido se jugará en la capital provincial el lunes a las 14. Hoy el ministro de Seguridad, Leandro Corti, dará a conocer la razones por las cuales la policía puede garantizar la seguridad que había negado ofrecer la semana pasada. Tras las acusaciones de Speciale las fuerzas de seguridad debieron desplegar una custodia especial en el domicilio del gobernador en barrio Alberdi como así también en sede local de Gobierno, donde se convocaron los hinchas por redes sociales para tomar "venganza". El ministro de Gobierno también confirmará hoy que Patronato recibirá a River en el estadio de Colón el sábado de la próxima semana.

El viernes último Corti ratificó la decisión de no autorizar la disputa del partido entre Patronato y Central en cancha de Colón por sugerencia de la policía de la provincia, que calificó de "alto riesgo" el encuentro en el estadio sabalero atento al encono que los hinchas de Colón mantienen con los de Central. Pero para Speciale la responsabilidad fue de Bonfatti. "Nos consta que el actual gobernador fue con la camiseta de Ñuls a la reunión de gabinete cuando descendió Central", disparó el presidente de Central en radio La Red. "Entiendo que este es un tema demasiado serio en el que los funcionarios se tienen que manejar con la responsabilidad del cargo que tienen y no motorizados por ser hinchas de uno u otro club. A pesar de eso pienso que no se está manejando de esta manera porque es hincha de otro club", contemporizó luego Speciale.

"Hemos sido abandonados por los funcionarios de la provincia. La forma de garantizar seguridad es prohibiendo, el gobierno provincial tiene la obligación de garantizar el operativo de seguridad y no lo está haciendo", abundó el titular de Arroyito, quien extendió el razonamiento elevando el tono: "Es como si dijeran que para que no haya más robos prohibimos caminar por las calles. Hemos intentado hablar en varias oportunidades con el ministro de Seguridad (Leandro Corti) y nunca fuimos atendidos ni se comunicaron con nosotros, lo que sabemos es por la gente de Patronato que sí fueron recibidos".

El titular de Arroyito entregó luego más detalles para justificar su exabrupto, del cual luego se arrepintió ante sus compañeros de Comisión Directiva. "Jamás nos llamaron por teléfono, es más, habíamos sido invitados a una reunión el lunes pasado en Santa Fe y recibimos un llamado para que no fuéramos porque ya estaba todo solucionado y después nos enteramos que la solución fue prohibir el partido en Santa Fe".

Directivos del club calificaron de "vergonzosas" las expresiones y confiaron que Speciale "está arrepentido de lo que dijo". Rosario/12 intentó en vano entrevistar al presidente canaya, quien desde hace un año rechaza hablar con este diario.

Las afirmaciones del presidente canaya despertaron la ira de los hinchas en las redes sociales, quienes se convocaron para marchar la sede de Gobernación, como así también al domicilio particular de Bonfatti. En ambos lugares la policía reforzó la seguridad para evitar agresiones, lo que terminó por disipar el intento de los simpatizantes de "repudiar" y "vengar" al gobernador.

Pero las acusaciones de Speciale a Bonfatti trajeron la solución. Porque anoche la provincia anunció que autorizará la disputa del partido en el estadio de Colón, aunque en vez de día domingo el mismo se desarrollará el lunes a las 14 y con la asistencia de 14 mil hinchas canayas, en comodidades repartidas entre populares y plateas. Las mismas condiciones se darán para cuando River visite a los entrerrianos por la penúltima fecha del campeonato, el sábado 16.

Compartir: 

Twitter
 

"Bonfatti festejó el descenso de Central llevando la camiseta de Ñuls", disparó Speciale.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.