DEPORTES › FUTBOL. EL CANAYA CAYó POR 3 A 1 FRENTE A CHACARITA EN UN PARTIDO CRUCIAL

El día que Central no estuvo

El equipo de Pizzi perdió la oportunidad más propicia para el ascenso directo, y ahora dependerá no sólo de obtener un triunfo en San Juan, sino también de los pasos de River e Instituto, que quedaron un punto arriba en la tabla.

 Por Pablo Fornero

Era El partido. No la última, pero sí la oportunidad más propicia que tenía Central para posicionarse en zona de ascenso directo. Pero de manera increíble e inesperada, el equipo de Pizzi faltó a la cita y cayó en su estadio ante Chacarita, el último de la B Nacional. Y de hacer cálculos sobre cuándo festejaría la suba de categoría, ahora quedó cuarto y en Promoción. Impensada situación que se definirá en San Juan la próxima semana. Ereros, la figura de la cancha, enloqueció a la defensa canaya. Castillejos anotó en único gol del local. A falta de una fecha, River e Instituto quedaron punteros con 70 unidades, y Quilmes y el canaya los persiguen a un punto.

Al menos en el inicio pareció no pesarle la responsabilidad a Central. Con prolijidad, aceptándose errores, intentó jugar, trasladar la pelota por abajo y apelar a las bandas. Lo ayudaba la escasa marca del rival, que defendía mal y no achicaba espacios. Por eso Medina quedó en soledad bajo el arco a tan solo 5 minutos del inicio. Aunque la pifió de manera increíble, sirvió como un indicio de las puertas que se le podían abrir en el partido.

Sin embargo, esa sensación resultó efímera porque Chaca se puso más férreo y trabó el encuentro. Lo llevó para el lado de las fricciones y le impidió al equipo de Pizzi inclinar la cancha. No dominaba, ni siquiera arrimaba peligro, le costaba traspasar la mitad de campo, pero le cerró los circuitos de juego al canaya.

Incómodo con el trámite, a Central le costaba despegarse de la encerrona del visitante y demostrar su chapa de candidato. Méndez era el que más entendía el juego. A pesar de que a veces su temperamento y agresividad le jueguen una mala pasada, mostraba el camino buscando siempre a los atacantes y volantes externos. Pero no solo organizaba, también asistía. Como cuando a los 34 minutos le envió un gran centro a Castillejos que el caño devolvió de manera rotunda.

Pero esa fue una jugada aislada y se seguía jugando a lo que Chaca quería. Y tanto control de pelota en alguna oportunidad se iba a convertir en acción de riesgo. Pero nadie pensó en el Gigante que el peligro sería tanto como para convertirse en el primer gol del partido. A los 41 minutos, Ereros avanzó por derecha superando la marca y apenas ingresó al área, le pegó seco al segundo palo anotando un golazo, con una pequeña ayuda de García, y ganándose un silencio sepulcral en todo el estadio.

Con intensidad desde el comienzo del segundo, Central acorraló a Chacarita con argumentos futbolísticos, con ideas, y dejó en evidencia la endeble defensa del visitante. Por eso no sorprendió que a los 5 minutos Castillejos igualara con un cabezazo lapidario. Volvió la calma, pero solo por un par de minutos, hasta que regresaron la sorpresa y la angustia. Varias desatenciones de la defensa local dejaron solo a Ereros que, otra vez, se convirtió en el verdugo de la lluviosa mañana. Esta vez, García colaboró con una respuesta muy débil. La siesta de la defensa se pagó carísima y ya no se revertiría.

Con el transcurrir de los minutos Central se achicó, careció de elaboración y fue apoderado por el nerviosismo y la presión de una hinchada que veía como se escapaba de manera insólita una oportunidad que el equipo no debía despreciar. No surgía un conductor que serenara los tiempos, que aportara un poco de tranquilidad para generar juego. Porque no se precisaba mucho para quebrar a Chacarita, un conjunto muy pobre que se esforzó y fue muy contundente. Solo eso.

A pesar de las dificultades, Central rozó el empate en sendos mano a mano que tuvieron Castillejos y Toledo, pero los dos se fueron desviados. El travesaño le devolvió otra clara chance al morocho centrodelantero. No había caso, ayer no era el día. Pero sería desacertado atender las oportunidades dilapidadas, porque el mayor error fue haber faltado a la cita. Central desapareció cuando debían mostrar credenciales, y superado por el mazazo funebrero sufrió el tercero en tiempo de descuento tras una largada corrida de Rossi. Ahora a seguir remando, aunque el futuro no sea tan claro.

1 Central: García (4); Ferrari (4), Valentini (5), Lequi (5), Pérez (4); Méndez (6), Alderete (5), Vismara (6), Monje (4); Medina (4), Castillejos (5). DT: Juan Antonio Pizzi

3 Chacharita: Tauber (5); Paredes (5), Zaldivia (6), Pena (5), Morales (5); Pajón (5), Bellone (6), Toledo (6), Centurión (4); Ereros (8), Cobelli (4). DT: Salvador Parisi

Goles: PT 41m Ereros (CH), ST 5m Castillejos (C), 7m Ereros (CH), 45m Rossi (CH),

Cambios: ST Desde el inicio Gómez (5) por Alderete (C), 11m Biglieri (5) por Monje (C), 21m Toledo por Medina (C), 30m Nizzo por Bellone (CH), 34m Espíndola por Centurión (CH), 40m Rossi por Cobelli (CH)

Expulsado: ST Desde el inicio Parisi (DT de Chacarita)

Arbitro: Mauro Vigliano

Cancha: Gigante de Arroyito

Compartir: 

Twitter
 

Castillejos festeja su gol, el único del canaya, pero el empate duró poco: apenas dos minutos.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.