DEPORTES › NINGúN DIRIGENTE DE CENTRAL SE ACERCó A LOS JUGADORES GOLPEADOS

Van a la cancha con custodia

Ayer, a la práctica, sólo fue el delegado de Futbolistas Argentinos Agremiados, que exigió garantías para Yacuzzi y Casteglione. Russo eludió hablar de los graves hechos de violencia protagonizados el último domingo por la barrabrava.

Ante la ausencia de dirigentes en la práctica de Central, y por pedido de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA), desde ayer los jugadores canayas atacados por barrabravas concurren a los entrenamientos con custodia por temor de nuevas ataques. Ningún directivo del club ofreció explicaciones de lo sucedido con Javier Yacuzzi y Carlos Casteglione, asumiendo el rol de portavoz de la entidad el técnico Miguel Russo, aunque solo para pedir "tranquilidad" porque "si bien el camino es duro no tengo dudas que de vamos a llegar al objetivo (ascender)". Los futbolistas agredidos por los barras se presentaron ayer en Arroyo Seco, aunque la continuidad de ambos en el primer equipo auriazul se definirá una vez que se reúnan con el presidente Norberto Speciale.

Ningún dirigente de Central ofreció declaraciones sobre los graves incidentes que el domingo tuvieron lugar en el estadio, menos aún se dispuso medida alguna para restringir la movilidad de los barras en la entidad. Speciale llegará hoy de Estados Unidos y ante su ausencia los jugadores no tuvieron interlocutor válido en la Comisión Directiva.

El equipo retomó los entrenamientos ayer por mañana, donde Russo cerró las puertas y conversó con el plantel. Los futbolistas atacados por la barrabrava no ofrecieron declaraciones a la finalización de la práctica, siendo Russo el que enfrentó los micrófonos. Aunque sobre lo sucedido tras la derrota con Douglas Haig el técnico solo expresó que "repudiamos lo del último domingo y apoyamos a nuestros jugadores".

Russo se negó a reflexionar sobre los incidentes en el estadio y solo aceptó contestar preguntas del círculo de periodistas amigos, los cuales le propusieron "hablar de fútbol". "A mi no me corresponde el contexto, vamos a hablar pura y exclusivamente de lo futbolístico. No tengo excusa de nada, soy responsable de todos mis actos y tenemos que seguir, buscando lo mejor para el club", contestó el técnico para así negar declaraciones sobre los incidentes. "De la noche a la mañana no se logra nada, esto va a costar pero sé que vamos a llegar (se refiere al ascenso), no tengo dudas", valoró Russo.

Sobre el momento deportivo, que tiene a Central con apenas tres puntos más que Huracán, último de la tabla, el entrenador consideró: "Conozco las situaciones, los momentos, sé como tenemos que resolver esto, conociendo lo nuestro, trabajando como lo hacemos todos los días. Esto nos templa, este club necesita mucha gente de temperamento y convicciones, cuando venís de traspié en traspié tenés que tener las cosas bien definidas. Entiendo la impaciencia de la gente. Lo que no entiendo ni comparto son los desmanes".

El técnico no hizo conjeturas sobre su futuro en el club si el domingo Central no le gana en Misiones a Crucero del Norte. "Necesitamos achicar el margen de error, este club por lo menos en el último tiempo no viene teniendo los resultados deseados y hay que revertirlo", expresó el entrenador.

Yacuzzi y Casteglione fueron citados para esta tarde a la Comisaría 9ª a prestar declaración sobre los incidentes con los barras, debido a que la policía detuvo a uno de los presuntos agresores minutos después de la pelea. El delegado de FAA en la ciudad, Gerardo González, acompañó ayer a los jugadores a Arroyo Seco y requirió al club de custodia para ambos. "Están más tranquilos, tienen la intención de seguir", confió González, aunque ambos jugadores anunciarán la decisión luego de reunirse con Speciale.

Compartir: 

Twitter
 

Russo: "Entiendo la impaciencia de la gente. Lo que no entiendo ni comparto son los desmanes".
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.