DEPORTES › CENTRAL EMPATO CON GIMNASIA UN PARTIDO QUE TENIA GANADO

Esos cinco minutos fatales

Sobre el final, una equivocación de Raldes -del que menos se esperaba- le dio la oportunidad al Lobo platense de conseguir la paridad. Pero en rigor, el equipo de Maturana con una sencilla receta, nunca abandonó sus intenciones ofensivas. El arquero canaya, una de las figuras.

 Por Alejo Diz

2 CENTRAL: Alvarez 7, Imperiale 4, Raldes 5, Braghieri 4, Costa 5, Borzani 4, Ledesma 5, Papa 5, Díaz 5, Zelaya 4, Belloso 4. DT: Carlos Ischia

2 GIMNASIA: Cejas 5, Ormeño 5, Civelli 5, Gentiletti 5, Cardozo 4, Piatti 6, Escobar 5, Medina 6, Batalla 6, Leguizamón 4, Silva 5. DT: Francisco Maturana

Goles: PT: 15m Damián Díaz (C), 42m Silva (G). ST: 21m Vizcarra (C) y 43m Batalla (G).

Cambios: ST: Desde el inicio Núñez por Papa (C), 12m Velazquez por Zelaya (C), 16m Vizcarra por Belloso (C) y 29m Leal por Leguizamón (G).

Arbitro: Jorge Baliño

Cancha: Central

Expulsado: ST: 45m Gentiletti (G).

Había hecho muy poco en el partido, pero apariciones furtivas de sus juveniles pusieron al equipo arriba. Un derechazo de Damián Díaz y un cabezazo de Vizcarra amagaron con un cierre esperado por los hinchas. Incluso Alvarez, con atajadas destacadas, dio un aporte decisivo. En ese marco de tanteador adverso fue que Gimnasia y Esgrima perseveró en sostener algunas ideas de juego claras. Faltaban minutos cuando apareció el desenlace menos esperado: que el jugador de mayor prestigio cometiera una macana. Raldes se equivocó y cuando el cronómetro expiraba el lobo platense encontró una igualdad tan merecida como difícil de entender por el lado de donde vino.

Si lo sucedido ayer en el Gigante se intentara explicar con el resultado como argumento, entonces habría que desplegar varios párrafos a lo realizado por Cristian Alvarez. Fue el arquero de Central el jugador que impidió que Gimnasia se lleve la victoria, la que buscó ejerciendo un sucinto catálogo de convicciones que versaban sobre el cuidado de la pelota, rotación y profundidad.

Fue así como la visita puso a Alvarez en apuros. En los primeros segundos de juego el uno sacó al corner un disparo de Batalla que buscaba el ángulo derecho, y luego el enganche, tras recibir asistencia de Piatti, volvió a peder con el arquero, que le contuvo un tiro bajo y cruzado.

Sin peso en el medio, Central dejaba jugar a Gimnasia y ponía en riesgo su salud defensiva. Pero para evadirse de esos problemas el equipo encontró el gol con un perfecto derechazo cruzado de Damián Díaz, que le pegó de primera y a la carrera tras encontrar un centro de Papa.

El gol le trajo dudas al lobo. Aunque ellas se fueron disipando a medida que el equipo de Maturana recuperada actividad ofensiva, y lo hizo con un cabezazo alto de Leguizamón y posteriormente con remate cruzado del ex delantero de River que encontró las manos de un Alvarez rápido de reflejos.

La lucidez del arquero canaya obligó al lobo a sumar una dosis de fortuna a su juego para llegar al empate, como sucedió con un remate al arco de Cardozo que encontró al desvío de Silva para desacomodar a Alvarez y reordenar el marcador. Fue a minutos del final del primer tiempo.

Central nunca pudo reaccionar a su sesteo deportivo de la primera parte. Porque Damián Díaz fluctuaba entre períodos de juego desequilibrantes y grandes desapariciones, Belloso se chocaba con Zelaya y Costa pasó a jugar en defensa. Aunque el cambio de esquema se debió a que Papa salió por un dolor en el pie izquierdo. De defender con tres el canaya pasó a jugar como lo hizo en la Bombonera. Quizá por eso el rival generó mucho menos peligro en el segundo lapso del juego.

El tedio se quebró con un genial cabezazo de Vizcarra, que aprovechó un tiro libre de Núñez para clavar la pelota en el ángulo derecho. El juvenil que reemplazó a Belloso volvió poner a Central en un lugar en el que pocos creían a esa altura del partido. Para incrédulos faltaba Gimnasia, que rescató un empate a minutos del final con un yerro de Raldes, el más experimentado de todos, que le dio la pelota a Batalla sobre el punto del penal para que se encargue de Alvarez y del marcador.

Compartir: 

Twitter
 

Damián Díaz, autor del primero de los goles de Central, le pega fuerte y cruzado hacia la red.
Imagen: Sebastián Granata
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.