CULTURA / ESPECTACULOS › TEATRO. HOY TERMINA EN SANTA FE LA IV EDICION DEL ARGENTINO DE TEATRO

Una herramienta contra lo mediocre

Unos 7 mil espectadores presenciaron las dos funciones diarias que se ofrecieron. Se privilegió la calidad.

 Por Julio Cejas

Finaliza hoy en Santa Fe la cuarta edición del "Argentino de Teatro" organizado por la Dirección de Cultura de la Universidad Nacional del Litoral que contó una vez más con el apoyo de la comunidad local que desbordó las 3 salas en las que se desarrolló la movida que arrancó el martes pasado. El Festival que comenzó el martes pasado se cierra esta noche a partir de las 20 en el Teatro de la Abadía, con la obra "Sueñe Carmelinda" del reconocido dramaturgo porteño Alejandro Finzi bajo la dirección de Daniela Ferrari y la actuación de la actriz santafesina Maria Rosa Pfeiffer. Finalmente a las 22, en el Centro Cultural ATE Casa de España, subirá a escena la última producción de la Comedia Universitaria de Teatro de la UNL: "El enfermo imaginario", de Moliére, con dirección de Claudio Martínez Bel.

Con un balance tentativo que arroja una cifra cercana a los 7.000 espectadores que se dieron cita a lo largo de dos funciones diarias, el Argentino de Teatro, reiteró la convicción de los responsables de este importante espacio, que siempre confiaron en la posibilidad de recuperar a un público ávido de propuestas interesantes.

Avalado por la intención de sus organizadores de privilegiar la calidad y la experimentación de las producciones nacionales, el Argentino de Teatro lanzado a partir de el año 2004 sigue sosteniendo estos principios y se ha instalado definitivamente entre los gustos de los especialistas y el público en general.

En esta cuarta edición la ciudad de Rosario mostró una buena parte del teatro que se viene gestando hace algunos años con una oferta donde la diversidad de estéticas y el crecimiento de sus actores viene logrando la expectativa de curadores y espectadores. Uno de los espectáculos rosarinos que mayor repercusión alcanzó en el Argentino de Teatro, fue "Fingido" de Leonel Giacometto que volvió a ratificar la capacidad de este dramaturgo de poder adaptarse a espacios que resignifican su propuesta y la siguen enriqueciendo.

Basado en su dogma teatral, la obra escrita y dirigida por Giacometto ya ha pasado por diversos escenarios totalmente alejados de las dimensiones de la propuesta original ensayada y estrenada en la Sala de La Peripecia.

En la noche inaugural del Festival, "Fingido" que también cambió a uno de sus integrantes tomó por asalto la restaurada y clásica Sala Mayor del Teatro Municipal 1º de Mayo interviniendo todos los rincones, con los cuerpos de Nancy Barbero y Lucas Cosignani. La estrategia del director superó aquellos argumentos que muchos teatreros plantean a la hora de las adaptaciones de las obras sufren en los diferentes espacios que plantean los Festivales en los que se presentan.

Otro rosarino, Gustavo Guirado, abrió el Festival dirigiendo a la Comedia Universitaria de la UNL, con "El Rey, las Reinas, el Médico y Ella", una propuesta estrenada el año pasado y que tomó como disparador "El rey se muere" de Ionesco. Un trabajo que fue creciendo a lo largo de las distintas funciones y que se apoya en un elenco de teatristas santafesinos donde destacan actores de la talla de Eduardo Fessia, Raúl Kreig y Marcela Cataldo.

También de nuestra ciudad pudo verse "Memorias de Satán", un texto del dramaturgo y psicoanalista francés Alain Didier-Weill, que adaptó, dirigió y actuó Sabatino Cacho Palma junto a Temis Parola y Hernán Caleca.

La obra plantea la reflexión de Satán que acusa a Dios de haberlo alejado de los hombres después de haberlo concebido como un ángel de luz y esto le permite reflexionar al autor y al propio Palma acerca de los avatares que implican la confusión instalada a partir de las diferentes acepciones que el Bien y el Mal le deben a este desgarro original.

En una de sus habituales experimentaciones cargadas de múltiples signos, Palma seduce con sus condiciones histriónicas y se planta como un sólido interrogador de su propia obra a pesar de que el trabajo se extiende demasiado a partir de las reflexiones y guiños que por momentos no están dosificados por la dirección.

Dos grupos que prestigian el lenguaje de los títeres a nivel nacional fueron protagonistas excluyentes del Argentino de Teatro y ratificaron aquello de que ciertas propuestas pueden disfrutarse más allá de los rótulos "para niños" o "para adultos".

El Grupo Atacados por el Arte, de Neuquén y los cordobeses de El Chonchón fueron otro de los aciertos de los programadores que apuntan a ampliar el campo de llegada del teatro y las artes escénicas que plantea el propio festival.

Otra obra que produjo un fuerte impacto en el público fue "Los hijos de los hijos" de Inés Saavedra, representante del teatro porteño ,que contó con la dirección de la propia autora en colaboración con el actor Damián Dreizik. Una vuelta de tuerca sobre el tema de la inmigración en la Argentina, una poética reflexión acerca del desarraigo de una familia que espera en el sótano de un club de barrio.

Otra fuerte propuesta dramática que se apoyo en la notable labor actoral de Ricardo Merkin, Susana Pampón y Abian Vainstein y en la sugerente iluminación diseñada por la reconocida Eli Sirlin.

El sábado volvió a mostrar otra de las aristas del dramaturgo Leonel Giacometto que se presento con "Real", puesta que continua dialogando desde su dogma con la aclamada Fingido.

Al cierre de esta edición se aguardaba la presencia del reconocido dramaturgo, director y actor Eduardo Tato Pavlovsky, declarado Huésped de Honor por la Universidad Nacional del Litoral, que además subirá a escena con su emblemática "Potestad" dirigida por Norman Briski.

Compartir: 

Twitter
 

Nancy Barbero y Lucas Cosignani en "Fingido".
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.