CULTURA / ESPECTáCULOS › "EL MISTERIO DE LA ESTRELLA", GRAN PELICULA DE MATTHEW VAUGHN

Atrapa la estrella y pide tu deseo

 Por Leandro Arteaga

Stardust. El misterio de la estrella (Stardust) EE.UU./Inglaterra, 2007

Dirección:Matthew Vaughn.

Guión: Jane Goldman, Matthew Vaughn, sobre la novela gráfica de Neil Gaiman y Charles Vess.

Fotografía: Ben Davis.

Montaje: Jom Harris.

Música: Ilan Eshkeri.

Intérpretes: Charlie Cox, Claire Danes, Michelle Pfeiffer, Robert De Niro, Nathaniel Parker, Rupert Everett.

Duración:128 minutos.

Salas: Monumental, Village, Showcase.

Puntaje: 9 puntos

Tristán (Charlie Cox) se anima a atravesar el muro de Stormhold, ese otro yo mágico de Inglaterra, reino que celosamente custodia un guardián veterano. Y lo hace así como su padre en tiempos pasados. Aventura de la que resultara el mismo Tristán, como consecuencia del amorío fugaz con una princesa prisionera y hermosa. Toda de azul. Así como el cielo del que sabrá caer una estrella que cumple deseos.

Hacia ella partirá entonces el deseo del muchacho, hombre incipiente. Hay un amor prometido. Pero también está la sucesión del trono de Stormhold, cuyo rey (Peter O'Toole), tan viejo como el tiempo, habrá de morir y habilitar una entramada red de traiciones y muertes entre sucesores, cuyo fantasmas irán poblando el argumento, de modo hilarante.

También se suma una bruja inolvidable, Lamia (que nos regala Michelle Pfeiffer), que procura extraer el corazón de la estrella para así recuperar, para ella y sus hermanas horribles, la juventud que el tiempo les ha robado. Con cada conjuro, con cada hechizo, su piel se arruga, sus senos caen, su rostro se marchita. Lamia, así como toda bruja ante su imagen, ruge ante el espejo.

Y además hay piratas. Que navegan el cielo y cazan relámpagos. Con un capitán de nombre Shakespeare (Robert De Niro), que esconde sus maneras y gustos refinados bajo el manto de rudeza que su tripulación necesita. Shakespeare se preocupa por el qué dirán, y De Niro disfruta su personaje para el gusto nuestro. Una maravilla.

De por medio, entonces, la estrella Yvaine (Claire Danes). Bella y radiante. Toda luz. Que brilla para el amor y la fantasía. Ella promueve el desborde de la imaginación. Es cuando Tristán, finalmente, se hace hombre. Cambia y elige. Porque elige se hace otro. Su ropa ya no es la misma. Tampoco su manera de pararse ante los desafíos. Sabe a quiénes envidiar porque sabe, por fin, a quiénes no.

La película se vuelve, por todo esto, una celebración. Inteligente y divertida. Plena de alegría y de colores. Acorde con el espíritu de la obra de Neil Gaiman, escritor inglés que ha hecho de su obra -comprendida en novelas y, sobre todo, historietas- el portal que permite el paso a ese otro mundo. Sus personajes, sus historias, lo han vuelto un referente de la fantasía, cuyo emblema es ese comic premiado y elogiado, vuelto un clásico contemporáneo, de título Sandman. El film Stardust -en el que oficia como productor- es prolongación de esa misma propuesta. De su tarea cinematográfica se espera el estreno de Beowulf, donde oficia como guionista bajo la dirección de Robert Zemeckis (Volver al futuro, ¿Quién engañó a Roger Rabbit?), más la adaptación que de su novela Coraline el director Henry Selick (El extraño mundo de Jack) está finalizando.

Más aún cuando las pantallas se llenan de películas truculentas, con cadáveres desmembrados, bajo títulos como El juego del miedo o Hostel, bienvenida sea esta apuesta a la magia y al sueño, de un argumento sostenido, donde los efectos especiales cumplen el lugar que les corresponde y no son protagonistas. Podríamos pensar, para buscar títulos similares, que recorran una genealogía cinéfila, films como El cristal encantado (1982), La historia sin fin (1984), Laberinto (1986), o la mismísima El mago de Oz (1939). Sólo es cuestión de caminar por el camino amarillo. Stardust, afortunadamente, nos lo ha vuelto a recordar.

Compartir: 

Twitter
 

El film es una apuesta a la magia y la fantasía
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.