CULTURA / ESPECTáCULOS › "AL OTRO LADO DEL MUNDO", UNA RESPETUOSA REMAKE DE "EL VELO PINTADO"

La marca de la prohibición

Ambientado en la China de 1925, el film relata la historia de una dama inglesa que es obligada a contraer matrimonio.

 Por Emilio A. Bellon

"AL OTRO LADO DEL MUNDO" (The Painted Veil). USA-CHINA, 2006.

Dirección: John Curran

Guión: Ron Nyswaner

Fotografía: Stuart Dryburgh

Música: Alexander Desplat

Intérpretes: Edward Norton, Naomi Watts, Toby Jones, Lieb Schriber.

Duración: 125 minutos

Salas de estreno: Monumental, Del Siglo, Showcase y Village.

Calificación: ocho (8).

Su título original es "El velo pintado" y el autor de esta novela es el notable Somerset Maugham. Se trata de una remake, permítaseme el epíteto, respetuosa en el sentido en que guionista y director se propusieron transmitir la atmósfera que está presente en las obras de este novelista, que ha sido motivo de atención a lo largo de varias décadas en el mundo del cine; que ha colocado en el centro de sus conflictos, a las mujeres, a su sensibilidad, a sus búsquedas.

Durante los años 30 y 40 numerosas actrices se disputaban interpretar a sus complejas heroínas. Bette Davis, Greta Garbo, Joan Crawford, Gene Tierney, interpretaron sublimes melodramas, revividos posteriormente en nombres como Kim Novak, Theresa Russel y Kristin Scout Thomas. Hace mas de dos años, Annette Benning nos ofreció su "Conociendo a Julia", bajo la dirección de Istvan Szabo. El universo femenino de Sommerset a sutiles figuras que trazan un diseño fascinante, como lo muestran los títulos de presentación de esta nueva versión de "El velo pintado", que retoma un concepto de cine clásico que refuerza una definición narrativa y que descubre una construcción sobre la figura de los personajes.

Ambientado en China en 1925, en los años en que el cólera estaba azotando las regiones cercanas a Shangai, "Al otro lado del mundo", es un relato que va escribiendo desde un montaje en flashback, de una mirada hacia varios momentos del pasado, en la historia de su protagonista, una joven y aburrida dama de la sociedad inglesa, que por motivos de presiones familiares, es obligada a contraer matrimonio. Su nombre es Kitty, ostenta cierta frivolidad y allí golpeando a las puertas de su residencia aguarda un tal Doctor Walter Fane.

Ante un film como "Al otro lado del mundo" tenemos la impresión de estar en una sala de cine como la de antes y en una época que no es la de hoy. El personaje que compone Naomi Watts sigue de cerca las inflexiones y gestos de las heroínas y actrices que la precedieron. En 1934, Greta Garbo animó a esta criatura que descubrirá en los brazos de otro hombre, ya en tierra extranjera, otro lado de la pasión; y en aquellos primeros momentos el triángulo se completara con los nombres de Herbert Marshall y George Brent. En el 57, será Eleanor Parker este personaje que tras esa aventura pasajera descubrirá a través de la labor de su marido otro significado en su vida.

En este film, en el que los planteos sentimentales se ubican en un escenario de levantamientos y presiones sociales, en el que ciertas creencias entran en pugna con la labor científica, reconocemos aquellos elementos de melodrama clásico en los que la culpa y la redención, en este caso a través del fuego y de la lluvia se postulan como permanentes vigías. Una historia que lleva la marca de la prohibición, el rechazo, la infidelidad, la muerte.

Al recuperar cierto modo de los films de entonces, John Curran, su director, coloca la sensualidad en un lugar en el que reconocemos sólo detrás de un velo. Y aquí también entra en crisis un mundo de apariencias, exteriormente elegante, cortes, que gradualmente ira levantando el rostro de otra realidad: la de la enfermedad, la descomposición la del grito congelado por el dolor.

No podemos dejar de reconocer que "Al otro lado del mundo" apunta a valorar ciertas acciones individuales, como la que el Dr. Fane lleva adelante; a subrayar en cierta idea de solidaridad, ligada en mas de una oportunidad a la misión de grupos religiosos, que en numerosos lugares del mundo, ignorados por la sociedad de hoy, sobreviven aferrándose a alguien que tiende la mano.

En coproducción con China y a partir de un proyecto del mismo actor Edward Norton, "Al otro lado", valoriza el escenario no ya como un telón pintado sino como un espacio, que lejos de todo exotismo, esta expuesto al horror del abandono, a la voracidad de la peste. Montañas y valles, siluetas de conventos, caminos que se pierden en el olvido, y la lluvia son algunos de esos motivos visuales que nos llevan a pensar en otros films inspirados en la narrativa de Sommerset Maugham.

Melodrama sostenido en la idea de lo lejano, de lo distante, el film de John Curran nos lleva a una partitura que guarda el mismo carácter de las bandas sonoras de aquellos años. Tras un tema principal que lleva el titulo del film "The painted veil", los nombres siguientes indican a scada personaje y situaciones que protagonizan, tales como, por citar algunos: "El vals del río", "La rueda en el agua", "La misión de Walter", Lágrimas en la mañana", "Cólera". Igualmente hay un leit motiv musical que le otorga cierta faceta al film, que descubre otro rostro: La Ghossienne de Eric Satie. Al hablar de rostros, son los primeros planos de los principales personajes los que van marcando la progresión dramática del relato; tanto los que protagonizan Edward Norton, Naomi Watts como Toby Jones, un amigo inglés, confidente.

Y a la sombra del mas despojante colonialismo, las calles dejan ver abiertamente, bajo un cielo amenazante los cadáveres y las heridas de una cultura. Como los films de antes. Inclusive con esa patina de erotismo contenido, con esa presencia de un deseo que se unirá a otras voces, la de una conciencia social, la de otra manera de estar en el mundo. En esta nueva remake, hay otra motivación: volver a las obras del autor. Descubrir en alguna librería de libros leídos, títulos tales como "La carta", "Servidumbre humana", "Lluvia", "La luna y seis peniques", "Entonces y ahora", y tantos más.

Compartir: 

Twitter
 

El director colocó la sensualidad en un lugar que se reconoce sólo detrás de un velo
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.