CULTURA / ESPECTáCULOS › 404 FESTIVAL INTERNACIONAL DE ARTE ELECTRONICO

Lo mejor de artes virtuales

Más de 300 obras de artistas digitales de todo el mundo se podrán ver en la ciudad. Habrá música, video, net art y mesas teóricas.

 Por Fernanda González Cortiñas

A mediados de la década del 30, Walter Benjamin escribió La obra de arte en la era de la reproductibilidad técnica, un texto cuya gravitante importancia se proyectaría sobre el mundo del arte hasta hoy. Allí, el filósofo alemán sostenía que los cambios en los consumos y circulación de las artes impuestos por la industrialización, provocaba un quiebre dentro del arte mismo: la desaparición del "aura", esa suerte de halo enigmático que el creador imponía, por única vez, a su obra. Setenta años después, cuando los paradigmas que regían el mundo del arte se desdibujan con el paso de las horas, modificando radical e intrínsecamente conceptos como tiempo, espacio, materia, soporte, creación, recepción, el paulatino pero constante acceso de la tecnología al mundo del arte, introduce una variable de cambio definitiva en el modo de entender el arte.

Pero al igual que en el comienzo de los tiempos, mientras los estudiosos y los críticos debaten los diferentes encuadramientos teóricos del fenómeno, los artistas continúan generando más y más nuevas formas de expresión, la mayoría de las cuales se ha reunido bajo el paraguas conceptual de "arte electrónico".

Apoyados en intereses por áreas como la música, la plástica y el diseño, y con la Internet como herramienta fundamental, en el 2001 Mariano Guzmán y Gina Valenti crearon Astas Romas, un proyecto virtual en el que la dupla convocaba y publicaba a través de la red trabajos de autores de todo el mundo, en diferentes categorías.

"Internet tiene la cualidad única de poder generar comunidades sin límites; sin límites geográficos, o de lenguaje, o espaciales, o económicos, o temáticos --explica Guzmán--. Pero, en función de las posibilidades del medio, la mayoría de las obras tenían algún grado de parentesco con las artes electrónicas, lo que despertó la idea de hacer físico lo que hasta ese momento era sólo un encuentro virtual".

Así, el año pasado se lanzó en Rosario el "404 Festival Internacional de Arte Electrónico", un encuentro que intenta reunir lo más interesante del panorama mundial del género, y que este año se reedita a lo largo de cuatro jornadas a partir de hoy y hasta el viernes inclusive.

Hoy el suceso del primer encuentro se repite, ampliado, con una nómina de participantes de primer nivel que incluyen sobresalientes nombres del mundo del net art, el videoarte, la animación, la imagen estática, el arte multimedia y la música electrónica, entre otras neo--categorías.

"Queríamos generar un lugar no sólo donde se pudieran encontrar los autores, sino desde dónde difundir lo qué es realmente el arte electrónico, hasta ahora quizá más emparentado con el entretenimiento que con la estética", apunta Valenti.

De este modo, obras, artistas y teóricos de China, Holanda, Bélgica, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Eslovenia, Francia, Alemania, Escocia, Inglaterra, España, Estados Unidos, Canadá, Chile, Bolivia y Uruguay, entre otros países, darán sustento a una serie de muestras, proyecciones, performances y mesas redondas que, con el arte electrónico como eje, se desarrollarán simultáneamente desde hoy y hasta el viernes en el Centro Cultural Parque de España (Sarmiento y el río), en el Centro de Convenciones Patio de la Madera (Córdoba y Cafferatta) y en el Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (Bv. Oroño y el río).

Si bien el compromiso a través de la mirada es casi una condición sine quanon en la obra de arte, en materia de arte electrónico hay un involucramiento del espectador mucho más palpable. "De algún modo, todas estas pretensiones de las vanguardias de los 20's, del borramiento del autor, de la obra por fuera de toda escena, de la participación y la inflexión, evidentemente afloran en un medio como éste, pero más por una condición propia del medio que por la intencionalidad del autor", agrega Guzmán.

Lejos de los prejuicios, de las tribus urbanas que se podría suponer habitan estas reuniones, para los organizadores la respuesta del público ha sido más que una grata sorpresa: "es muy interesante analizar lo que fue, por ejemplo, la convocatoria del año pasado. Además de artistas y docentes, vino gente mayor, gente del arte interesada en los cambios de soporte, y también chicos. Pero, cómo decíamos antes, el borramiento de los límites es una característica fundamental de los tiempos que corren, de su arte, y por supuesto, de los protagonistas del hecho artístico: el creador, la obra y, también el público".

Compartir: 

Twitter
 

Obra de Juan Carlos Guarneros. Arte digital basado en fractales.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.