CULTURA / ESPECTACULOS › PATRIMONIO. UNA LEY ESPECIAL PRESERVARA LAS RUINAS DE SANTA FE LA VIEJA

Los más antiguo en esta provincia

La normativa abarca además al parque natural Cayastá. La ley de 1942 sólo protegía al sector del "inmueble".

 Por Fernanda González Cortiñas

Después de por lo menos medio siglo de bregar por una legislación específica, esta semana el gobernador Hermes Binner promulgó una ley destinada a preservar las ruinas de Santa Fe La Vieja y el Parque Natural Cayastá. La norma -Ley Provincial 12.805-, que declara área de protección cultural al Parque Arqueológico Ruinas de Santa Fe La Vieja es innovadora ya que, a diferencia del decreto de 1942 -que declaraba Monumento Histórico Nacional únicamente al "inmueble"-, la nueva normativa incluye al entorno; esto es, al Parque Natural Cayastá y sus accesos. De este modo se amplía notablemente el espacio de protección patrimonial, que ahora quedará delimitado por la Ruta Provincial Nº 1 y el río San Javier.

"Se trata de una ley muy importante, patrimonialmente hablando, ya que por primera vez reconoce que hay que enfatizar las medidas de protección sobre el Parque Arqueológico Santa Fe La Vieja en su conjunto, considerándolo tanto en su aspecto intrínseco como extrínseco, es decir, valorizando no sólo el nicho arqueológico sino también su entorno", explica el titular del Museo Etnográfico y Colonial "Juan de Garay", el arquitecto Luis María Calvo. "Creo que la novedad es que esta ley toma en cuenta el entorno. La Ley Nacional protege únicamente el inmueble, por decirlo así y prescinde de lo que lo rodea, que en arqueología es considerado un bien tanto o igual de valioso. Casi ningún nicho arqueológico del mundo cuenta con su entorno natural original. La mayoría ha sido descubierto bajo nuevas construcciones. Ese es el plus del valor patrimonial de Cayastá".

Calvo, que se encuentra al frente del museo desde el año 88, trabaja desde 1979 en el equipo creado ad hoc por el artista Agustín Zapata Gollán en 1949, cuando desde su cargo de director del Departamento de Estudios Etnográficos y Coloniales dio inicio a las primeras excavaciones en el sitio (ver aparte).

Si bien la anterior gestión provincial mostró gran interés en el cuidado general del área -en especial el ex gobernador Jorge Obeid que en más de una oportunidad manifestó su compromiso en la obtención de la declaración por parte de UNESCO-, hay que destacar que es ésta es la primer ley dictada a nivel provincial de protección del sitio. "Aunque pertenece al Estado Provincial y éste se ha hecho cargo de su cuidado desde las primeras excavaciones, más allá de la declaración de Monumento Histórico Nacional, a nivel provincial nunca formalmente se había concretado una declaratoria", explica Calvo. "Con esta nueva ley, que tiene en cuenta también el entorno, se abre la posibilidad cierta del dictado de otras normas tendientes a preservar y difundir el valor patrimonial de todo el espacio".

El área actual del sitio consta de casi 70 hectáreas correspondientes a las dos terceras partes de la cuadrícula original de la ciudad, incluyendo restos de la antigua Plaza de Armas, los conventos de San Francisco, Santo Domingo y La Merced, el Cabildo y un número importantes de casas, entre ellas la de Cristóbal de Garay, nieto del fundador.

Los antecedente de la Ley 12.805 se remontan un par de años atrás, cuando en 2005 uno de los miembros de la Real Academia de Historia Española, Martín Almagro Gorbea, visitó el sitio. "Vino muy interiorizado de los valores de Santa Fe La Vieja", explica Calvo. "Su visita ratificó la opinión que tenía del sitio y nos alentó para seguir trabajando en la declaratoria del sitio de Patrimonio Histórico de la Humanidad -un reconocimiento que otorga la UNESCO-. Durante su visita hizo especial hincapié en la cuestión de que todavía estábamos a tiempo de preservar el entorno, algo especialmente valioso para los espacios arqueológicos. El lo definió como un 'sitio arqueológico en su entorno'. Y es que las ruinas de Santa Fe La Vieja todavía cuenta con su entorno original: el paisaje de la costa, el río, las islas, un conjunto de mucho impacto visual y profundo contenido histórico. Además todavía contamos con una ruta de acceso que está prácticamente incontaminada de cartelería. De modo que esta ley sale en un momento más que oportuno".

-¿Qué ventajas presentaría para el área que UNESCO la declarara Patrimonio Histórico de la Humanidad?

-Se trata de un proceso que ya está en trámite. Hay que presentar el espacio como candidato. Sin embargo hay varios puntos que todavía tenemos que resolver, entre ellas la defensa de la barranca, ya que lenta pero paulatinamente el río San Javier le ha ido ganando territorio al sector", apunta Calvo. "Pero esta ley asiste y en mucho en este sentido. La declaratoria de Patrimonio de la Humanidad, además del enorme valor simbólico que le aporta al lugar, en términos prácticos lo posiciona en un mejor lugar en cuanto al lugar que le otorga dentro de los circuitos de turismo cultural internacional. Y es que obviamente estamos pensando en que los bienes culturales para que tengan valor y un sentido tienen que ser útiles para la sociedad. Este es el caso de las ruinas de Cayastá".

Compartir: 

Twitter
 

Aquí están los famosos restos óseos de "Hernandarias".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared