CULTURA / ESPECTáCULOS › LITERATURA. GARY VILA ORTIZ Y FERNANDO QUAGLIA DIRIGEN EL CENTóN

Proyecto para cumplir sueños

Esta tarde, en Pasaje Pam, se presentarán los cuatro últimos números de la publicación, que a partir de ahora será bimestral. "Queremos que se conozcan autores rosarinos y temas culturales que permanecen ignorados", dijo Vila Ortiz.

 Por Edgardo Pérez Castillo

¿Cuál es el espacio real que ocupa hoy la literatura en los medios de la ciudad? Si la respuesta es en apariencia previsible, hay otra incógnita algo más grave: cuántos son los que realmente se interesan por consumir producciones que tengan que ver con la difusión de nuevos autores, la crítica y la recuperación de viejas obras literarias. Atentos a darle un poco más de aire al primer enigma, y convencidos de que no son pocos los interesados en interiorizarse en el mundo de las letras, Gary Vila Ortiz y Fernando Quaglia crearon (y siguen creando) el diario cultural El Centón. En un inusual acto cultural, esta tarde --a las 19, en la rotonda central de Pasaje Pam, Córdoba entre Maipú y San Martín-- presentarán sus cuatro últimos números.

Dirigido por Quaglia y Vila Ortiz (quienes suman como colaborador permanente a Lautaro Kaller), diseñado por Fernando del Castillo y Hormiga Diseño, e incorporando en la producción ejecutiva a Félix Baldzer, desde su sexto número El Centón comenzará a sostener un ritmo de publicación bimestral, manteniendo siempre su carácter gratuito, con distribución en librerías de usados y otras como Técnica, Homo Sapiens o Ross. "Gracias a los esfuerzos de Félix ya tenemos la seguridad que vamos a sacar El Centón cada dos meses", apunta en ese sentido un entusiasmado Vila Ortiz. El periodista reconoció de inmediato que este proyecto "es un sueño que se está cumpliendo".

Porque, lógicamente, no resulta sencillo sostener un producto cultural de las características de El Centón, que defiende su carácter de gratuidad junto con sus objetivos de impulsar nuevos nombres, de recuperar a autores olvidados y de sacudir la modorra de los lectores, aún de aquellos que deberían estar estrechamente vinculados con la literatura de la ciudad. En ese sentido, Vila Ortiz dispara: "El Centón me ha permitido descubrir algo que pensé que no era tan grande, la ignorancia que la gente más joven tiene de algunos autores de Rosario. Lo curioso es que le son desconocidos incluso a gente que se dedica a la literatura, al trabajo literario y a la crítica. Que por ejemplo desconocían el nombre de Facundo Marull, de quien en el número 6 de El Centón reproducimos íntegramente el cuento `Una bala para Riquelme`, que data del año 50. Facundo Marull es un rosarino que ganó el premio Vea y Lea cuando uno de los jurados era Juan Carlos Onetti. Y se conoció más porque Rodolfo Walsh lo incluyó en su antología Diez cuentos policiales argentinos".

"La idea era, primero, hacer conocer todas esas cosas que se ignoran y que prácticamente se pasan por alto de las décadas del 60, 70 e incluso algunas de la década del 80 --agrega el escritor--. Vamos a tratar de que se conozca una cantidad de cosas que permanecen absolutamente ignoradas y que nunca han sido publicadas. Ya en el número 5 hay dos poemas de Facundo Marull, por los que hemos recibido una cantidad de llamados. Lo curioso, lo paradójico, es que han ocurrido desde Buenos Aires y Montevideo. Porque Quita Ulla está de corresponsal nuestra allá, y evidentemente el trabajo ha sido muy fecundo porque nos ha llegado una cantidad bastante respetable de material de uruguayos y porteños. De todas maneras la intención es hablar de lo que se hizo y de lo que pasó en Rosario, con rosarinos o con gente que vino acá a Rosario".

A esas pautas se suman además espacios de crítica, donde se abordan nombres como Angélica Gorodischer o Felipe Aldana, entre otros, y la recuperación de viejas publicaciones: "Hemos reproducido cosas como, por ejemplo, las cuatro lecciones sobre la literatura argentina que hicieron Armani, Raúl Gustavo Aguirre, David Martínez, Oscar Hermes Villordo y Jorge Cruz, conferencias que se publicaron en el 81 y el 82, y que con la salida de El Centón se volvieron a poner en vigencia. Incluso en el primer número hicimos lo que considero que es la primera traducción hecha por un argentino, por una chica rosarina en este caso, de los poemas ingleses de Borges. Entonces publicamos el original en inglés, la traducción de la chica rosarina y una traducción hecha por dos mexicanos".

"Ahora seguimos con esa tesitura --distingue Vila Ortiz--. Y lo que nos interesa es que todos colaboren. Porque en este nuevo número publicamos una antología de poesía de Bahía Blanca, pero no he podido conseguir una antología de poetas jóvenes de Rosario. Y después pensamos en el reconocimiento a algunos escritores que nunca han sido reeditados en Rosario, y que me parecen de una gran importancia".

Así, los impulsores del proyecto apuntan a complementar la presentación de nuevos autores con la recuperación de nombres clave. O bien el rescate de algunas de las "cosas sorprendentes" que Vila Ortiz ha resguardado cuidadosamente a lo largo de sus más de 50 años de periodismo. Literatura pura, sin vencimiento, que descubrió en El Centón un lugar donde revivir y cobijarse.

Compartir: 

Twitter
 

Gary Vila Ortiz apuesta a un encontrar un público interesado.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.