CIUDAD › INTIMAN A DUEñO DE BAR PARA QUE SUSPENDA EL CONCIERTO DE ESTE SáBADO

Cacerolas contra Ignacio Copani

Dos hombres llegaron al Olimpo para advertir que "si toca Copani lo vamos a venir a escrachar". El cantante, autor de la célebre "Cacerolas de teflón", dijo que igual va a cantar.

 Por José Maggi

El dueño del bar Olimpo recibió ayer dos severas advertencias para que suspenda la actuación que el cantante Ignacio Copani tiene programada para el próximo sábado. "Si toca Copani lo vamos a venir a escrachar. Traé a otro artista, porque no queremos que ese tipo toque en Rosario", fue la primera de las amenazas que Mario Salas escuchó en su local de Corrientes y Mendoza de parte de dos hombres que hablaron "en nombre del campo", sin mayores precisiones. Por si quedaban dudas al mediodía un tercero le ratificó la amenaza en caso de que decida mantener la actuación. "Voy a actuar, tomaremos los recaudos, pero voy a estar en Rosario el sábado. Es increíble el nivel de intolerancia que estamos viviendo", contestó desde Buenos Aires el propio artista, que reveló además otra intimidación que recibió en los últimos días. "Llamaron a mi casa desde Pavón Arriba, y dijeron que ni se me ocurra pasar por mi pueblo a dejarle una flor en la tumba de mi viejo, porque era un traidor", según relató el cantante autor de "Cacerolas de teflón", el tema que está justamente en el ojo de la tormenta. "Este tono de odio es increíble, hay mucha gente que pasado este tiempo de pasiones se va arrepentir mucho de expresar debajo de una piel de cordero, tanto odio a lo popular, con expresiones de rasgos nazis que se esconden en los reclamos del campo, que es muy genuino en el caso de los pequeños productores, pero que revelan odios escondidos", razonó el cantautor.

Sobre el hecho puntual Mario Salas relató a Rosario/12 que exigían la suspensión porque Copani "era un hombre del gobierno y que lo iban a perseguir para que no cante nunca más en Rosario. Y agregaron que lo iban a escrachar en cualquier lugar que cantara".

Según el dueño del bar, "eran dos hombres de unos cuarenta años, normales, comunes, con pinta de gente de campo. Y lo digo porque me mostraron sus manos argumentando que eran gente de trabajo".

No conformes con esta primer advertencia alguien hizo un llamado telefónico al bar en horas del mediodía. "Me dijeron que no eran quilomberos: 'somos hombres de trabajo. Lo único que venimos a hacer es repudiar la presencia de Copani'", dice Salas que escuchó desde el otro lado de la línea.

Para el empresario el hecho es fruto de la falta de tolerancia. "Esta claro que no nos bancamos lo que piensa el otro. Es una locura". El propietario del local aseguró que "decidimos con Ignacio hacer igual el recital porque arrugar y suspenderlo ser'ia darle la razón a la soberbia y a la idiotez humana".

Por su parte consultado por este diario, Copani aclaró que "esta es solo una de las tantas cosas que me tocó vivir en los últimos tiempos por haber escrito 'Cacerolas de teflón'. Una letra que estrené en Rosario, que nunca se editó en discos sino que unos amigos grabaron en el Olimpo y la subieron a internet, y que tuvo mucho impacto con muchos llamados favorables y algunos otros no tanto. Eso es lo que justamente cuento en la carta abierta que circula por estos días".

En referencia a la misiva, según el artista, "se me están cayendo muchos laburos en pueblos. La verdad es que es muy loco. ¿Qué tengo que hacer la próxima vez que escriba una canción, pedir un formulario para que me la aprueben estos señores, o llamo a TN para saber si está bien o está mal".

Copani remarcó que "el recital lo vamos a hacer porque estas son bravuconadas que pretenden amedrentar", a pesar de lo cual aseguró que va a tomar los recaudos legales para darle la máxima seguridad a la gente que vaya a escucharlo.

El cantautor se mostró "triste porque tuve que escuchar en estos días, que yo me buscaba lo que estaba pasando, casi como una réplica del tristemente célebre 'algo habrán hecho' de otra época".

Para Copani el eje de su canción fueron "los cacerolazos de Barrio Norte, que se transmitieron en cadena por los canales, y que no eran en defensa de los pequeños productores, porque esas mismas cacerolas no salieron cuando las mujeres se encadenaban en La Pampa para evitar que se les rematara la tierra. O cuando Cromagnon, o Malvinas".

Compartir: 

Twitter
 

Copani dijo que "es increíble el nivel de intolerancia".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.