CIUDAD › SE REALIZó UN SEMINARIO ABIERTO EN LA UNR PARA DEBATIR EL CONFLICTO DEL CAMPO.

Una gran derrota para la política

El docente e investigador de la UNR Osvaldo Iazzetta expuso, junto al decano de la Facultad de Ciencia Política. El papel de los medios, los desafíos que se abren, y la necesidad de imaginar un proyecto a largo plazo fueron los ejes.

 Por Claudio Socolsky

Ante un público heterogéneo que concurrió a debatir sobre los escenarios abiertos a partir del conflicto del campo, el docente e investigador de la Universidad Nacional de Rosario, Osvaldo Iazzetta, afirmó que "la gran derrotada en en todo este conflicto ha sido la política, en su mejor sentido; como lugar de búsqueda, de diálogo, y también en su capacidad de anticipar escenarios. Ha faltado la capacidad de ver más lejos, de imaginar un proyecto de largo plazo". La afirmación formó parte de su aporte en el seminario abierto a la comunidad que se desarrolló anteayer en la Sede de Gobierno de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), organizado por la facultad de Ciencia Política. En el panel Estado, instituciones y actores: el escenario del conflicto también expuso el decano de la Facultad organizadora, Fabián Bicciré. Con sus matices, los dos expositores abordaron el tema a partir de la incapacidad del gobierno para manejar el conflicto, con el consiguiente desgaste institucional, analizaron el papel preponderante que cumplieron los medios de comunicación, y la ausencia en el debate de las empresas acopiadoras de cereal junto a los grandes propietarios de tierra, actores importantes a la hora de analizar la problemática.

En un intento por debatir con la comunidad el conflicto del campo, y el rol que debe ocupar la Universidad Nacional de Rosario, se realizó el primero de los seminarios abiertos a la comunidad, previstos para tener continuidad con otros expositores y temas. Con la participación de docentes, alumnos, y también de algunos chacareros de Federación Agraria procedentes de Arroyo Seco y General Lagos; el panel, que contó moderado por Franco Bartolacci, completó en primer término el marco político necesario para tratar de comprender las consecuencias que en definitiva traerá el conflicto en un futuro inmediato.

Para Bicciré, una de las razones más importantes para entender lo que pasó fue el papel que cumplieron los grandes medios de comunicación -especialmente Clarín y La Nación-, que además "tienen negocios concretos con las empresas agroexportadores en las exposiciones rurales. Estas empresas son las que defienden el proyecto económico agroexportador conectado a los grandes capitales financieros internacionales". El decano de la facultad de Ciencia Política sostuvo además que la estrategia de estos medios fue la de plantear el problema como si fuera una disputa entre el gobierno y el campo. "Se trata de un reduccionismo, propio de la construcción de la realidad que hacen los medios, muy inteligente como slogan", consideró.

Por su parte, Iazzetta expuso: "Si algo caracterizó a estos cien días de vértigo y de confusión; es justamente que en esta espiral de intolerancia y crispación hemos visto arrasar algunos de los activos que esta democracia había edificado". El investigador entiende que "cuando este gobierno asume, había indicios inquietantes de apatía cívica y de descompromiso que estaban presentes, y una gran indiferencia de la clase media urbana, que aún siendo beneficiada del crecimiento económico, votaba siguiendo consideraciones de carácter moral o institucional".

Iazzetta señaló que "ahí había una fuente de malestar que anticipaba, en cierto modo, un escenario diferente para un gobierno que había sido muy exitoso para salir de la crisis, pero que tenía ante sí un nuevo desafío que implicaba enfrentar nuevas demandas, más sofisticadas y refinadas. Cuando Cristina Fernández de Kirchner asumió era consciente de este cambio de escenario, y se comprometió a incorporar a la agenda del gobierno el tema de la calidad institucional, que había sido descuidada por el gobierno de su esposo".

En este sentido, el investigador de la UNR sostuvo que "había una expectativa razonable de que con el nuevo gobierno esas demandas iban a ser atendidas. Había; además, un agotamiento del modelo de gestión del gobierno anterior que debía ser revisados". Iazzetta cree que uno de los riesgos de esta crisis es "que se demoniza al Estado, que de alguna manera está expropiando recursos, ha caído bajo sospecha".

A la hora del debate sorprendió la presencia de algunos chacareros, que enterados del seminario se acercaron hasta la sede de gobierno de la UNR para escuchar a los expositores. Uno de ellos, Roberto Petrini, que llegó desde Arroyo Seco y se presentó como "un sobreviviente de los 90", explicó cuál es la situación de los pequeños productores; pidió que el Estado "no le meta las manos en los bolsillos a ciertos sectores", y destacó la "participación de los jóvenes universitarios en el panel".

Otro de los temas instalados en el debate fue el rol que debe cumplir la Universidad en el conflicto. Para Iazzetta, "hacia adentro, la Universidad tiene que ocuparse de cuestiones que tienen que ver con su realidad más inmediata. En el caso de una Universidad como esta, que está rodeada de una zona rural tan rica y estratégica para el país, me parece que esto debería ser un tema de investigación".

Para el investigador de la UNR, el sentido de este tipo de debates es preguntarse "qué podemos aprender de lo que sucedió y cómo salimos de acá. Esto es una crisis, francamente impensada y gratuita, que este país no se merecía. Es una crisis inédita, porque en realidad no hay condiciones objetivas que la provoquen y que podíamos haber evitado".

Finalmente, Iazzetta destacó que "esta crisis ya nos ha insumido muchísimas energías, y también puede convertirse en una situación de aprendizaje. Si esta crisis sirvió para reconocer el lugar importante que el Parlamento debe tener para dirimir las diferencias; si aunque sea tarde esto sirve para apreciar y comprobar que el Parlamento es la caja de resonancia de la sociedad; esto puede ser parte del aprendizaje. Sin embargo queda una cuestión pendiente. Mi impresión es que una vez que se resuelva la crisis -y ojalá sea resuelta pronto- lo que nos queda es un gobierno con la autoridad presidencial menguada".

Compartir: 

Twitter
 

Iazzetta y Bicciré dijeron lo suyo, ante un público heterogéneo que incluyó chacareros.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.