CULTURA / ESPECTáCULOS › MUSICA. PEDRO GUERRA LLEGA A LA SALA LAVARDEN MAñANA, CON VIDAS

"Lo que intento es ser honesto"

El cantautor español presenta su último disco, de tono intimista, concebido tras dos años de descanso. Afirmó que tocará básicamente esos temas, nacidos en una época "familiar". Es parte de la búsqueda de formas expresivas distintas.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Si de por sí buena parte de las canciones que conforman Vidas están atravesadas por un carácter de intimidad, la presencia en soledad de Pedro Guerra sobre el escenario de la Sala Lavardén permitirá apreciar sus obras en el formato primario del cual surgieron. Así, solo con su guitarra, el compositor español regresará mañana a Rosario para presentar su flamante lanzamiento discográfico, a tres años de su último paso por la ciudad.

En diálogo con Rosario/12, Guerra adelantó las características de esta nueva visita, en un show que se llevará a cabo mañana a las 21.30 en la sala de Sarmiento y Mendoza: "Creo que cada disco refleja el momento en que uno está. Vidas es un disco que surge después de un momento de descanso, un tiempo más o menos largo que me tomé, que duró dos años. A partir de ahí surgen unas canciones que tienen mucho que ver con eso que yo viví en ese momento, una época muy familiar, muy íntima, muy recogida. Entonces lo que estoy haciendo en esta gira es cantar las canciones de Vidas, sobre todo, y también hago un repaso por los otros discos anteriores".

La intimidad a la que alude Guerra no sólo se ve reflejada en las canciones, sino que además se torna explícita desde el arte gráfico del disco. Algo que, para el compositor, no fue premeditado: "Nada es preconcebido, sino que las cosas van surgiendo. Cuando compongo las canciones ni siquiera sé que el disco se va a titular Vidas, y una vez que se decide que se titula Vidas ni siquiera sé que van a aparecer las fotos de nuestros familiares. Una cosa va llevando a la otra, por intentar darle un significado a ese contenido global".

En relación a las temáticas que Guerra aborda en su nuevo disco, se sostiene cierta mirada crítica hacia Dios, la guerra, el amor y el agua que se hace presente en mares o ríos. "Esos temas están ahí, sin ninguna duda, pero tampoco creo que todo esto sea muy consciente --apuntó--. Pero si son cosas a las que uno vuelve será porque son cosas que están ahí, cosas que a uno le preocupan o interesan".

Por otra parte, el distanciamiento de Guerra del mercado, reforzó el concepto que el autor tiene respecto de sus obras, que considera deben reflejar sus sentimientos y no verse afectadas por la necesidad de alimentar a la industria. Aunque, según explicó el artista español, sus dos años sabáticos no tuvieron que ver con una intención de separarse de ese frenesí: "Me retiré porque me encontraba cansado. Llevaba diez años de mucha intensidad, de mucho trabajo, de una cosa detrás de otra y necesitaba reposar. Por eso he vuelto con las canciones que me apetecía hacer en ese momento. Y siempre fue así, siempre compuse las canciones que me apetecía hacer en cada momento. Lo que intento es ser honesto".

Vestidas por distintas rítmicas, en este nuevo material las obras de Guerra se van enriqueciendo a partir de los intereses estéticos del español, que detalló: "Intento hacer canciones cada día más completas, con un texto lo más elaborado y pensado posible junto a una melodía y una armonía lo más desarrolladas posible. Para ello también me apoyo en músicas que me gustan, como el bolero, el tango o el candombe, la ranchera, la música mexicana, cubana, el fado. Esos son toques que les voy dando a las canciones para no caer siempre en lo mismo, en la misma fórmula. Busco formas de expresión distintas, pero lo que intento es mejorar".

Si de autores se trata, el compositor admitió la influencia de "Atahualpa Yupanqui, Violeta Parra, pasando por José Alfredo Jiménez en México, o los compositores de boleros cubanos, pero también autores nuevos como Serrat, Sabina, toda aquella gente que ha logrado hacer canciones con un nivel de sentimentalidad y profundidad fuerte". Y no es un lapsus el de Guerra cuando nombra a Serrat y Sabina como "autores nuevos": en su país natal, la canción no atraviesa por un momento prolífico, algo que sí comenzó a ocurrir estos últimos años en Argentina. "Son épocas, en España no estamos en ese momento. Quizás los primeros 90 fueron un momento de vuelta a la canción, pero ésta no es la época", concluyó Guerra.

Compartir: 

Twitter
 

Pedro Guerra considera que el nuevo disco refleja su momento.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.