CULTURA / ESPECTáCULOS › KNOCK OUT EN ESPACIO MADMA

Herederos del mal

Hay un acontecimiento que une a los hermanos Méndez más allá del hecho de ser hijos de Armando Méndez, represor durante la dictadura militar: un suceso de carácter trágico sobrevolará el reencuentro de los Méndez y sus mujeres, a seis meses de aquella situación que los tuvo como víctimas y victimarios. Marcada por el suspenso y atravesada por el humor, Knock out focaliza en esa nueva reunión entre los hermanos y sus respectivas parejas, en una obra escrita y dirigida por Claudia Cantero que esta noche, a las 22, volverá a presentarse en Espacio Madma, Balcarce 837.

Protagonizada por Ignacio Amione, Carolina Torres, Alejandro García, Maximiliano Fonseca, Lucrecia Panzia, Lumila Palavecino y Juan Nemirovsky, la obra transcurre a seis meses del hecho trágico ocurrido en el country que pertenece a un poderoso empresario, suegro de uno de los Méndez. Sin embargo, hay un trasfondo que se hace explícito desde el ingreso a sala, según explicó Cantero: "La obra tiene un anclaje. Estos cuatro hermanos son hijos de Armando Méndez, un ex represor de baja jerarquía. Todo es ficcional, por supuesto, y el padre de estos Méndez estuvo involucrado en las 500 denuncias que se hicieron pero a las que no se les dio curso. Méndez estuvo involucrado en la desaparición de obreros de una de las empresas de Ignacio Martínez Roas, el empresario que es padre de una de las parejas de los Méndez y dueño del country donde ocurre la tragedia".

Y si bien no tiene vinculación directa con la trama, el conflicto entre el campo y el Gobierno disparó algunas reflexiones en el grupo. "Yo seguí muy de cerca el proyecto Carta Abierta en Buenos Aires, y una de las reflexiones que se hacía en ese espacio se llamó La Nueva Derecha --detalló Cantero--. Avanzado el conflicto lo que llamó la atención fueron algunos discursos que hacía mucho tiempo no se escuchaban, tan duros desde un lugar ideológico tan poco piadoso y tolerante. Entonces empezamos a pensar en la descendencia de la derecha, cuando la derecha era más clara, porque la posmodernidad nos ha metido en esto de que ya no hay discursos duros. En realidad, basta con que haya un acontecimiento para que los discursos aparezcan y salten".

"Entonces nosotros pensamos que si hay una derecha que produjo un golpe militar. A uno se le hiela la sangre cuando escucha algunas de las defensas a estos represores a los que, por suerte, ahora se los está juzgando. Nosotros pensamos en la descendencia como un posible lugar donde la derecha permanece. No porque éso sea una regla, sino que uno se toma las licencias de la ficción para narrar desde un lugar subjetivo. Por eso producimos ese anclaje, porque decidimos contar la historia del lado de `los malos`. Y también haciéndonos eco de este pedido de favores entre las grandes empresas y la dictadura militar".

Para elaborar todo ello el grupo mantuvo entrevistas con Lucía Brienza, becaria del Conicet especializada en los juicios a las juntas militares, y Federico Garat, abogado asesor de la agrupación Hijos. Inspirados entonces en determinados sucesos reales, elaboraron una ficción que transcurre en 2003, previo a la apertura de los juicios. Sin embargo, no es un carácter absolutamente trágico el que atraviesa a Knock out, según concluyó la directora: "A pesar de todo esto la obra tiene mucho humor".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.