CULTURA / ESPECTáCULOS › "LATENTE", OBRA TEATRAL DE LEONEL GIACOMETTO

La única verdad es el ensayo

 Por Julio Cejas

Latente: 7 puntos

Autor: Leonel Giacometto

Elenco: Fabiana Godano Daniel Vitale

Dirección: Leonel Giacometto

Sala: Teatro de la Plaza, Entre Ríos 1051

Función: Viernes a las 22


Con Latente, el dramaturgo rosarino Leonel Giacometto, cierra una trilogía que comenzó con Fingido en diferentes versiones, se continuó con Real y en menor medida se prolongó con otras derivaciones en Desenmascaramiento. En todas estas obras el ingenioso autor y director se explayó en uno de sus temas preferidos que es la relación entre el teatro y las formas en que se generan acontecimientos donde la realidad y la ficción se cruzan y no siempre están claras. A lo largo de esta nueva forma de abordar la dramaturgia y la dirección, Giacometto privilegió como procedimiento la elección del equipo actoral, que casi siempre influyó en forma determinante en el resultado final de sus propuestas.

En todas estas experimentaciones la elección de los actores resultó determinante a la hora de la resignificación de un recorrido que este incisivo creador rosarino se propuso y que alcanzó con distintas intensidades siempre perturbadoras para un espectador no informado.

De todas maneras estas propuestas, tanto en las funciones representadas en Rosario como en los diferentes festivales y ciudades en las que recaló, generó mayor perturbación en un público integrado por gente relacionada con el teatro y vinculada a la investigación.

Uno de los caballitos de batalla de esta poética más allá de todo lo que se ha dicho en la mayoría de los medios que reconocieron los méritos de una dramaturgia que desarrolla la clásica tensión del "teatro dentro del teatro" es la persistente diatriba contra los entes oficiales y personalidades reconocidas del teatro nacional, a quien Giacometto defenestra en forma irónica y contundente.

Esa forma que en Fingido lograba escandalizar a un sector del público que conocía los nombres y las instituciones a las que la obra hacia mención, en Real llegaba a los límites de lo exasperante y en Latente definitivamente termina por agotarse sin generar mayores sorpresas.

En Latente Giacometto vuelve sobre sus pasos pero con una escritura que se modifica a partir del trabajo realizado por Daniel Vitale fundamentalmente y en menor medida por Fabiana Godano. Vitale aporta su oficio y la ductilidad para cargarse en sus espaldas dos personajes que se fusionan y son la misma cara de un actor tratando de reflexionar acerca de ese momento fundante que es el ensayo.

Todo lo que pasa en un ensayo es parte vital de un material que el espectador no verá nunca, pero allí al decir del director Alberto Ure, "está la verdad de una obra". De todas maneras y más allá de la importancia que significa esta adaptación de la poética siempre perturbadora e innovadora en sintonía con una experiencia que se enriquece a partir de actores de la talla de Daniel Vitale, Latente no aporta nuevos elementos a los que ya se habían insinuado y desarrollado en uno de los mejores trabajos de esta trilogía que fue Fingido.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.