CULTURA / ESPECTACULOS › RODRIGO GRANDE, DIRECTOR DE "CUESTION DE PRINCIPIOS"

"Es una comedia inteligente"

"Está el espíritu del Negro", explica Grande, ante el estreno de la película sobre un cuento de Fontanarrosa, quien en su momento trabajó en el guión. "Es un film hecho para el público, como creo que deben ser hechas las películas", entendió.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Si bien los cuentos de Roberto Fontanarrosa se "corporizaron" hace apenas un par de años a partir de su llegada a la pantalla de Canal 7, Cuestión de principios ya venía gestándose con antelación, a partir de una idea conjunta entre el director Rodrigo Grande y el propio Fontanarrosa. Sin presiones, la dupla se deleitó con jornadas de trabajo que derivaron en una comedia que, según explica Grande, está atravesada por el espíritu del Negro, y que hoy llegará a las salas locales con las actuaciones protagónicas de Federico Luppi, Norma Aleandro y Pablo Echarri.

Incorporado a las mesas galanescas de Fontanarrosa y compañía, allá por el 2003 Rodrigo Grande comenzó a pergeñar una película mano a mano con el Negro, que al momento de seleccionar entre sus obras propuso a "Cuestión de principios" como un cuento apto para su conversión a la pantalla grande. "Siempre con el Negro hablamos de hacer una película. Yo venía de hacer Rosarigasinos, y en ese momento seguía dando vueltas por los festivales con la película. Cuando le propuse al Negro co-escribir le dije que él eligiese el cuento. Me dijo que había dos o tres posibles, y el primero que me propuso fue `Cuestión de principios`. Y ahí me parece que lo frené. `Es éste, Negro`, le dije, porque era un cuento que a mí siempre me había parecido que era el ideal para hacer una película", apuntó el realizador.

En diálogo con Rosario/12, agregó: "Una de las cosas que más me interesó es que la historia pareciera tratar sobre los principios, pero en realidad para mí se trata de la necesidad de ser querido. De cómo el discurso de uno, y hasta los ideales, pueden cambiar con tal de que lo quieran. En realidad la historia se trata un poco de éso, de la duda, de la necesidad de valorización de los demás".

El film cuenta la historia de Castilla (Luppi), un hombre maduro que mantiene férreamente códigos y formas que lo convierten en un caso excepcional dentro de la sociedad moderna. "Es un personaje medio anacrónico, que se quedó en el tiempo porque cree que éso era lo que debía hacerse, y en un punto el mundo le cambió. Son otras cosas las que necesitan de él para que lo quieran", apuntó Grande en relación a ese hombre que se verá tentado por su nuevo jefe (un yuppie moderno), y deberá poner en la balanza valores, afectos y dinero.

Responsable de la adaptación junto a Fontanarrosa, Grande (quien también adaptó las obras para su versión televisiva) admite hoy que los resultados sobrepasan los objetivos imaginados cuando, seis años atrás, comenzaron a trabajar sobre el cuento. "La verdad que supera las primeras ideas que teníamos --admitió--. El guión fue tomando una forma cada vez mejor. En realidad lo que pasaba es que el orgullo, el placer de construir con el Negro era un valor en sí mismo. Nos divertíamos mucho trabajando, hablando de Castilla, y lo hicimos sin apuro, porque nadie nos corría con los tiempos, era muy placentero. Entonces el guión que iba saliendo siempre iba siendo mejor de lo que esperábamos, porque era divertido hacerlo, y éso se terminó reflejando en la pantalla. Nos reíamos de Castilla todo el tiempo, de las situaciones en las que podíamos ir metiéndolo, profundizando un poco más el cuento".

En ese marco, para el director no hay mayores expectativas que las de divertir a los espectadores. "Es una película hecha para el público, como yo creo que deben ser hechas las películas. No hay una expectativa mayor en cuanto a que se note algo de la dirección. Las películas que me gustan, y que quiero volver a ver, son aquellas en las que te metés en la historia y disfrutás. Esa siempre fue mi intención con esta película. Y supongo que la gente va a encontrar el espíritu de Fontanarrosa en la película, es lo que de alguna manera siempre traté de mantener, la situación de que sea una comedia pero inteligente", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

El film cuenta la historia de Castilla (Luppi), un hombre maduro y "anacrónico".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.