CULTURA / ESPECTáCULOS › PINTURAS QUE POLEMIZAN CON EL ESPECTADOR

Obras que a veces son resistidas

 Por Iván Fernández

Se vienen desarrollando en Rosario diferentes iniciativas vinculadas a la pintura que han puesto sobre el tapete la discusión acerca de la participación del público en la conformación de la obra de arte. Los artistas que han salido a pintar en las calles han generado polémica en cuanto su metodología al producir arte, ya que la misma incluye la participación del público en su realización. Entonces: ¿espectáculo o producción colectiva? ¿Público quieto y observador o público participativo? ¿La obra sólo se expone o también se co construye? Estas son algunas de las cuestiones que los creadores involucrados parecieran estar ofreciendo para el debate.

Diferentes grupos de artistas han poblado en los últimos días numerosas esquinas de la ciudad con el fin de llevar a cabo la realización de sus pinturas a la intemperie y sobre objetos cotidianos.

Con tonos blancos se han lanzado a los parabrisas de los automóviles para realizar los trazos que colocaron directamente sus pinturas enfrente del público ocasional. Apenas se detienen los autos, los pintores componen una obra efímera que pronto se disipa dejando libre la visibilidad de los conductores.

Estas obras no están ajenas al circuito de producción y comercialización del arte: se intercambian algunas de ellas por monedas.

Algunos espectadores se rehúsan a participar del proceso en clara disonancia con estos métodos participativos prefiriendo, tal vez, conservar su lugar de público mirando a estos pobres artistas y sus obras como espectáculo, a una prudente distancia.

Como sea, los autos siguen circulando y los pintores pintando, abriendo una pregunta desde el arte que la ciudad no puede soslayar.

Es así que los vidrios pintados ofrecen una innumerable variedad de trazos que pronto se diluyen interrumpiendo y, al instante siguiente, dejando libre el traspaso de la luz por la superficie translúcida.

Según los curadores de esta muestra al aire libre, el andamiaje conceptual de estas obras permite varias reflexiones y la apertura de preguntas: ¿Es acaso que los artistas no deben interpelar al público y sólo exponerse como espectáculo? ¿O quizá deberían ocultarse (el famoso encierro del artista)? ¿Estas obras, estos artistas, sólo deberían mostrarse en los museos o en los medios de comunicación? ¿El arte no debería habitar las calles?

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.