CULTURA / ESPECTáCULOS › EL PRóXIMO MIéRCOLES, TOCA EN WILLIE DIXON, ISRAEL VIBRATION

Bucear en raíces del género

El trío jamaiquino se fundó en 1977 y se convirtió en una de las bandas Fundacionales del reggae. Su música se mueve entre lo tradicional de Burning Spear y las búsquedas melódicas de Marley. Y dejaron en claro su profunda ligazón con las creencias rastafaris.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Aunque poco analizado, el extraño comportamiento del público rosarino hace posible que, muchas veces, las propuestas de calidad no siempre logren una buena respuesta de convocatoria. Más bien, todo lo contrario. Porque salvo excepciones probadas, y quitando de la ecuación al segmento de espectadores que se repiten cuando la oferta es realmente interesante, las salas suelen colmarse cuando los aparatos mediáticos se ponen al servicio de una propuesta comercial. Ante esa situación, no resulta extraño que el hecho se repita dentro de un estrato musical puntual. Es el caso del reggae que, a pesar de ser uno de los géneros del momento, en Rosario parece responder a códigos comerciales e ímpetus de la moda más que a un acercamiento real al ritmo nacido en Jamaica y que tuvo a Bob Marley como su gran embajador a nivel global.

Para aclarar el panorama, basta con echar una mirada a la convocatoria que logran grupos como Los Cafres, que a fuerza de hits en las radios de onda, hacen de cada recital un desfile de modelos. Lejos también quedaron para grupos como Nonpalidece los shows en tugurios donde los verdaderos cultores del género descubrieron en la banda bonaerense un acercamiento honesto al reggae tradicional. Por estos días -incluso a pesar del afán de éstos últimos por no apartarse de sus preceptos estéticos , adolescentes en pose de conquista y treintañeros lookeados a la moda elevan a miles las entradas vendidas en cada show que las citadas bandas (y otras como los chilenos Gondwana) realizan en la ciudad. Algo que no se repite con artistas con un mayor trascendencia.

Prueba de ello fue el show que en abril de 2006 Alpha Blondy brindó en un Teatro Broadway que estuvo lejos de colmar su capacidad. Referente indiscutido del reggae desde que editara su primer disco en 1984, el músico de Costa de Marfil brindó un recital que, en Rosario, pasó desapercibido para la inmensa masa de fans del reggae. Esos mismos que algunos meses antes habían colmado el Humberto de Nito cautivados por la marca The Wailers, y que deliraron escuchando las reversiones del bueno de Bob Marley por algunos de sus viejos compañeros de escena.

Sin embargo, este miércoles 17 habrá una nueva oportunidad de chequear si los seguidores del ritmo jamaiquino se permitieron bucear en las raíces del género, cuando Israel Vibration llegue a Willie Dixon para repasar algunos de sus clásicos. Esos que comenzaron a construir en 1977, cuando los viejos amigos de la infancia Cecil "Skeleton" Spence, Albert "Apple Gabriel" Craig y Lascelle "Wiss" Bulgin se reencontraron en Kingston, Jamaica, y coincidieron en su devoción hacia Ras Tafari Makonnen (emperador de Etiopía a quienes los negros oprimidos de Jamaica asumieron como la reencarnación de Jehová). Convertidos a ese movimiento religioso originado en la década del 30, los tres amigos comenzaron a componer canciones que se movían entre el reggae tradicional de Burning Spear y las búsquedas melódicas de Marley y sus Wailers. Así editaron su primer disco en 1978, Same song, con el que dejaron en claro su profunda ligazón con las creencias rastafaris.

Dos años más tarde, lograron sostener el nivel con Unconquered people, donde comenzaron a mostrar también una faceta más contestataria, con canciones como "Mr. Taxman", donde denunciaban la crisis económica que atravesaba Jamaica como consecuencia de la crisis petrolera y las deudas con los agentes financieros internacionales. Tras un período que incluyó separaciones, viajes al exterior y reuniones frustradas, nueve años pasaron hasta que el trío volvió con Strenght of my life.

Una docena de discos (entre material de estudio, grabaciones en vivo y reversiones) los ligaron en los siguientes años a Ras Records, compañía con la que siguieron vinculados ininterrumpidamente hasta 1999, y con la que volverían a editar (ya en formato de dúo) Jericho (2000), Fighting soldiers y Live & Jamming, en 2003. Ya con Cellblock records, en 2007 publicaron Stamina, su última producción hasta el momento.

El próximo miércoles, entonces, el público local tendrá la posibilidad de reencontrarse con un fragmento de historia musical viva. O bien podrá esperar que las bandas del momento repitan las fórmulas que escupen las radios a diario.

Compartir: 

Twitter
 

El público local tendrá la posibilidad de reencontrarse con un fragmento de historia musical viva.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.