CULTURA / ESPECTáCULOS › FERNANDO VALLEJO MAñANA EN EL PARQUE DE ESPAñA

Reflexiones sobre la lengua

 Por Beatriz Vignoli

"Fernando Vallejo trae al país El don de la vida", dice la gacetilla de prensa y suena interesante. Mañana a las 19.30 en el Teatro Príncipe de Asturias del Centro Cultural Parque de España (Sarmiento y el río, con entrada gratis), el gran escritor colombiano nacionalizado mexicano presentará su novela de ese título y dialogará con el académico belga Jacques Joset, autor de La muerte y la gramática, un estudio crítico sobre su obra. Ambos libros han sido publicados recientemente por la editorial Alfaguara, que organiza el encuentro junto con el CCPE/AECID.

"Para tener su razón de ser la crítica debe ser parcial, apasionada, política", declaró Baudelaire. Y es en esta línea donde se ubica Joset ante su "Cèline antioqueño", advirtiendo desde el primer capítulo de su trabajo que se ocupará de "lo que en mi opinión es realmente importante en la obra de Fernando Vallejo: su escritura y relaciones con la Literatura, sus reflexiones sobre la lengua y usos de la misma, su estética que incluye la temática, su inserción en los géneros literarios sin excluir sus obsesiones hasta las más polémicas". Joset es doctor en Filosofía y Letras de la Universidad de Lieja (Bélgica).

Nacido en Medellín en 1942, masivamente conocido en el mundo desde que Barbet Schroeder llevara al cine su novela La virgen de los sicarios (2000), Fernando Vallejo publicó cinco libros de "autoficciones" bajo el título común de El río del tiempo. Ganó en 2003 el Premio Rómulo Gallegos por su novela El desbarrancadero. Como biógrafo y editor se ocupó de los poetas Porfirio Barba Jacob y José Asunción Silva. Como cineasta, escribió y dirigió tres películas sobre la violencia en Colombia. Como ensayista, escribió un libro de gramática del lenguaje literario y polemizó con Darwin en otra obra sobre la evolución y el ADN. A su ensayo histórico La puta de Babilonia (2007) lo definió el propio autor como un prontuario de crímenes del Vaticano.

En su rol de escritor como intrépido fiscal de la sociedad, Vallejo investiga a fondo todo lo que denuncia y lo expresa en una retórica hiperbólica, impulsado por lo que Joset llama su "inquietud personal contra el país nativo". En El don de la vida, el protagonista lleva una libreta en la que anota los nombres de los muertos que ha conocido, que ya suman 657. En un diálogo filoso, lo tientan a dar "una conferencita" donde le proponen hablar "De lo que quiera entonces, contra el que quiera. Contra Benedicto Dieciséis, contra Benedicto Diecisiete, contra Benedicto Dieciocho, contra Benedicto Diecinueve, contra Benedicto Veinte, contra Benedicto Veintiuno, contra Benedicto Veintidós, contra Benedicto Veintitrés, contra Tomás de Aquino, contra Duns Scoto". "De ir, sería a hablar de tango", responde ecuánime el personaje.

Compartir: 

Twitter
 

Vallejos es autor de la novela "La virgen de los sicarios".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.