CULTURA / ESPECTáCULOS › FINALIZA HOY EN SANTA FE LA SéPTIMA EDICIóN DEL ARGENTINO DE TEATRO.

Luces y sombras sobre las tablas

Organizado por la Universidad Nacional del Litoral, el encuentro ratificó el elevado respaldo de público del que goza.

 Por Julio Cejas

Esta noche finaliza en la ciudad de Santa Fe, la séptima edición del Argentino de Teatro, un encuentro teatral organizado por la Universidad Nacional del Litoral que volvió a ratificar el elevado grado de convocatoria que concita en un amplio sector del público local, que apoya con su presencia esta movida de carácter nacional. La programación se abre a las 20 en la Sala Mayor del Teatro Municipal con la obra "Luisa se estrella contra su casa", con dramaturgia y dirección de Ariel Farace. Esta reconocida propuesta narra las alternativas de Luisa, un personaje común que un buen día camino al supermercado reencuentra los lazos perdidos entre la realidad y la fantasía. Uno de los personajes le dice a Luisa, lo que podría tomarse como una de las claves para descifrar este premiado trabajo: "En lo imposible está la realidad" y esto dispara la posibilidad de transformar lo rutinario en una experiencia poética.

A las 21.30 en la sala del Foro Cultural, el cierre del Argentino, llegará como es habitual de la mano de la Comedia universitaria de la UNL que se presenta en esta oportunidad con "Edipo y yo", trabajo basado en textos de Sófocles, con dramaturgia y dirección de Edgardo Dib. El elenco integrado por Sergio Abbate, Guillermo Frick, Raúl Kreig, Claudio Paz, Marcelo Souza y Rubén Von Der Thusen, serán seguramente el mejor soporte profesional para un trabajo que lleva el sello de la mayoria de los productos generados por la Comedia local.

Una vez más el teatro rinde homenaje a los personajes de un clásico que tanto aportó a la teoría freudiana, a partir de aquellos memorables vaticinios que marcan el destino de Edipo: "matarás a tu padre y te casarás con tu madre".

Como balance de este año, el Argentino de Teatro mostró algunos altibajos en una programación que intentó conectar al espectador con las producciones de mayor impacto dramático que se generan en plazas teatrales tan importantes como Buenos Aires, Rosario, Córdoba y Santa Fe.

Dos de los mejores trabajos presentados hasta el momento, se pudieron ver al comienzo del Encuentro: "El tiempo todo entero", con dramaturgia y dirección de Romina Paula y "El bululú", de José María Vilches, con dirección de Mauricio Dayub.

A partir de una original lectura de "El zoo de cristal" del inmortal Tennessee Williams, la creadora porteña Romina Paula vuelve sobre sus pasos y resignifica un clásico tantas veces aggiornado a partir de sus propias obsesiones. En "El tiempo todo entero", Paula vuelve a contar con el talentoso trío actoral de "Algo de ruido hace", su anterior propuesta aclamada aquí por el público y la crítica: Pilar Gamboa, Esteban Bigliardi y Esteban Lamothe a los que se suma Susana Pampín, completando un sólido grupo que sostiene el recorrido dramático propuesto por la directora.

En el marco de una escenografía que recuerda en parte el set de la película "Dog Ville" de Lars von Trier, en el cual el personaje principal también se encontraba acorralado, Antonia elige vivir su vida al margen del mundo, como en un castillo de cristal, con la sola compañía de su hermano y su madre.

En la otra propuesta un dúctil e histriónico Osqui Guzmán le pone el cuerpo a un sentido homenaje al actor José María Vilches, con una historia que se cruza con sus orígenes donde se mixturan las máscaras y los trajes de las diabladas bolivianas con las otras infinitas máscaras de la Comedia humana que de pueblo en pueblo recorrían los actores transhumantes.

Nuevamente la obra "Carnestolendas", que viene recorriendo la mayoría de los festivales nacionales,demostró la validez de la experimentación teatral y la justificación de intervenir la escritura poética de García Lorca a partir del cuerpo trasvestido de la actriz cordobesa Camila Sosa Villada y su historia personal.

La nota opaca del Argentino de Teatro fueron espectáculos supuestamente ya aprobados en otros espacios pero que no estuvieron a la altura del resto de lo programado: "Cada una de las cosas iguales" escrito y dirigido por Alberto Ajaka, "Medieval" del cordobés Gonzalo Marull y "Sueño de una noche de verano" con la dirección del prestigioso Claudio Martínez Bel.

En principio habría que pensar si estas obras se encontraron con las salas apropiadas para sus respectivos planteos escénicos, más allá de este tema que es el caballito de batalla en la mayoría de los festivales nacionales, estos trabajos tienen un problema en común: la dramaturgia.

Ajaka y Marull son responsables de la escritura teatral que ellos mismos dirigieron y que más allá de ciertos planteos estimulantes ,terminan por perderse en laberintos que atentan contra la posibilidad de enriquecer las múltiples lecturas de estos trabajos.

En el caso de Martínez Bel que compartió el trabajo de versionar el clásico shakespeariano con Mariano Cossa, encargado de la dirección musical, el problema es más complejo ya que se vació de los múltiples significados a una de las comedias más enigmáticas y poéticas de Shakespeare.

Compartir: 

Twitter
 

"El tiempo todo entero", de Romina Paula, de lo mejor que se ha visto en todo el Argentino.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.