CULTURA / ESPECTáCULOS › NOVENA EDICION DEL FESTIVAL DE JAZZ EN SANTA FE

Un género que trasciende

La ciudad capital vivió intensamente la novena edición de su prestigioso encuentro, en el que se destacaron Gandini y Fatorusso.

 Por Pedro Robledo

Ratificando su consolidación, cerca de 2000 personas, durante cuatro jornadas, colmaron el Paraninfo de la UNL par ver una nueva edición del Festival de Jazz de Santa Fe, aquel que nueve años atrás diseñara la agrupación Santa Fe Jazz Ensamble, y que este año contó con el apoyo de la Dirección de Cultura de la Universidad del Litoral. La big band santafesina, dirigida por el trompetista Pedro Casís, es la impulsora del festival desde su primera edición en 1998. Sumando ahora al comité organizador a esa casa de altos estudios, el Festival tiene garantizada su continuidad, y planea un nuevo salto cualitativo para su décimo encuentro.

La Santa Fe Jazz Ensamble, que este año está cumpliendo sus 25 años, es la agrupación más antigua en su tipo de la Argentina, y trazó desde el comienzo sus objetivos de dar a conocer músicos del jazz local y generar este festival que, hoy junto a UNL, permite la visita de artistas de Argentina y del exterior. Pedro Casís, al respecto, refiere que "este año con la ayuda logística y financiera de la UNL, pudimos llegar a una programación de cuatro días con artistas que representan lo que nosotros pensamos debe tener un festival de jazz, tema de discusión en corrillos, mesas y prensa inclusive".

La diversidad de la programación fue un dato saliente y también un acierto, ya que con esa premisa la nutrida concurrencia pudo apreciar la tarea de Gerardo Gandini al frente del Ensamble, para concretar el estreno en Argentina de su Suite Tanguera, compuesta por siete temas escritos por el notable pianista para big band, con solos de piano, bandoneón y violoncello. Respecto al resultado obtenido en la presentación (llevada a cabo el pasado jueves a modo de apertura del encuentro) Gandini se mostró altamente satisfecho: "Fue fantástico encontrarme con una big band que funciona, yo creí que no había proyectos así en la Argentina. Esto se tocó solamente en Alemania ya que en Buenos Aires no hay big band. Un alumno mío, Gabriel de Pedro, pianista del Ensamble, fue quien me aseguró que acá había una orquesta que podía tocar la Suite y lo hicieron muy bien. Para mí fue realmente bárbaro".

Asimismo el pianista, ganador de un Grammy en el 2005, definió a su obra como "música contemporánea con sabor a tango. Como en Alemania la big band con la que la estrenamos contaba con músicos que hacían solos de jazz, quedó una mezcla extraña de música contemporánea, tango y jazz".

Mientras tanto, el Festival le permitió a Santa Fe mostrar en esta edición que tiene un músico instalado en la escena del jazz a nivel nacional y que crece aceleradamente con su propuesta basada en el repertorio creativo de John Coltrane. Se trata del pianista Francisco Lo Vuolo, que brilló en la segunda jornada, en la que también se apreció el trabajo de Roxana Amed.

La tercera jornada trajo la presentación de un asiduo visitante del Festival: Hugo Fatorusso. El pianista y acordeonista uruguayo regaló virtuosismo con el piano y agregó fragmentos con su voz. Ese mismo sábado, la Santa Fe Latin Jazz tuvo una noche muy especial, donde presentó su flamante disco Proyecto Tango. En ese marco, un segmento compartido con Hugo Fatorusso fue uno de los momentos de mayor repercusión en el público que colmaba el Paraninfo universitario.

El cierre del festival simbolizaba toda una exposición del criterio de diversidad de la organización, según lo explicó Casís. "La del domingo fue una experiencia única, arriesgada", dijo en relación a la actuación del Negro Aguirre, pianista, guitarrista y cantautor entrerriano que con su planteo folklórico de un nivel de sensibilidad supremo tocó con el Ensamble obras de Ellington, compartiendo el programa con la Antigua Jazz Band, sobre la que el director consideró: "Para nosotros, esta banda es el buque insignia de la armada de orquestas de jazz en Argentina, por mantenerse tanto tiempo en su estilo".

Después de arrojar un balance positivo para su noveno encuentro, la décima edición del Festival ya está en marcha. Tanto la Santa Fe Jazz Ensamble, como la Dirección de Cultura de la UNL, remarcaron el compromiso en la co﷓producción para el 2006. Damián Rodríguez Kees, director de Cultura de la UNL enfatizó que "uno de los ejes que tenemos es el de la continuidad. Nosotros cuando armamos un espacio como un festival de jazz, en este caso, una vez que se empieza y que se asume el compromiso decidimos hacerlo todos los años y mantenerlo. Para nosotros es muy importante trabajar en forma cooperativa con instituciones de la ciudad como ésta". Casís manifestó que "no sólo que la décima edición está en marcha, sino que ya hablamos con la UNL comprometiendo para el año próximo un festival con figuras internacionales y la invitación a compositores argentinos de vanguardia".

El jazz es un género que permite a músicos y seguidores, disfrutar de la música sin ataduras ni formas demasiado pre﷓establecidas. También quedó comprobado en Santa Fe, donde la programación sedujo a público de todas las edades y gustos musicales. Mientras tanto, en el hall del Paraninfo, se expone hasta el 24 de marzo una muestra de fotografías con la historia de la movida jazzera santafesina, con aportes del archivo del diario El Litoral y colecciones privadas, historia que arranca con las primeras orquestas de la ciudad. La muestra fotográfica, los conciertos y los encuentros de trasnoche, permitieron diagnosticar un futuro promisorio para el jazz en Santa Fe y un festival que merece repercusión nacional.

Compartir: 

Twitter
 

Los conciertos se realizaron en el Paraninfo. La UNL se sumó a la impecable organización.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.