CULTURA / ESPECTáCULOS › "LOS TELEFéRICOS", CORTOMETRAJE REALIZADO POR FEDERICO ACTIS

Una pileta con agua de mar

Parte integrante del film colectivo Historias breves VI, "Los teleféricos" de Federico Actis, propone una mirada poética, de fuerza intuitiva. Se estrena mañana a las 20, con repeticiones el fin de semana, en el cine El Cairo.

 Por Leandro Arteaga

Los teleféricos: 8 puntos

(Argentina, 2010)

Dirección: Federico Actis.

Guión: Federico Actis, sobre textos de Francisco Sanguineti.

Dirección de fotografía: Lucas Pérez.

Montaje: Lucio García.

Música: Alexis Perepelycia.

Intérpretes: Juan Nemirovsky, Mirko Buchín, Claudia Cantero, Miguel Franchi.

Voz en off: Guillermo Peñalves.

Sala: Cine El Cairo


Una manera de comenzar a desentramar a Los teleféricos tiene que ver con su disposición icónica cuadriculada. Como si se tratase de una serie de imágenes dibujadas sobre aquellas hojas que las profesoras de matemáticas acostumbraban solicitar. Un mundo, entonces, pensado y diseñado desde una sucesión uniforme de celdas y cuadraditos.

Ello opera como leit motiv visual: frentes, fachadas de viviendas, de hospitales, rejas, nichos de cementerio; pero también y sobre todo como sostén temático, argumental: como partecitas de un todo que se conectan entre sí, generacionalmente, rutinariamente.

El teleférico, por eso, como manera de acercamiento, de ayuda, entre el abuelo en el geriátrico (Mirko Buchín) y Lucas, el nieto (Juan Nemirovsky). Dos instancias de vida que se ligan por un mismo cable pero que se mantienen alejados, cada vez más. Por un lado, el abuelo y sus distancias breves pero mayores y más cansinas, minuto a minuto. Por el otro, Lucas y su tarea infructuosa de interesar por la compra de algunas de las celdas de la cuadrícula --departamentos, al fin y al cabo - a tantos ciudadanos ansiosos.

En un primer momento, el teleférico será el juego para armar, el regalo para el abuelo. Pero también, y a partir de allí, situación paralela respecto del auto viejo, otrora del abuelo, que ahora Lucas pretende desmembrar y volver a articular. Tantas piezas de encastre en un lado como en otro. Entre medio, los padres de Lucas --ellos también hijos, será útil recordar -, nexo que media y articula ambas instancias. En un caso, desde la impericia grisácea del padre (Miguel Franchi), por otra parte, desde el recuerdo materno (Claudia Cantero) de una brisa marina, aunque más no sea bajo la forma de un perfume de ambientes.

Son ecos los que reiteran estos vahos de tiempo atrás: el desodorante en forma de pino que cuelga del espejo retrovisor, más una infancia perdida de la que queda una impresión lejana del agua de mar en forma de pileta gigante. La concreción paulatina de un aviso publicitario --colores, slogan, marca registrada- culmina por amalgamar la respuesta final: la construcción del teleférico, la ayuda de Lucas al abuelo, el perfume cierto de las olas marinas, y la revelación del artificio que supone todo spray de olores en aerosol.

La decisión de Lucas, entonces, es de ayuda hacia el recuerdo, hacia el saberse parte de un mismo empujar, que culmina por demoler el aviso publicitario para ofrecer una vista ya ajena de cualquier mundo de cuadraditos ordenados, alejado de los pacientes que --en cómodas cuotas - se suman a una lista de espera mortuoria. Resolución que recuerda tanto a la muerte soñada por Tim Burton para su Gran pez como a la de aquella abuela hermosa que Ray Bradbury narrara en su Vino del estío: cansada ya de ver una y otra vez la misma película --como en los "continuados", le dice a Douglas Spaulding - la abuela explica que habrá de morir. Nada más hermoso: abuela y nieto se despiden.

Los teleféricos es un cortometraje realizado por Federico Actis, egresado de la Escuela de Comunicación Social (UNR) y de la Escuela Provincial de Cine y TV de Rosario. Fue ganador del concurso Historias breves VI, film colectivo producido por el Incaa, cuyo estreno tiene lugar mañana a las 20, en cine El Cairo (Santa Fe 1120). La grilla de las funciones se completa del modo siguiente: viernes, a las 22.45; sábado, a las 18 y a las 0.35; domingo, a las 22.20.

Completan la edición de Historias breves VI los cortometrajes Coral, de Ignacio Chaneton; El sueño sueco, de Gustavo Riet Sapriza; La araña, de Sihuen Viscaino; Alicia, de Tamara Viñes; La última, de Cristian Cartier; Rosa, de Mónica Lairana; Cinco velitas, de Paula Romero Levit y Michelina Oviedo; Arbol, de Lucas Schiaroli.

Los teleféricos fue también premiado con el Programa Estímulo a la Producción Audiovisual del Ministerio de Innovación y Cultura de Santa Fe, además de ser seleccionado para participar de la Clínica de Guión Cinematográfico del Festival de Artes Audiovisuales de La Plata, 2008.

Compartir: 

Twitter
 

Claudia Cantero y Juan Nemirovsky, en una escena de Los teleféricos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.