CULTURA / ESPECTáCULOS › "EL MIEDO, DOS VUELTAS DE LLAVE", DE GOICOECHEA SE ESTRENA HOY.

Tésis dramática sobre los miedos

En la obra hay tres personas intentando protegerse, salvarse del peligro que los acecha, y la pregunta fundamental es: ¿quién es el enemigo? ¿dónde está? ¿qué quiere?. Así está planteado este trabajo de enorme carga dramática que se estrena hoy.

 Por Julio Cejas

Esta noche a las 21 en la sala del CET (San Juan 842), se producirá el aguardado estreno de la obra El Miedo, dos vueltas de llave, último trabajo de Esteban Goicoechea, uno de los actores, directores y dramaturgos locales de mayor incidencia en la escena rosarina de los últimos años. Esta obra, escrita por Goicoechea en el año 2008, obtuvo este año en la ciudad de Buenos Aires el Premio C.C.M. Haroldo Conti 2011 y fue ganadora además de las Coproducciones 2010 de la Municipalidad de Rosario.

El responsable de este nuevo estreno, y de W! Noche Edipo (obra que se repone este mes y que fue escrita y dirigida conjuntamente con Miguel Bosco), compartió con Rosario/12 parte de sus investigaciones con respecto al tema del miedo y esta nueva etapa de su dramaturgia. "El miedo es una de las emociones más fuertes y penosas, paraliza, restringe el modo de relacionarse con los otros, empequeñece el mundo, aísla, en mi obra hay tres personas intentando protegerse, salvarse del peligro que los acecha, y la pregunta fundamental es: ¿quién es el enemigo? ¿dónde está? ¿qué quiere?", afirma Goicoechea acerca de la problemática abordada ,que va más allá de los miedos individuales.

Dos hombres y una mujer se encuentran encerrados en la oscuridad de un pueblo alejado, son tres personajes que según el autor de El miedo, dos vueltas de llave podrían funcionar como metáfora de la sociedad y conectarse con nuestra historia reciente. "¿Qué sucede cuando el miedo se propaga como la peste? cuando la epidemia del miedo se expande sin límites y entonces se transforma en una enfermedad arrojada a una sociedad con premeditación y alevosía, el miedo utilizado como herramienta de control y de sometimiento", dice el autor de Mirta Muerta.

En la obra que se estrena esta noche, Paula García Jurado, Ariel Hamoui y Gustavo Sacconi se pondrán en la piel de estos tres personajes que para exorcizar el miedo, recurrirán a un juego al que llaman "hacer la muerte", dentro de una estrategia dramática que, según su director, "explora con particular humor conceptos que se encuadran en los diferentes miedos, tanto intrapersonales como extrapersonales".

El tema del miedo aparece con la historia misma de la humanidad, qué vínculos establecería tú obra con los espectadores contemporáneos.

"El miedo como emoción básica, tanto individual como de una comunidad, está instalado desde siempre en las sociedades y nadie está libre de él, uno de los objetivos de la obra es poder abordarlo, comentarlo, tener una nueva mirada, ironizarlo y llegar a nuevas elaboraciones junto a los espectadores que se identificarán con los personajes, se trata de una obra que investiga las relaciones humanas en situaciones límites y sus problemáticas", dice Goicoechea.

- La experimentación en tu caso sigue abriendo canales de comunicación para incorporar a una cantidad más amplia de espectadores.

- Este espectáculo es el resultado de un año de trabajo, durante el cual, la investigación tuvo como objetivo el desarrollo constante de nuevas formas narrativas, uno de los ejes centrales es crear un encuentro diferente entre el actor y el espectador proponiendo nuevos niveles de percepción, apuntamos a que esta obra esté destinada a un amplio público y así poder compartir los resultados de un proceso de construcción que prioriza la calidad y el compromiso con la actividad teatral﷓plantea uno de los creadores del grupo Pata de Musa.

- ¿Cómo trabajas con los actores un material tan conflictivo?

- Trabajamos en conjunto para fundar el lenguaje escénico y la narración, como premisa, la obra existe primordialmente en los cuerpos de los actores y sus vínculos, se prioriza la actuación como forma estética, a través de improvisaciones, el grupo encuentra el tiempo y la forma de actuar la obra ,el entrenamiento actoral se basó inicialmente en lograr la sensación de miedo en los cuerpos de los actores.

La puesta en escena de El miedo... pretende, según su creador, sumergir al espectador en la madrugada de un cuarto poco habitable, donde los personajes conviven y esperan el amanecer. Dentro de esta perspectiva se eligió un vestuario viejo que marca el paso del tiempo sobre los personajes ,de la misma forma la escenografía y los objetos escénicos ayudan a crear la humildad y el abandono de esa casa.

"La puesta en escena está supeditada a las acciones dramáticas y a las emociones que fueron surgiendo del proceso de trabajo en los ensayos, buscando como principal efecto y recurso al actor y privilegiando la proximidad con el espectador, creando así una sensación íntima", argumenta el director.

Otra de las particularidades de esta propuesta escénica que contó además con la actriz Yanina Mennelli en la asistencia de dirección es la conformación de un staff cuyos integrantes pertenecen a distintos grupos teatrales de Rosario (Hijos de Roche, Pata de Musa, Punto "0" Teatro).

"Todos compartimos desde hace años espacios de formación e inquietudes sobre el quehacer teatral que nos han llevado a encarar conjuntamente este nuevo proyecto artístico bajo la modalidad de elenco concertado", comenta Mennelli, quien destaca también que este grupo enmarca su producción en "Teatro en Rosario", una asociación civil sin fines de lucro con personería en trámite, de la cual son socios fundadores.

Compartir: 

Twitter
 

Dos hombres y una mujer se encuentran encerrados en la oscuridad de un pueblo alejado.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.