CULTURA / ESPECTáCULOS › CINE. EL CAIRO EXHIBIó AMOR AMOR AMOR, OCHO CORTOS DE JóVENES REALIZADORES LOCALES

Los diferentes itinerarios del amor

Centrado en la ciudad, tal como las célebres películas París je t'aime y New York I love you, el film muestra ocho miradas sobre las relaciones, con el eje puesto en la ciudad y en iluminar de otra manera los sitios ya recorridos.

 Por Emilio A. Bellon

Un proyecto colectivo, atípico, aunque a veces presente en los borradores de tantos egresados de escuelas de cine, es el que ha tenido lugar en el cine El Cairo; hoy definido espacio comunitario, ámbito que, semana a semana, abre sus puertas ofreciendo variadas funciones para diferentes públicos. Y es así que, conforme a su política de dar a conocer y difundir la obra de los realizadores de nuestra zona, se ha estrenado Amor, amor, amor, este tan esperado film que reúne a jóvenes realizadores que alcanzan hoy, a través de diferentes propuestas, sus personales maneras de pensar uno de los vocablos más sentidos y explorados en la historia del arte, el del Amor, aquí jugado en su triple enumeración; desde un título que tiene y rememora un estribillo de alguna balada o de algún romance que alguna vez escuchamos acompañado por melodías de cuerdas de guitarra.

En su segunda función, la del sábado a las 20.30, a sala llena, tan pronto como se llegaba a la sala uno podía comenzar a disfrutar de lo que brindaban dos señoritas, La Jacinta Tango, vestidas a la antigua usanza, tal como entonces. Y paso siguiente, tras la presentación del film, con la presencia de algunos de sus miembros, entre ellos, Paula Barés, Ariel Luque, el productor general, Javier Mateucci y el montajista general y realizador del primer episodio Esencia, Javier Monzón, se procedió, tal como entonces, como tenía lugar en las salas de antaño, a un sorteo entre los presentes, en ese momento, tan esperado que la tradición hoy recuerda como el de Los Malcriados, capítulo infaltable que nos remite al tiempo en el que los seriales formaban parte de la programación general.

Con un prólogo que se ubica en un escenario acuático, y en el que las figuras femeninas se buscan desde sus miradas, Amor Amor Amor (Capítulo uno) abre su recorrido, para trazar diferentes itinerarios que se reconocen en un trabajo que tiende a marcar puentes sobre diferentes modos de vivir las relaciones de sentimentales; desde perspectivas que hablan de una escritura intimista como la que fluye desde el primer relato, notable juego sobre la temporalidad, sobre ese acercamiento pormenorizado sobre un recorte de gestos y actitudes de un estar frente a frente, sobre ese sombreado ralentizado del paso del minuto a minuto, acompañado por tres temas musicales que reconocen diferentes marcas de origen cultural; y entre los mismos, entre rostros, y pentagramas, ese sentimiento que está allí, que se instala, que se anima, que espera, que parte.

Como todo proyecto colectivo, y aquí la relación con los tan nombrados Paris Je t'aime y New York I love you son de obligada referencia (aunque este último aquí no se dio a conocer en sala de estreno), no todos los episodios gozan del mismo nivel de elaboración y de resolución.

Y es por ello que uno elige. Como cualquier otro espectador, elige de cada uno de los cortos, algún aspecto. Aunque de otros, la totalidad en sí mismo. Y otros, los menos parecen, por ahora, provocar indiferencia. Pero ¿cómo me puede dejar ajeno ese trazado de líneas que, recuperando, el grafismo infantil me cuentan una historia de amor? Como lo hace con esa economía de elementos Estefanía Clotti con Líneas de amor, con banda sonora interpretada por Javier Reynoso, en blanco y negro.

Y sí, ¡Algunos se atrevieron con el blanco y negro! Maravilla de acierto, casi una osadía en sí mismo, en este momento en el que el hiperrealismo satura la pantalla de color, sea para seguir un itinerario desde la lectura de Carver, con dirección de fotografía, notable, con incursiones en el espacio de una cabina de proyección, de Adrián Guterman, desde una lectura que acompaña mediante encuadres que gozan de una ordenada construcción y que siguen caminatas, deseadas, soñadas, encontradas, por lugares tan familiares, pero desrealizados por un montaje que se recrea.

Son fotografías, tres particularmente, tan bien en blanco y negro, las que nos ubican en los umbrales los tres espacios soñados y visitados por Dante, en ese viaje revisitado por tantas plumas: como la que ahora acerca Ariel Luque desde Realidad poética, con iluminación de Antonio Dayub, con una modulada y profunda voz que hace llegar la grave melodía de la lectura de algunos versos, envueltos en esa atmósfera que se va elevando desde La catedral sumergida, de Claude Debussy.

Y es así, entre el diálogo frente a frente de una hija con un padre desde sus limitaciones, en ese espacio de tensión, en ese territorio doméstico, o bien en ese correr entre las frías tumbas de un solitario cementerio, Amor Amor Amor va fluyendo hasta alcanzar esa mostración, desde un recorrido urbano, diferente para calles que saludan y homenajean a tantos enamorados, mientras allí, en el transitar de su oficio, un artesano artista del pincel (sueño de fileteador) diseña su propia obra firmada con un sonriente yo.

Desde un juego de búsquedas y posiciones, de entradas y salidas, está presente Pathos, que anticipa el cierre del film, bajo la dirección de Julia Bastanzo, con una puesta que define una particular ronda; que incluye un deambular y encuentros movidos por barquitos de papel. Sí, en ese mismo Pathos en el que reconocemos la huella de los versos de Oliverio Girando. Y como en toda historia de amor, Se pierde, se gana de Chula Navone, ya que hay espacios que se vacían, imágenes que se estiran, ausencias y tal vez alguien, ese otro, ahora esté golpeando tu propia puerta. Con subsidio de la Municipalidad de Rosario y apoyo de la Universidad Nacional de Rosario, Amor Amor Amor (Capítulo uno) se exhibirá próximamente en Centro Cultural Parque España, Cine Club Rosario y Museo de la Memoria.

Compartir: 

Twitter
 

Escena de Amor a gran escala (o el narcisismo de un artista), episodio dirigido por Tati Babini.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.