CULTURA / ESPECTáCULOS › MUSICA. SOSA PRESENTARá EN ROSARIO SU DISCO SOLISTA EL PILOTO CIEGO

Abril y su bandera poética

El ex integrante de Catupecu Machu y Cuentos Borgeanos inició su camino en solitario con un set de canciones que apuestan por la sutileza y con las que, asegura el compositor, busca homenajear a los grandes poetas del rock argentino.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Sostén rítmico del explosivo trío que, bajo el nombre de Catupecu Machu, aportó fuertemente a la saludable renovación del rock argentino a mediados de los 90, Abril Sosa decidió cambiar el rumbo y, en pleno auge de la banda, abandonó el rol de baterista para sacar a relucir sus condiciones de cantante y guitarrista al frente de Cuentos Borgeanos. Hasta que en 2010, después de ocho años y cuatro discos, realizó un nuevo giro y, en medio de unas prolongadas vacaciones en Nueva York, empezó a darle forma a las canciones que terminaron alimentando a El piloto ciego, su primer disco solista, con el que este sábado, a las 21, se presentará en McNamara.

Conformado por creaciones que privilegian un entramado vocal que resalta su tono poético, el disco en cuestión refuerza el vínculo del compositor con la canción. Muchas veces despojadas, las obras de El piloto ciego se revisten más bien de sutilezas, prestándose así para numerosas mutaciones. De hecho, el show en el local de Tucumán 1016 encontrará al cantante acompañado por Javier Herrlein en batería, Lisandro Olivera en bajo y Mariano Albergoli en guitarra, formación que ha impregnado una mirada propia a obras que evidencian su fortaleza a partir de su permeabilidad al cambio.

Así lo entiende el autor, que apunta: "Este disco tiene como esa cosa de songwriter, esa cosa de contar una pequeña historia, armar una melodía en base a una palabra. Entonces el primer plano es la canción en sí. Si bien tiene muchas cosas electrónicas, rarezas de sonido, es un disco que se puede tocar entero con una guitarra criolla. Pero también cuando empezamos a ensayar con los chicos el disco se modificó, y permití que show a show las canciones se reformaran. Así, en vivo, las canciones son otras. Creo que cuando la canción tiene una raíz fuerte la podés bombardear con cualquier cosa y sigue ahí".

Luego de tributar a (e inspirarse en) uno de los más grandes escritores argentinos, tras la disolución de Cuentos Borgeanos --disolución que fue más bien parate: la banda ha retomado los ensayos y publicará nuevo disco este año-- Sosa buscó referencias poéticas dentro del propio rock argentino. Con nombres puntuales, claro.

"Al momento de escribir las letras decidí viajar de nuevo a Buenos Aires, porque tengo una cosa muy melancólica, porteña. Este disco para mí es un homenaje a Cerati, Moura, Miguel Abuelo, mis maestros poetas, a Silvio Rodríguez. Creo que se perdió un poco en Argentina esa característica de la poesía en el rock, que también tuvo sus momentos en Charly o Fito", asegura Abril.

Y concluye: "De forma humilde y modesta trato de homenajear eso. Me parece muy triste que la poesía en el rock tenga como un plazo de extinción. En Argentina el escritor de rock era un tipo culto. Yo desconfío de los escritores que en su vida agarraron un libro. El amor por las palabras, su belleza, la búsqueda de construcción de los versos, te lleva a querer disfrutar desde otro lado. De alguna forma eso se perdió. Cuentos Borgeanos de alguna manera mantenía esa bandera en alto, y espero que este disco también aluda a esta cuestión. No resignaré eso".

Compartir: 

Twitter
 

Abril Sosa fue baterista de Catupecu Machu y líder de la banda Cuentos Borgeanos
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.