CULTURA / ESPECTACULOS › CELULAR Y PIDO GANCHO VUELVEN A LA CARTELERA ROSARINA EN FEBRERO

Unipersonales potentes en la escena

Celular, de Pablo Albarello, dirigido por Beatriz Mucci con la actuación de Ramiro Noirat, plantea una fantasía absurda sobre cómo reaccionaría una persona si, ante lo inevitable de la muerte, pudiese usar la tecnología para comunicarse.

 Por Julio Cejas

Dos unipersonales estrenados el año pasado retornan a la cartelera de febrero: Celular, del dramaturgo Pablo Albarello; en versión del actor Ramiro Noirat con dirección de Beatriz Mucci y Pido gancho, interpretado por el humorista Guillermo Blasco, sobre textos de Juan Pablo Giordano y la dirección de Diego Ullúa.

La versión local de Celular, según contó la directora, está planteada como "una fantasía absurda, entre lo risueño y lo reflexivo, situación que lleva al espectador a realizar un ejercicio de imaginación sobre cómo reaccionaría si ante lo inevitable de la muerte pudiese comunicarse con sus vínculos cotidianos solamente a través de la tecnología".

Esta propuesta se podrá ver en tres funciones programadas para los los días 21, 22 y 23, a las 21.30, en la Sala Teatral La Manzana (San Juan 1950). La puesta se estrenó el año pasado en la Sala Amigos del Arte, y fue el primer trabajo en grupo de un equipo que está buscando su propia estética.

Noirat y Mucci comentaron a Rosario/12 que pertenecen al grupo incipiente de nuevos actores y directores independientes que hace unos años han comenzado a mostrar sus trabajos creativos en las salas rosarinas; provenientes todos de una formación institucional que incluye trayectos de especialización permanente en diversas corrientes estéticas teatrales.

Noirat, egresado del Profesorado de Teatro, participó con anterioridad en dos propuestas: La injusticia de la justicia, escrita y dirigida por Graciela Sietecase y también Impulsos artificiales, de Lucía Madison, basada en la obra de Abelardo Castillo El que tiene sed.

Por su parte, Mucci intervino el año pasado en Domingo en la Trinchera, una obra colectiva dirigida por Aimé Lescano y fue autora de Color Desmesura, un trabajo en progreso que se generó en los productivos cursos de dramaturgia y montaje que coordina en Espacio Bravo la directora Romina Mazzadi Arro.

-¿Cuál fue la metodología empleada en este primer trabajo conjunto?

-El trabajo coordinado entre la dirección y la actuación, se fue desplegando durante el año pasado, con búsquedas intensas en cada ensayo, tratando de dar una mirada estética teatral propia, llegando a conformar una poética original sobre el texto de Albarello.

Al referirse a la puesta en escena, actor y directora, la definieron como "despojada pero potente", con muy pocos elementos que se despliegan. Se trata de objetos que se resignifican en cada situación propuesta en cada escena.

Pablo Albarello, que además de dramaturgo es narrador y periodista, estuvo presente el año pasado en Rosario, invitado a las funciones de dos de sus obras más reconocidas: Estocolmo, dirigida por Luis María Fittipaldi y Ruidos molestos, en la versión de Alesandra Roczniak.

En Celular, el autor nacido en Junín desarrolla la extraña historia de Bandi, un personaje que se despierta en calzoncillos, en un espacio desconocido, y con la sola ayuda de un celular a través del cual se irá poniendo en contacto con sus amigos, familiares, compañeros de trabajo, hasta ir descubriendo su verdadera y fatal situación.

Los integrantes del grupo reiteran el énfasis en lo austero de esta puesta en escena, con un aprovechamiento de los recursos técnicos, siempre al servicio del itinerario que recorre el actor en una escena minimalista.

"La sencillez de la puesta escénica, apoyada por música, sonidos y luces, tratan de enriquecer el registro de actuación de Noirat, que despliega en escena todo su potencial dramático, enriqueciendo el espacio teatral y los significantes que allí se reconvierten en la historia gracias a su actuación", dice la directora que también se encargó de la producción de la obra.

A la hora de reconocer el aporte de algunos realizadores en el armado de el trabajo, actor y directora destacan el del director Eduardo Ceballos, que influyó especialmente en la decisión última sobre la iluminación y la dirección de actores. Por su parte, en la búsqueda personal acerca de la materia sonora del espectáculo, Beatriz Mucci contó con la colaboración en el manejo y edición del sonido de Valentín Spurchisi.

Compartir: 

Twitter
 

Los responsables de Celular subrayaron la austera puesta de escena que se verá en Sala La Manzana.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.