CULTURA / ESPECTACULOS › LITERATURA. ANCORA, EL NUEVO POEMARIO BILINGüE DE LANESE

La lírica transatlántica de María

Publicado por la editorial Huesos de Jibia, el libro incluye obras en italiano y español. Cada poema se detiene en el punto exacto del vacío donde sólo hay espera y sonido, donde el nombrar y el decir son gesto mágico o música metafísica.

 Por Beatriz Vignoli

"No sé/ dónde se encuentran así las letras", pregunta María Lanese en el tercer poema de su tercer libro de poesía, Ancora. La pregunta fue formulada primero en italiano, con una leve diferencia de modulación: "Non so/ dove si trovano, cosi, le lettere". El título del poema ("Pompei/ Pompeya") designa aquel lugar que, cubierto en la antigüedad trágicamente por las cenizas del volcán Etna, fue meca de la búsqueda de la belleza sepultada de sus murales y también del amor.

Cabe sospechar que algo de esa búsqueda emprende María Lanese en este libro bilingüe, que fue publicado este año en Buenos Aires por la editorial Huesos de Jibia y que se presenta este viernes a las 19.30 en Mal de archivo (Moreno 477).

Nacida en Ripalimosani, Campobasso, Italia, el 5 de julio de 1945, Lanese llegó en 1949 a Rosario, donde se formó como psicóloga en la UNR. Sus dos profesiones (psicoanalista y cantante) parecen converger en su oficio de poeta, que en esta ocasión hace el trabajo de unir las dos orillas atlánticas de su vida a través de una traducción que es más bien reescritura.

Así, los "granelli di polline che cascano/ sulla curvatura dello specchio/ rescatando cicatrici" se convierten, en el espejo de la página impar, en "granos de polen cayendo/ por la comba de un espejo/ redimiendo cicatrices". Es como si el idioma de llegada optara por no conservar nada (ni la "curvatura", ni el "rescatando") del de partida.

"ancora" ("encore", en francés) significa "aún" en italiano. No sólo es el título del seminario 20 de Lacan sino que en castellano una tilde hubiera convertido la palabra en áncora, ancla, atándolo fatalmente. La lengua natal de Lanese no es el italiano sino el ripalimosano, que "algo se parece al italiano", como inicia ella su esperanzado prefacio. El libro fue escrito originalmente en italiano y completado en un viaje.

Inspirado y cuidado, "suena". Versión pulida y noble de posibles entradas en un diario de viaje (son recurrentes los eufónicos nombres propios de ciudades italianas a modo de títulos, a menudo lo único que la traducción conserva), cada poema se detiene en aquel punto exacto del vacío donde sólo hay espera y sonido, donde el nombrar y el decir son puro gesto mágico o música metafísica; imposible lugar donde "Aquel beso nunca dado/ no termina de agitar sus alas" ("Kiss en Ferrara"). O donde suenan "Campanas abiertas al milagro/ cada pulso/ un llamado que despierta a los ángeles/ que agita su tañido/ en la bóveda del mundo/ para decir aquí/ que ahora somos eso" ("Módena").

Es la de Lanese una escritura lírica femenina que seduce y emociona con su canto, y no la desvela el referente de su denotación, es decir que no se desespera (como el lógico Russell) por saber qué clase de proposición sería: "Todavía nada/ sólo densidad" ("Asti"), sino que engrandece y comparte el "Desmesurado silencio del deseo".

Lanese publicó también Sonidos Graves (2006), con collages del artista plástico Adolfo Nigro, y Mariposas en la lengua (2008). Participó de las antologías Poetas del tercer mundo (2008) e Italiani d'altrove (2010). Algunos de sus poemas fueron traducidos al serbio y publicados en revistas en ese idioma. Las tapas de su nuevo libro, que lleva contratapa de Ernesto Schoo, fueron ilustradas con la colaboración del fotógrafo italiano Carlo Ferro. Lo presentará la autora junto a otros dos poetas rosarinos: Hugo Diz y Ana María Russo.

Compartir: 

Twitter
 

María Lanese nació en Italia en 1945. Cuatro años más tarde llegó a Rosario.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared