CULTURA / ESPECTáCULOS › MUSICA. PUENTES INVISIBLES SE PRESENTA ESTA NOCHE EN PLATAFORMA LAVARDéN

Dos autores, una misma canción

El compositor rosarino Julián Venegas y su par cordobés Lucas Heredia plasmaron su afinidad estética en un disco donde ponen en juego a sus bellísimas canciones, que reinterpretan aquí en un delicado dueto de guitarras y voces.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Reconociéndose en la herencia de un mismo repertorio popular latinoamericano, el rosarino Julián Venegas y el cordobés Lucas Heredia se han instalado con fuerza en el mapa de la nueva canción argentina. Y si la posibilidad de recorrer sus correspondientes obras permitía ya delinear una afinidad creativa, la edición de Puentes invisibles potencia el efecto. Grabado y editado por Blue Room Producciones, el disco alterna canciones de ambos, que se prestan al juego de reinterpretarlas en formato de dúo, potenciando así una unidad estética firme, sólida, profunda. Dos autores fusionados, así, en una búsqueda compartida, en una misma y bella canción.

Sumando como invitados a Jorge Fandermole, Marcelo Stenta y Juancho Perone, la dupla recorrerá obras incluidas en Puentes invisibles, para incorporar también algunas visitas a nombres que marcaron su mundo sonoro. Un precedente artístico sobre el que Heredia reflexiona: "Me parece que hay una celebración sobre algo que creo acerca de que existe una especie de inconsciente colectivo profundo que va flotando en algunos momentos. Una especie de densidad que se va cosiendo entre lo que se ve y lo que no se ve. Eso va haciendo fuerza y ese volcán sale en algún momento con algunas personas. Creo que el disco es una celebración a eso maravilloso que es, si se quiere, una voz que nos precede, que nos va tirando esas pistas. Cuando nos juntamos con Julián hablábamos sobre temas del Negro Aguirre, de Fander, del Flaco Spinetta. Eso es lo más maravilloso, estamos hablando de una identidad grandísima. Y estamos en un momento histórico donde la palabra vuelve a ser importante, porque si bien nunca dejó de serlo, hoy hay muchos cantautores. Creo que es algo que nos abraza, nos hace sentir menos solos. Pero no somos voceros, sino que tiene que ver con algo que se deposita en uno, que lo único que hace es ponerlo en una canción de la mejor manera que puede. Creo que éso es el disco. Somos hijos de un momento en el que nos sentimos identificados, no nos sentimos solos y queremos responder a éso con estas canciones, aunque no lo digan directamente".

Luego de registrar las obras en sus distintos discos como solistas, y con formato de banda, en Puentes invisibles Venegas y Heredia optaron por una puesta despojada. "Por un lado estuvo la intención de potenciar lo más que se pueda a los instrumentos que elegimos, que son la guitarra y la voz, con otros arreglos, con ideas nuevas sobre temas que ya estaban hechos. Y, por otro lado, con la intención de mantener la idea del origen y la sencillez de las canciones", apunta al respecto el rosarino, mientras que Heredia amplía el concepto al afirmar: "Después de producir un disco, de grabarlo en el estudio, cuando vas cantando las canciones, van creciendo. A mí me pasa que uno aprende a cantarlas, hay partes de las canciones que terminan de cerrar cuando uno las pone frente a otros. Fue como una posibilidad de darle otra oportunidad a las canciones".

El nuevo abordaje, en tanto, no se limita a esta paleta sonora intimista (en la que, por otra parte, ambos se lucen como cantantes y guitarristas), sino que posibilitó una relectura, un compartir creativo. "Por suerte se dio que la mirada del otro influyó en las canciones --reconoce Heredia--. Cuando te encontrás con otra persona, como en este caso, y ves que lo que hizo con la canción está buenísimo, corregís un montón de cosas. Lo cual indica que la coincidencia entre ambos es mucho más grande. Yo tengo la idea de que las coincidencias estéticas son, en algunos puntos, coincidencias éticas, humanas, de la vida. Lo estético es qué priorizás vos, qué lugar le ponés a la palabra, cómo ponés la palabra en la vidriera".

"El nombre del disco tiene mucho que ver con la historia, con el origen de esas canciones --completa Venegas--. Que indudablemente tienen muchos puntos de coincidencia, por la historia de Lucas, por mi historia, y no sólo en lo que tiene que ver con la música. Hay personas con las que rápidamente sentís una afinidad. Eso es algo muy fuerte".

Con el peso autoral suficiente como para ser considerados referentes dentro de un movimiento cancionístico que sigue enriqueciéndose, con este proyecto conjunto Venegas y Heredia continúan aportando a la construcción de una red musical que se amplía por las provincias argentinas. "A veces se habla de la escena como una cosa abstracta. Creo que la escena es una cosa muy compleja, que tiene que ver con la situación económica, social e histórica a nivel país, y latinoamericana también, y que se teje a partir de las humanidades y las cuestiones ideológicas, en el sentido amplio respecto a la vida, el amor, el trabajo, el valor de la palabra", analiza el músico cordobés.

Y concluye: "Eso es algo que se va tejiendo. Y se dio mucho en el interior. Ahora se da que uno pueda hacer algo en su propio lugar, poder hacer su música y grabarla en las propias ciudades. Es fundamental que eso exista. Como solista me cuesta mucho pensarme fuera de mi lugar. Eso también hace que la escena nacional de la canción tenga un rostro, un tiempo y un pulso que configura esa fortaleza".

Compartir: 

Twitter
 

El compositor rosarino Julián Venegas y su colega cordobés Lucas Heredia
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.