CULTURA / ESPECTáCULOS › NUEVA EDICIóN DEL FESTIVAL DE JAZZ DE SANTA FE

Vigencia de los clásicos y nuevas formas

 Por Pedro Robledo

Desde Santa Fe

El Festival de Jazz de Santa Fe, que está concretando su 18va edición, sigue cumpliendo con la premisa de contener en su programación una gran variedad de estilos. Un público diverso, de un amplio abanico de gustos y edades, colmó el jueves la sala del Teatro Municipal para ver el arranque del evento. El programa inicial anunciaba las presentaciones de Rodrigo Domínguez Cuarteto y la Santa Fe Jazz Ensamble con Alberto Tarantini en el tributo a Cole Porter, dos propuestas disímiles y atractivas.

Domínguez mostró una propuesta novedosa, con formas del jazz contemporáneo y con amplio margen para la experimentación. Si bien es el líder y su figura está al frente del grupo, todos los integrantes se lucen con sus desempeños individuales. Agradecido con la atenta escucha, superó las expectativas propias y cumplió con la responsabilidad de abrir el festival.

"Este festival está dedicado desde su comienzo a Miguel De Martini, el fundador del Ensamble", comentó en el saludo inicial Pedro Casís. El actual director de la big band local recordó así al fallecido y recordado baterista. Antes de comenzar a sonar el tributo, Casís prometió "un Cole Porter en estado puro, con mucho swing". Una versión reducida del Santa Fe Jazz Ensamble tocó los arreglos que preparó Juan Carlos Cirigliano. La presencia del cantante Alberto Tarantini en la puesta significó una merecida valoración de la obra de Porter como melodista y letrista.

El repertorio forma parte de un show de dos horas que, con notable éxito, Tarantini y Cirigliano concretaron en la calle Corrientes de Buenos Aires. Y también del disco que ambos publicaron el año pasado en el sello rosarino BlueArt Records. A su correcto desempeño vocal, Tarantini agregó introducciones contando historias vinculadas con la creación de cada obra. Los arreglos de Cirigliano, que fue invitado a sumar su piano pero no pudo estar, permitieron el lucimiento de los solistas. Se destacó el dúo con Francisco Lo Vuolo en la versión de "Miss Otis regrets".

Anoche, la segunda jornada mostró en el escenario del Paraninfo de la UNL las propuestas de Pasajero Luminoso y Raskosky Hot Club, ambas de Buenos Aires. En la trasnoche, en el patio del Rectorado, los integrantes de Santa Fe Jazz Ensamble Jr. demostraban que en la escena del jazz santafesino siguen apareciendo jóvenes músicos producto del trabajo docente que realizan los referentes del género.

La impronta del festival sigue siendo demostrar la vigencia de los standars y ofrecer espacio a los músicos de estos tiempos que siguen potenciando la evolución del jazz argentino. En ese sentido, las clínicas y las master clases son espacios de formación que aportan a la idea central.

Para hoy sábado, también en el Paraninfo, se anuncian tres combos porteños: el cuarteto del contrabajista Pablo Basez, el grupo de la cantante Melina Moguilevsky y el ensamble Mingunos con repertorio de Charles Mingus. En el cierre, el ensamble del guitarrista Marcos Basso y el Grupo del Sur tocarán mañana en el Centro Cultural Provincial, este último celebrando sus treinta años de trayectoria.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.