CULTURA / ESPECTACULOS › ROTH Y FALCONE DAN LA CUOTA SEMANAL DE HUMOR NEGRO DESDE LA CONTRATAPA DE EL ESLABON.

Historietas para cambiar el mundo

Alguien lo tenía que decir es una de las pocas tiras cómicas locales que circulan en Rosario. Cuadritos de mirada lúcida, que descubre a un tándem de profesión creciente. El material son las "cosas que vemos todo el tiempo y no se dicen o se les lava el trasfondo político".

 Por Leandro Arteaga

¿Cuántas tiras de humor gráfico hay en la ciudad? Pocas. ¿Cuántos humoristas gráficos? Muchos. Entre los ejemplos felices, destaca Alguien lo tenía que decir, la dosis semanal de humor negro y crítico que la dupla Diego Roth (guión) y Maxi Falcone (dibujos) realizan para la contratapa de El Eslabón. "Hace año y medio que estamos dibujando en El Eslabón, además de hacer algunas cositas en Catrasca, semanario que acompaña a El Litoral y a algunos medios del interior", comenta el dibujante a Rosario/12. Admirador de Basil Wolverton y Robert Crumb, Falcone recuerda sus primeras experiencias con Esquizomedia, una tira "muy personal" que publicaba en un blog del sitio www.rosario3.com: "Salía cuando me acordaba o podía o tenía ganas". Pero lo mejor vino después: "Cuando aparece Diego y me propone hacer algo. Estuvimos cinco o seis meses preparando tiras con el propósito de que se movieran, y la presentamos en El Eslabón, donde nos aceptaron. Creo que es un medio que se amolda bastante a lo que nos interesa, desde los contenidos, las ideas, y el tipo de humor".

Por su parte, Diego Roth es alguien que ha mantenido activo el espíritu de la autoedición desde los tiempos de la Asociación de Historietistas Independientes de Rosario, actividad que suplió la amargura de los años '90, con revistas y editoriales cerradas. Desde su tarea más reciente, "venía de trabajar en la autoedición del periódico Micropolíticas (cuyas ediciones se encuentran disponibles en la web), pero el esfuerzo de autoeditar terminaba siendo muy costoso. Cuando me contacté con Maxi, descubrí también que es una de las pocas personas que conozco que fue capaz de renunciar a un trabajo con el propósito de tener tiempo para dibujar".

El dibujante aclara: "Por ese entonces, en el 2013, vivíamos una época cultural muy fuerte con la salida de la revista Orsai, que fue inspiradora. Nos hizo dar cuenta de que había lectores que no querían intermediarios. Me anoté en el taller de dibujo que ofrecía la revista, a cargo de Miguel Rep, y me aceptaron. Como había que viajar a Buenos Aires, en el trabajo que tenía no me dejaban ir, así que me dije 'ya fue, renuncio, viviré como pueda pero hago el taller'. Y acá estamos. Se pudo. Y bien. En otras oportunidades, he optado por lo seguro y me quedé muy arrepentido."

Sobre el humor político y negro que destila el dúo, dice Roth: "Alguien lo tenía que decir pasa por cosas que vemos todo el tiempo y no se dicen o se les lava el trasfondo político. Mi película favorita es Brazil, donde todo lo que sale mal es tildado de terrorismo. Explota una bombita de luz y es terrorismo, no puede ser que el sistema falle. Cuando en verdad, todo es parte de un mismo problema, que tiene que ver con la insensibilidad. Para volvernos más sensitivos, se necesita un cambio desde el sistema simbólico; ése es el lugar que encuentro, desde el que creo posible cambiar el mundo. Está claro que una tira no va a cambiarlo, pero sí va a incidir en la manera cómo nos relacionamos. Hay que cambiar la cultura para cambiar el mundo."

Conciente de que el humor gráfico tiene que ser claro, rápidamente legible, Falcone comenta que entre los cuatro o cinco guiones semanales que le propone el guionista, elige "esa buena idea que desde la primera lectura me haga reír. Después me preocupo por la resolución visual y la cantidad de texto. Creo que los mejores guiones de Diego son aquellos donde el texto es una oración de dos o tres palabras, y la descripción ocupa dos o tres párrafos". Roth, en tanto, considera a Falcone un dibujante "muy complejo, con muchos recursos gráficos. Empecé a pensar los guiones a partir de sus dibujos, de su estilo".

Otro factor que ha incidido positivamente en el desempeño del tándem, lo significa las inamovibles fechas de cierre. "En ese sentido, El Eslabón potenció mucho nuestro trabajo, porque nos dio una periodicidad a la que responder, nos obliga a tener que tener la tira lista cada viernes, para que sea leída el sábado".

Compartir: 

Twitter
 

"El Eslabón es un medio que se amolda bastante a lo que nos interesa, desde los contenidos, las ideas, y el tipo de humor".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.