CULTURA / ESPECTACULOS › CINE. CONTINUA LA SEGUNDA SEMANA DE CINE ARABE EN ROSARIO

Películas que comparten culturas

Paneles y proyecciones conforman la programación de la nueva
edición de LatinArab. La cultura árabe y el cine como una de
sus bellas artes. Las funciones se extienden hasta el domingo.

Una segunda edición significa que el espacio se consolida. Esta es una de las principales virtudes de LatinArab Rosario, Segunda Semana de Cine Arabe, iniciada ayer y con continuidad hasta el domingo. Las sedes son varias, y ocupan las salas de Cine El Cairo, Museo de la Memoria, Espacio Cultural Universitario (UNR), Arteón, Asociación Médica de Rosario y Sociedad Libanesa de Rosario (la programación puede consultarse en www.cinefertil.org y Facebook/LatinArab Rosario). La organización corre por cuenta de Cine Fértil e Imaginero del mate, con adhesión de numerosas entidades. Además, y el país a homenajear en esta oportunidad es Túnez.

Se trata de una semana valiosa, dedicada a pensar y reflexionar sobre la cultura árabe, con el cine como una de sus bellas artes. Basta con reparar en los estereotipos culturales que Hollywood construye, así como en su primacía en cartelera, para tener una impresión sobre quién ocupa el lugar hegemónico y cuáles son los menos beneficiados. El cine árabe es importante, tiene títulos y realizadores notables, pero ninguna difusión. "LatinArab ofrece un mapa diferente de imágenes, que viene a dialogar, a encontrarse con los espectadores. Creo que es esto lo que debe ilusionar a los realizadores, a las pequeñas industrias audiovisuales del mundo árabe, en el afán de poder llegar con sus películas a otros públicos, para decir: ¡mírennos, compartan con nosotros!", explica Daniel Soso, productor y coordinador ejecutivo de LatinArab Rosario. "Es una semana de cine, una muestra expandida del festival que se celebra en Buenos Aires, que ya va por su sexta edición, y que terminó en septiembre", agrega.

Hoy a las 20.30, la función apertura será en El Cairo con la proyección de Mil hojas (Millefeuille, Túnez/Francia, 2012), un film de Nouri Bouzid, dedicado a retratar la realidad tunecina desde dos niñas, en contradicción con los dogmas religiosos y culturales de su tradición. En otro orden, la referencia que hace Soso al Festival propiamente dicho es propicia, porque la mayoría de los films a exhibirse destacan en función de premios y reconocimientos. Como es el caso de Mother of the unborn (Egipto/EAU, 2014), de Nadine Salib, documental con mención especial del Jurado LatinArab 2015, que se podrá ver mañana a las 18.30 en el auditorio de la Asociación Médica de Rosario (España 401). El film transcurre en un pueblo del sur de Egipto, donde la tradición dicta la necesidad de ser madre, deseo que persigue desde hace años la mujer que la cámara de la realizadora retrata.

En la misma sala, a las 21.30, será el turno de Out on the street (Egipto, 2015), ganadora del LatinArab 2015. La película de Philip Rizk y Jasmina Metwaly es de un registro fascinante, protagonizada por los trabajadores de la Fábrica de Almidón y Glucosa de Egipto, primero privatizada, luego desmantelada. Son los mismos empleados quienes dramatizan las escenas, a la manera de un taller de teatro, en donde recrean los diálogos, las discusiones, las medidas de fuerza, la humillación policial, así como cuestionan las promesas de un modelo económico que desbarranca mientras produce la riqueza de unos pocos. Out on the street da cuenta del arte como herramienta expresiva, política, catártica, pasible de ser utilizado como arma poética, contra la cual sólo cabe la ignorancia, la altivez, la estupidez. Se trata de una película extraordinaria, capaz de emparejar las problemáticas de los trabajadores más allá de sus fronteras.

Compartir: 

Twitter
 

Out on the street, ganadora del LatinArab 2015.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.