CULTURA / ESPECTACULOS › HISTORIA DE UNA SUBASTA EN 1951

La colección Vassallo

 Por Pablo Montini *

La gestión de Hermes Binner se distinguió con proyectos innovadores en el área cultural; sin embargo, la nueva administración socialista aún no ha podido iniciar una política clara y continua de adquisiciones, política que además de saldar deudas con las colecciones tenga como correlato la activación del mercado del arte.

Pero sobre todo la realización de un claro y ejecutable proyecto de adquisiciones pondría en evidencia un notable avance en la gestión cultural del Estado. (En 2005) el edil Alberto Cortés (PSA) presentó un proyecto para hacer efectiva la devolución de las piezas de arte que estuviesen en los edificios municipales o en despachos de funcionarios a los museos, sus propietarios. Su proyecto fue vetado; aunque no se sabe qué tendría pensado hacer con los edificios públicos despojados de los beneficios de las bellas artes.

Una sugerencia al edil es que empiece por casa y proponga formar una colección de arte en el mismo Concejo Deliberante. Una colección con un presupuesto asignado, un comité de adquisiciones, sobre un tema determinado, con un curador/conservador responsable. Y si lo logra, seguramente obtendrá algunos votos extra, incluyendo el del que esto escribe.

Además, repararía el daño realizado en 1950 a la cultura de esta ciudad, cuando la administración municipal de entonces decidió poner en subasta pública los elementos más destacados de la colección artística del Doctor Bartolomé Vassallo, legados en 1943 a la ciudad con el fin de que en su casa se estableciera el "Museo Vasallo". El remate tuvo como fin conseguir recursos económicos para hacer efectiva la mudanza del Concejo Deliberante al espacio que acababan de despojar.

De esta forma el peronismo, alimentando su fama de "movimiento inculto" en una de las tantas batallas simbólicas con la "oligarquía", liquidaba, entre otras cosas de alto valor artístico e histórico, una excelente colección de pintura francesa del siglo XIX, además de una pintura de Bernaldo de Quirós, una de Emila Bertolé y dos del español Meifren.

La subasta se realizó por orden y cuenta del Concejo Deliberante de Rosario en diciembre de 1951, allí salieron a remate el mobiliario, los relojes, la escultura y la pintura francesa del siglo XIX que el Dr. Vassallo había coleccionado a lo largo de su vida. Sólo unas pocas piezas se salvaron, algunas quedaron en lo que fuera su residencia y otras se encuentran en el Museo Histórico Provincial de Rosario Dr. Julio Marc.

Es a la administración municipal en su conjunto a quien se debiera reclamar una política cultural en bellas artes.

* Fragmento del ensayo M.I.D.A. (Mercado Inexistente Del Arte), Cultura Pasajera Ediciones, Rosario, 2005.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.