CULTURA / ESPECTáCULOS

Muchas citas cinéfilas y un collage por momentos caprichoso

Lo mejor de "La peli", el nuevo trabajo de Gustavo Postiglione, radica en su planteo inicial, con Carlos Resta como protagonista central. Después, el film decae por la redundancia de parlamentos.

 Por Leandro Arteaga

La peli 6 puntos

Dirección y guión: Gustavo Postiglione.

Fotografía: Héctor Molina.

Montaje: Lucio García.

Música: Iván Tarabelli.

Intérpretes: Carlos Resta, Darío Grandinetti, Norman Briski, Noelia Campo, Jazmín Stuart, Raúl Calandra, Natalia Oreiro.

Duración: 120 minutos.

Salas: Monumental, Village, Showcase.


La peli puede ser entendida como parte de una trilogía. También no. En todo caso, sí es esta tríada la que ha dado a conocer el nombre y el trabajo de Gustavo Postiglione desde un nivel mucho más masivo. Entre El asadito y el film que nos ocupa ﷓cuyo intermedio corresponde a El cumple﷓ podemos aseverar el reconocimiento mayor al que aludimos. De hecho, La peli significó el premio como mejor actor a Carlos Resta en el último Festival de Cine de Mar del Plata.

El film de Postiglione se dedica a transitar, desde una voz en off lejana, sin una identificación témporo﷓espacial precisa, lo que podríamos precisar como una suerte de cruce entre un diario íntimo y un diario de rodaje. Quien habla y protagoniza el film es Diego, realizador que vestirá los rasgos, de acuerdo con el transcurso argumental, de los actores Carlos Resta, Darío Grandinetti y Norman Briski. (El mejor de los tres, sin dudas, por composición y presencia ante la cámara, es Resta).

El rodaje en cuestión se vuelve para Diego impreciso, lleno de dudas, las cuales parecieran encontrar su razón y desvelo en la figura de Ana (Noelia Campo), mujer que desoculta una pasión que progresivamente roza con el amor. Entonces Diego desaparece, la película queda inconclusa, y la búsqueda de Ana prima como obsesión, tanto para su vida como para la película que intenta ﷓tal vez infructuosamente﷓ sobre sus vidas.

Desde este lugar, comienzan entonces a concurrir al relato otras preocupaciones. Las preguntas sobre si la película es política o no, sobre si el amor es un tema usualmente menospreciado o trivializado, las dudas ante la tan temida y mentada respuesta del público (fantasma que nunca cobra forma), la relación tirante con los críticos y los medios, entre otras.

A nivel expositivo, La peli visita todos estos lugares. Tal vez no del modo más figurativo. Hay un algo, digamos así, explicativo que el film de Postiglione asume como rasgo propio. De este modo, lo que pudiera resultar sugerido, culmina por ser evidente. Son éstos los momentos donde La peli se vuelve discursivamente lineal. Cuando, por ejemplo, enuncia ideales que encuentran en el busto de Eva Duarte su significado, su concepto unívoco (la metáfora, entonces, se corroe, queda trunca); cuando la imagen de afiche callejero del candidato político sufre una pintada obvia; cuando, en suma, el protagonista se asume como alguien desajustado al medio que le rodea, por ser portador de, tal vez, cierta clarividencia de los hechos, de lo vivido, de lo cinematográfico.

Lo mejor de La peli radica en su planteo inicial, con Resta como protagonista absoluto. Actor que, cuando ausenta a su personaje ﷓así como en Familia rodante, de Pablo Trapero﷓, significa un antes y un después en la progresión dramática. Luego hay desmesura. Algunos parlamentos redundan. Algunas secuencias no agregan demasiado (como la que protagoniza Natalia Oreiro). Y el leit﷓motiv musical marca una presencia reiterada, retórica, en su juego de anclaje ante la imagen.

Hay muchas citas cinéfilas en La peli. Godard, Pasolini, Welles, Truffaut, se mezclan en un collage por momentos caprichoso, sea tanto desde las palabras de los personajes como desde los recursos narrativos. También como nombres casi olvidados. Ana, en este sentido, es el asidero y la sorpresa para Diego. Su juventud no le impide no saber, no conocerlos. De nuevo, entonces, el desajuste que mencionábamos. Razón por la cual, podemos pensar, ambos terminen alejados o, antes bien, expulsados de sus lugares cotidianos, de ese mundo con el que casi no se corresponden.

Compartir: 

Twitter
 

El film se dedica a transitar una suerte de cruce entre un diario íntimo y un diario de rodaje. "La peli" puede ser entendida como parte de una trilogía, que comenzó con El Asadito.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.