CULTURA / ESPECTáCULOS › RAUL CASTRO, EL LETRISTA DE LA MURGA CHARRUA

"Es una Falta y Resto nueva"

Es la primera vez que se realiza una obra teatral que tiene como epicentro una murga. El personaje de la obra es la murga "Anarquía", que cuenta la leyenda del Viruta, el personaje que la lideraba. Los uruguayos la presentan hoy, por primera vez, en la ciudad.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Casi treinta años después de haber comenzado a desandar su extenso vínculo con la murga, Raúl Castro, el emblemático letrista de la Falta y Resto, no duda al afirmar que con Anarquía la histórica agrupación montevideana ha marcado un punto de inflexión no sólo dentro de su propia currícula, sino para la historia misma de la murga charrúa. Y son varios los factores que le permiten asegurarlo. Por un lado, la presencia de músicas compuestas especialmente para las líricas del espectáculo que esta noche a las 21.30 se presentará en la sala Lavardén. Por el otro, la transformación de la murga en el personaje central de un show que ya no se ofrece como concierto, sino como puesta teatral.

Consciente del cambio radical, Castro no teme cuando, en su diálogo con este medio, afirma: "Es una Falta y Resto nueva, de pé a pá. Puede no gustarle a alguna gente, sin duda va a haber alguna gente a la que no le guste, pero seguro no van a decir que ya lo vieron antes". Ante tal aseveración, el letrista y director general de la obra profundiza en la historia que dio pie a la renovadora propuesta de la Falta: "Diría que es la primera vez que se realiza una obra teatral que tiene como epicentro una murga. El personaje de la obra es la murga Anarquía, que cuenta la leyenda del Viruta, el personaje que la lideraba. Es un personaje muy particular, porque conjuntaba algo del Quijote, de Cantinflas, de Minguito Tinguitela, de Carlitos Chaplin, de Sandrini. Esa cosa de estar siempre al lado de los más humildes y en contra del poder establecido. Y él lo hacía de una forma muy especial, porque para `atacar los cimientos de la sociedad burguesa`, como decía él, utilizaba los versos de acción directa, que son una cosa muy novedosa que suceden entre canción y canción, y que van hilvanando la historia".

"Es una historia atemporal, porque sucede a lo largo de todo el siglo pasado y también principios de este, porque tiene dejos de actualidad. Es ahí donde invitamos a la gente a concurrir. Tiene por primera vez músicas totalmente inéditas, y realmente la historia del Viruta convulsionó el ambiente del carnaval montevideano. Lo hemos hecho en otros lugares y han sucedido cosas parecidas, así que estamos esperando que suceda lo mismo en Rosario", completa Castro en relación a una historia inspirada en aquel personaje "que se la pasaba preso por ser el primer escrachador de burgueses, patrones y burócratas, que denunciaba y se oponía a las injusticias sociales y liderando su murga". "Tiene mucho de realidad, pero como todos los personajes legendarios tiene una parte real y otra inventada por la propia leyenda, y eso me parece lo más rico de la historia, que la gente deduzca qué parte de la historia es verdad y qué parte es invención del creador, de quien la cuenta", apunta Castro.

Mientras tanto, la atemporalidad a la que se refiere el director se refuerza a partir de una trama que gira alrededor de la eterna brecha entre humildes y poderosos: "Tiene que ver con la utopía de la organización del hombre, del ser humano. La Falta siempre ha tratado de ser un reflejo del tiempo en que vive, y en un momento en que proliferan los gobiernos progresistas en América Latina, donde el mundo político por lo menos va hacia un lugar por el que los tipos de mi generación de alguna manera lucharon, creo que es obligación del artista colocarse entre la realidad y la utopía, siempre. Por eso es que el Viruta aparece hoy, más que nunca, diciendo esos versos anárquicos. Y puede sonar hasta anacrónico por las cosas que dice y por el lenguaje que utiliza, muy inocente otras veces en su pretendida grosería y muy quijotesco, siempre. Me parece que ésa es la obligación del artista, decir `el sueño es posible`".

La presencia de esa trama guionada por Castro quedó disponible para la adaptación musical, lo que dio pie a un primer cambio: la composición de temas originales por parte de Felipe Castro, hijo del director. "Nunca una murga había sido hecha con música para la letra. Siempre se han adaptado músicas de otros, pero esta vez es Felipe el que hizo toda la música. Y arranca con mucho rocanrrol, pero también hay desde aires de bossa nova hasta murga pesada, murga candombeada. Porque el Viruta también es atemporal musicalmente, y eso creo que es lo que entendió Felipe. Anarquía quiere decir todo funcionando bien en completo desorden".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.