CIUDAD › TRASLADARON AL COMISARIO DE LA SECCIONAL DE ARROYITO

Tarjeta amarilla para Lodolini

La decisión la tomó el subsecretario de Seguridad, ante posible complicidad entre el jefe policial y la barrabrava.

Las intimidaciones públicas de las que fueron objeto el jueves pasado el técnico de Central, Carlos Ischia, y el vicepresidente del club, Oscar Salcedo, tuvo ayer efectos colaterales en la jerarquía policial. El titular de la comisaría 9ª, Humberto Lodolini, con jurisdicción en la entidad de Arroyito, fue trasladado a la comisaría 6ª por disposición del subsecretario de Seguridad de la Provincia, Gustavo Peters. En la institución auriazul sospechaban de complicidad entre el comisario y los barrabravas, aunque la versión oficial, brindada por el titular de la Unidad Regional II, Ricardo Ruiz, señala que Lodolini fue desplazado por la fuga de dos presos sucedida en su dependencia policial. De igual modo, antes de que el funcionario provincial disponga estas medidas fueron amenazados, también con pintadas anónimas, otros dos directivos de Central.

Luego de que Ischia y Salcedo fueron amenazados y descalificados con pintadas en el centro de la ciudad y en el predio que el club tiene en Granadero Baigorria, las autoridades de la entidad, tras reunión de Comisión Directiva, decidieron llevar su inquietud ante Gustavo Peters,

subsecretario de Seguridad de la Provincia. Al funcionario se le solicitó custodia para los cinco directivos del club, pero además se le entregó precisiones sobre quiénes podían haber realizado las intimidaciones, que no son otros que los barras, y la sospechas de que los violentos canayas mantienen algún tipo de relación de complicidad con las autoridades de la comisaría 9ª.

Peters fue advertido de la situación en forma personal por las autoridades del club y horas después de recibir el requerimiento ordenó desplazar al titular de la comisaría 9ª, Humberto Lodolini, quien pasó a dirigir la 6ª, donde su máximo responsable, Hugo Fornero, a su vez fue nombrado para conducir la dependencia que tiene jurisdicción en la institución de Arroyito.

Esto fue confirmado a este diario por el titular de la Unidad Regional II, Ricardo Ruiz, quien ofreció como explicación del enroque de autoridades una versión que no está vinculada a la conflictiva vida interna del Central. "Se tomó esta decisión porque ayer (por el jueves) en la comisaría 9ª se fugaron dos presos", apuntó Ruiz. El escape se produjo luego de un conflicto entre los convictos, donde para preservar la vida de quienes luego se evadieron fueron ubicados transitoriamente en un sector de seguridad intermedia, en el cual pudieron ganar la calle tras saltar por una ventana. Y por eso se le abrió un sumario interno al cuestionado comisario.

De igual modo ayer fue otro día de pintadas. En este caso los agredidos fueron el secretario de actas Marcelo Facciano y el protesorero Miguel San Martín. Al primero de ellos le inscribieron leyendas públicas en las adyacencias de su domicilio y al segundo en los alrededores de su lugar de trabajo.

Respecto a las pintadas, ayer Ischia le quitó trascendencia."No es grato leer eso, pero realmente me tiene sin cuidado", confió el entrenador, quien luego abundó: "Duele porque a nadie le gusta leer cosas así en contra de uno y además creo que son injustas. Pero bueno, hay que aguantar. No sé a qué atribuirlo. No tengo certezas de por qué pasó esto. Pero no me preocupa el tema, realmente".

Compartir: 

Twitter
 

El frente de la seccional 9ª.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.