CARTELERA › DECOMISARON 14 KILOS DE COCAíNA EN EL NOROESTE

La policía llegó hasta el kiosco

La policía, esta vez la Federal junto a las Tropas de Operaciones Especiales, allanó un puesto de venta de drogas en Empalme Graneros, y arrestó al joven que estaba a cargo del lugar. Se decomisaron unos 14 kilos de cocaína, según la información oficial. El procedimiento se realizó ayer al mediodía, por una orden de la Justicia Federal originada en denuncias anónimas de vecinos.

La investigación había comenzado en mayo pasado, luego de que una serie de llamados anónimos señalaran una precaria vivienda de La República al 6300, en el noroeste de la ciudad, como un kiosco encubierto de estupefacientes. Tras reunir algunos indicios que dieron crédito a las denuncias, el juez federal Marcelo Bailaque libró ayer una orden de allanamiento sobre el lugar apuntado.

Sobre el mediodía, una numerosa partida de agentes policiales apareció de repente en la cuadra de La República, entre Barra y Cullen, y rodeó la manzana. El operativo lo encabezó la delegación local de Drogas Peligrosas de la Federal, con apoyo táctico de las TOE.

El subcomisario Gustavo Cerna, a cargo del procedimiento, señaló que sus hombres vigilaban la vivienda desde hace más de un mes, hasta que comprobaron que allí se vendía cocaína, tal como habían señalado en el vecindario. Ayer cuando entraron por sorpresa, en la casa se hallaba un joven solo, con un revólver calibre 32 que no alcanzó a esgrimir. El muchacho, menor de edad, quedó detenido mientras los agentes requisaban las habitaciones. Así encontraron unos diez paquetes de clorhidrato de cocaína prensado, de alrededor de un kilo cada uno, y 1400 dosis de la misma sustancia, pero de una mayor pureza, que llegaron a pesar otros cuatro kilos.

El allanamiento se produjo poco más de una semana después de que un procedimiento antidrogas de la Policía Bonaerense en el barrio Las Flores causara malestar en el Ministerio de Seguridad provincial, cuyas autoridades lo consideraron como una intromisión. El fiscal nicoleño Héctor Tanus, que había ordenado aquella misión, había deslizado que no avisó ni a la Justicia ni a la policía santafesina para evitar que el operativo fuera desbaratado de antemano. Tras la reacción del Ejecutivo santafesino, la semana pasada la policía provincial allanó una cocina de cocaína en el Bajo Ayolas y el ministerio que conduce Raúl Lamberto mandó una topadora a destruir la casilla de Ayacucho al 3800.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.