CONTRATAPA

Superficies de placer

 Por Homs

El siguiente texto fue escrito sobre la muestra Eduardo Serón. Un obstinado buceador de las formas que se llevó a cabo en el Museo Castagnino de Rosario en el 2009. Alteraciones en la tensión arterial de la electricidad produjeron la muerte irreversible de la computadora que le daba cobijo. La Empresa Provincial de la Energía, única culpable del lamentable deceso, me puso nuevamente frente a él reclamándome deudas inexistentes. Entre las facturas que demostraron mi inocencia apareció, ¿de milagro?, una copia de este panfleto puesto a vuestra consideración desde este momento. En lo particular creo que frente a tanto fantoche jactándose de su ignorancia, frente a tanto desdén conceptual y a tanta mediocridad imperante casi por todos los flancos, frente a tanta obra horrible, hela aquí, triunfante, a la pintura de Serón.

Reconforta a la inteligencia quedar a merced de muchos cuadros de Serón. Tal vez se pierda un poco de norte, más la intuición saldrá halagada. Frente a determinadas imágenes lo mejor es no ofrecer ninguna clase de resistencia.

Serón el pintor ejerce el finísimo arte de manifestar con belleza. En su peculiar pulcritud el cosmos es un sitio tan sofisticado.

Entre todos esos hermosos cuadros la coherencia se libera de su pesada carga.

¿Qué vemos?

¿El caos del equilibrio? ¿el desajuste de la proporción? ¿la regularidad de la asimetría?

La vida se mueve, la idea también. La pincelada liba del deshabitado espacio.

El cambio perenne, el ulular mismo de la esencia, le inquiere con color al sentido.

Lo que flota en esos cuadros ¿es instinto o raciocinio?

Bajo el aspecto de preguntas arriban las formas a bailar sobre el lienzo.

Convite sensorial que el ojo acepta antes de que el cerebro pueda pestañear.

¿Qué parte le compete más al todo? ¿Qué componente le es propio a la nada?

El abismo del paraíso y la tranquilidad del averno.

La idea primigenia y la subjetivación extrema se condenan, se contagian, se entrelazan en armisticios más sangrientos que las batallas.

Estampida de cuestiones.

Mi desarmonía es ardiente, pero no irresponsable ha dicho el pintor.

Qué así sea.

***

Guión que cedo a quién sea capaz de realizarlo. Si bien es cierto que la edición será pieza clave, la pulsión del refinamiento deberá primar siempre sobre todo. Obviamente estaré presente para verificar que todo se realice con la altura que el acontecimiento requiera. "En el vacío radiante", sería un título acorde.

Exterior. Día.

Una mujer muy bella en pleno noviembre arriba al museo Castagnino. Audrey Hepburn sería la actriz ideal, una criatura perfecta a la altura de los cuadros sobre los que se va a detener a meditar. Esa silueta negra contrasta en el violeta de tanto jacarandá. La cámara se fija en sus pies subiendo la escalera del hall de entrada. Describir la torneada línea de sus tobillos es redundancia.

Interior museo.

Una escultura de Lucio Fontana capta su mirada. Siguiendo una corazonada, y sin detenerse ante ninguna de las otras obras expuestas, llega a la sala central. Dos cuadros enormes le confieren al entorno otro ámbito, otra inclinación al piso, otra aceleración a la gravedad. Volúmenes mentales en proceso, sustancia y vaho, azar y perseverancia.

Esos cuadros no se hacen en un día, esas estructuras mentales tan libres sólo son capaces de sostenerse en un estricto rigor formal. Son dos Serón, de la serie "De las señoras formas", dos crescendos, uno azul y rojo el otro, que sin aplastar se vienen encima. Son dos cuadros tan cinematográficos. Sutileza de alto impacto. Vibración pura desentienda de la estridencia. Ante ellos la interpretación es una liebre riéndose de los perros que anhelan acorralarla.

Se sucederán muchos planos de la dama sobre las obras.

Bellezas de diferentes estratos en cópula sobre la pantalla.

Un haz vuelto poesía. El concreto abstracto.

La inteligencia a veces puede ser tan visual...

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.