CONTRATAPA › FOTOGRAFIANDO LA ZONA

Vientos

 Por Adrián Abonizio

* La expresión "ir a tomar viento" es una expresión informal que se utiliza para decir que algo sale mal, un asunto fracasa o un proyecto se desvanece. Esta expresión también se puede encontrar como "mandar a tomar viento" con el mismo significado. Es una expresión bastante gráfica. Cuando se dice que una persona quiere "tomar viento" quiere decir que quiere "airearse, respirar aire fresco ya que ha estado confinada en un espacio cerrado como una casa, un puesto de trabajo". Ella lee y al mirar alrededor suyo, piensa en una gran tempestad que lo arrastre todo. Incluída ella misma.

* En el barrio al descubrir a alguna persona con retraso o falta de comprensión, las vecinas, piadosamente repetían la frase "la agarró un viento". El, siendo niño se imaginaba soplidos horrorosos provenientes de quien sabe que infecto centro emisor de males. "La sopló el diablo una noche y se quedó así", decían de su vecina. Por eso, aprovechando el ejemplo, aconsejaban rezar antes de dormir.

* "Los molinos han caído pero el viento permanece". Frase atribuída a Van Gogh acerca de la continuidad perseverante del trabajo a pesar de los pesares. Y lo decía uno que nunca pudo vender un solo cuadro en vida pero que hoy una mísera acuarela suya se encuentra valuada en millones. Paradojas de los buenos y los malos vientos.

* La palabra "viento" viene de la raíz latina ventus. El viento se origina de la diferencia en temperatura entre la tierra y el mar y la rotación del Planeta; contiene energía cinética (de movimiento). Pero esto a él no le satisface y sigue pensando que lo producen gordos angelotes de mejillas infladas, tal cual lo viera en la Enciclopedia Estudiantil. Cuando anda mareado lo atribuye a que uno de esos querubines ha tomado vino de más.

* Designaban "viento" a desgraciarse y emitir un sonoro pedo audible en las cercanías. Aquello le pareció fabuloso: Todo un signo de respeto y cordialidad que sólo usaban las personas de bien para no ofender. Por eso, lejos de esconder el sonido y el perfume, empezó a pedorrearse naturalmente delante de cualquiera. Claro que luego de un tiempo lo empezaron a echar a escobazos.

* Cuando la pelota pasaba cerca zumbando el palo se solía gritar arrastrando la "o" final: "!Vientooooo!". Como una forma de desafiar al que había osado mancillar la fortaleza propia y designando al viento como aliado de la fortuna.

* "Las olas y el viento y el frío del mar", graznaba insistentemente Donald por la radio. Fue un éxito comercial rotundo. Un amigo, músico excepcional lejos de maltratar la obra la rescata: La canta en portugués y la armoniza de tal modo que suena excepcional. Milagro de la mano maestra y también que la casualidad, los hados buenos ayudan de vez en cuando a los papanatas.

* Otro milagro de las paradojas entre lo monstruoso y lo mágico: Canción del Jacarandá es un tema bellísimo cantado por Palito Ortega allá por los sesenta y tantos y que fuera compuesto por María Elena Walsh. Aquel que dice: "El viento como un brujo vino por acá, con su cola barrió el dibujo del jacarandá". Extraña, hermosa y brutal sincronía entre un alma superficial y una profunda. Aquí, indudablemente, reaparecen los hados en su total esplendor.

* Luis Alberto Spinetta, el espíritu encantado y señorial de Buenos Aires siempre en muchas de sus canciones nombraba al viento de una manera sonora y magestuosa. El aire que no pudo retener en sus pulmones en la hora final es el que sobregastó en su obra poética llena de ráfagas, sudestadas, lluvia y ventiscas. "No queda más que viento" auguraba el mago flaco mientras se estaba despidiendo.

* Cuando arrecia el calor y todo está quieto las almas se predisponen mal, se achatan se achaparran y se destiñen. Pero al primer movimiento de alguna hojita, la presunción exagerada de una tormenta de verano, esas mismas almas renacen: Lo mismo sucede cuando se descubre una buena pintura una música nueva, un buen libro. El amor. Frescura de viento y alargamiento de la vida.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.