CORREO

Salud

Las máximas instancias institucionales han premiado a la provincia de Santa Fe destacándola como ejemplo en el abordaje de la pandemia de la Gripe A. Cabe resaltar que tal elogio subraya, al mismo tiempo, la incoherencia y falta de orientación general a nivel nacional. Bastan las estadísticas disímiles (¡hasta cómo se cuentan los muertos!) para darnos cuenta que lo que hubo (y sigue habiendo) es falta de planes, es decir, un empirismo rayano en la irresponsabilidad.

La intención de la presente es reflexionar sobre algunas cuestiones que nos parecen fundamentales a la hora de hacer un balance sobre lo ocurrido hasta este momento.

La experiencia santafesina debe ser destacada, pero creemos justo que este reconocimiento se haga también a los que estuvimos en la primera línea de batalla en el combate de esta pandemia: los equipos de salud de los diferentes niveles de atención de las Redes Municipal y Provincial. Profesionales y no profesionales que redoblamos los esfuerzos en pos de garantizar los cuidados de salud que la población requería ante este flagelo. Personal de salud que desde hace mucho tiempo viene cumpliendo tareas en defensa de la salud de la población y que lo hace en condiciones de precariedad (contratos basura, malas condiciones de infraestructura y de trabajo, salarios muy por debajo de lo que se necesita para vivir dignamente). Trabajadores que entendiendo la gravedad del momento decidieron autolimitar las medidas de fuerza.

Es notable que en la provincia del ejemplo, se haya movilizado en pie de lucha el sector más explotado y precarizado de la salud: los profesionales en formación. La carestía crece. El multiempleo también. Los salarios siguen congelados.

Las felicitaciones que los gobiernos provincial y municipal han hecho a sus trabajadores por la actuación durante la pandemia nos reconforta. Pero es hora que esas felicitaciones se traduzcan en hechos concretos. Porque no hay salud pública sin condiciones de trabajo dignas.

La Mesa de Negociaciones de la que participa nuestro Sindicato continúa trabajando para acelerar el cumplimiento de los acuerdos logrados (en especial, todas las medidas tendientes a la desprecarización laboral, inclusión de los trabajadores sociales en la ley 9282, cambio agrupamiento, etc). Pero no podemos esperar a la primavera para descongelar los salarios. Así, no podemos pasar el invierno.

María Fernanda Boriotti

Si.Pr.U.S.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.