CORREO

Retrocesos

En los últimos días y a raíz de las informaciones internacionales, en modo especial ligadas a nuestra Sudamérica, nos hemos desayunado con que en tres de las naciones cuyos límites concuerdan con nosotros sobre el este y el oeste -concretamente me refiero a Brasil, Uruguay y Chile-, puede observarse un crecimiento social envidiable, respecto al acierto y progreso de sus esquemas económicos.

¿Y nosotros..? ¿Qué? Cada día peor. Pasan los meses... pasan los años, las décadas. Y seguimos como la formación de un tren en vía muerta.

Lo nuestro se parece a un calco de esos juegos, donde se avanza dos casilleros, y tras cartón se retrocede cinco, y así infinitamente.

Pero por qué. Sabe por qué. Si no lo sabe yo se lo explico, ya que es muy fácil darse cuenta.

Ocurre que las personas lúcidas y decentes, que las hay por cientos de miles en nuestro país, al ver este panorama aterrador en todo sentido, prefieren abstenerse de participar, a no ser en lo que atañe a su propia familia.

¿Quién podría involucrarse por ejemplo en una nación donde la justicia, uno de los pilares esenciales de la convivencia, literalmente no existe?.

Todos hemos asistido a hechos aberrantes como la entrega regalada de los recursos naturales, la aduana paralela, el famoso blindaje económico de los 90', y tantos desfalcos más.

¿Y que pasó con sus responsables? Las causas, como la caída de un castillo de naipes, prescriben una tras otra. ¿Y entonces..?

Felipe Demauro

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.