CORREO

Cesárea

Cada uno de los doce meses del año tiene sus particularidades diferentes en nuestro país y en el mundo. Aquí en Argentina el frío empieza a distender su modorra permitiendo lentamente el paso oportuno a los brotes de la naturaleza. ¿Será por ello que agosto es el mes de la Obstetricia? ¿Será por ello que el 31 de agosto es el Día de la Partera?

El nacimiento del ser humano viene ligado a costumbres, historias, anécdotas, y tiene su trayectoria. En los orígenes, la mujer se asistía en soledad. Prontamente la encontramos acompañada por otra que oficiaba de "partera". Comedidas mujeres que sumaban su experiencia, dando ayuda a la madre y al niño como podían. Seguramente así debe haber nacido tan loable profesión. Madres y abuelas las tienen en su memoria, imborrables.

Luego se profesionalizó la actividad y las jóvenes que abrazaban la carrera, concluían con su título universitario preparadas para ejercer una de las actividades más bonita de la vida. Es historia. Y como tal modifica constantemente sus modos, sus concepciones.

Aún hoy el parto natural sigue siendo la intención de los que saben que la naturaleza es perfecta.

Todos sabemos que en este mundo moderno el disenso en esta materia también está presente. La cesárea "aliviadora" de dolores, horas de angustia, y noches de vigilia, ha venido a alterar ese ritmo natural. El hombre se cree más sabio que la naturaleza y pretende transformarla. Sino ¿cómo se explica el alarmante y creciente número de nacimientos quirúrgicos?

Convengamos que el advenimiento de una cirugía moderna con anestesia adecuada, salvaguarda vidas que quizás de otra forma podrían perderse. Eso es maravilloso. El disenso mencionado cuestiona la cesárea "innecesaria".

Tomando las estadísticas como testimonio, vemos que la presencia de las parteras dentro del equipo de obstetricia disminuyen el número de cesáreas. Muchas de nosotras fuimos llamadas con premura a trabajar en sanatorios cuyos "excesos quirúrgicos en los partos" eran sancionados por las autoridades que exigían su disminución.

En la actualidad, Chaco tiene su Escuela de Obstetricia. La Plata, la UBA, y la Provincia de Entre Ríos una carrera binacional que se dicta en Concepción del Uruguay y Paysandú, en Uruguay.

En estos lugares los partos naturales han vuelto a ser mayoría. Notable ¿verdad?

Lo fundamental es que no por ello la morbi mortalidad materno fetal se haya visto modificada. En la Provincia de Santa Fe se está diagramando un programa posible para la reapertura de la Carrera de Obstetricia.

Edith Michelotti

Obstétrica

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.